Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Profundidad  
 
01/03/2009 | Rusia - Medvédev es tan sólo una marioneta, las decisiones en Rusia las toma Putin

Rafael M. Mañueco

Borís Nemtsov, es, junto con el ex campeón de ajedrez, Gari Kaspárov, cofundador del movimiento de oposición ruso Solidarnost (Solidaridad), creado en diciembre pasado. Nemtsov fue gobernador de Nizhni-Nóvgorod, ministro en uno de los Gobiernos de Borís Yeltsin, diputado y líder de la Unión de Fuerzas de Derechas (SPS). Este grupo se disolvió en noviembre y sobre sus cenizas y las de otros partidos liberales surgió Solidarnost. Nemtsov es autor de varios libros y asesoró al presidente ucraniano, Víctor Yúshenko.

 

-¿Cómo caracterizaría la situación que vive Rusia actualmente?
 -Durante los años en los que el presidente fue Vladímir Putin y ahora con Dmitri Medvédev, la consigna del Kremlin ha sido «destruir a los adversarios políticos y aplastar todo vestigio de oposición». En Rusia, la oposición es difamada y perseguida, contra ella se aplica la censura en los medios de comunicación. Los periodistas críticos son asesinados, véase los casos de Anna Politkóvskaya y Anastasia Babúrova, o sometidos a un duro acoso. Es decir, la principal característica de la actual situación en nuestro país es la total ausencia de libertades políticas.

-Hay quien opina en Occidente que en Rusia existe mayor libertad de expresión que en China, por ejemplo.

-En nuestro país hay listas negras de políticos que, bajo ningún concepto, deben aparecer en televisión. Puedo mencionar, además de a Kaspárov y a mí, al que fue primer ministro Mijaíl Kasiánov, al ex diputado Vladímir Rizhkov y al antiguo consejero económico de Putin, Andréi Illariónov. Hay temas que son tabú y que no pueden someterse a debate público. Cito algunos de ellos: la corrupción en los altos niveles de la Administración, las relaciones entre Putin y los grandes magnates, la situación en el seno de las Fuerzas Armadas y el funcionamiento interno de Gazprom.

-¿Se puede decir que Dmitri Medvédev maneja ya el timón?

 -Medvédev no es un presidente en el sentido estricto del término. Como tal viaja ahora a España, pero no fue elegido en unos comicios auténticamente libres y democráticos. La verdad es que ni siquiera hubo lo que los españoles, los europeos entienden por elecciones. Él no desempeña las funciones propias de un jefe de Estado. Medvédev es un simple doble, es tan sólo una marioneta, las decisiones en Rusia las toma Putin. Por cierto, esta práctica contradice incluso la tradición autocrática del Estado ruso, en donde el jefe del Kremlin, durante siglos en nuestra historia, era el amo absoluto. Este extraño tándem se propone perpetuarse eternamente en el poder. Han modificado la Constitución, aumentando de cuatro a seis años el mandato presidencial.

-¿Qué opina de las medidas anticrisis de Medvédev y Putin?
  -Putin y Medvédev han adoptado dos medidas claras. La primera poner a salvo a sus amigos oligarcas amenazados por la bancarrota y, la segunda inyectar dinero a la maquinaria represiva. Han aumentado el presupuesto de los servicios secretos y de las fuerzas antidisturbios. Se están preparando, no para luchar contra la crisis, sino contra la población. Prometen muchas cosas, pero lo que cuenta, no es lo que dicen, sino lo que hacen y ya vimos lo que hicieron en diciembre en Vladivostok. Hace dos meses, lanzaron brutalmente a las fuerzas especiales contra los manifestantes que protestaban contra el precio de la gasolina, que aún no ha bajado pese a que sí lo ha hecho el petróleo, y el aumento de los aranceles a los coches de importación. Sienten pánico ante la perspectiva de movilizaciones en la calle.   -¿Piensa realmente que alguien saldrá a la calle?   -El actual régimen político de Putin y Medvédev tiene un margen de sólo un año o, como mucho, año y medio. Gracias al petróleo, lograron acumular unos 600.000 millones de dólares. Ahora les queda sólo 380.000 millones y la mitad se lo van a tener que gastar en pagar las deudas de Gazprom y de otras compañías. Otros 100.000 millones irán a cubrir el colosal déficit presupuestario. Si la crisis dura menos de un año, quizá logren ponerse a salvo, si se prolonga más tiempo, se les acabará el dinero. Sin protección social alguna y sin ingresos, la gente saldrá a la calle.  
-¿No cree posible que Medvédev se emancipe de Putin?
  -La situación actual de Medvédev es humillante. Si quiere dejar de ser una marioneta y convertirse realmente en presidente, lo primero que tiene que hacer es destituir a Putin y eso entra dentro de sus prerrogativas.  
-¿Cómo es que de repente surgen ahora más acusaciones y un nuevo proceso contra Mijaíl Jodorkovski, el ex presidente de la petrolera Yukos?
  -Lo que se está haciendo con Jodorkovski no tiene nada que ver con supuestos delitos ni con el ejercicio de la Justicia. Todas las pruebas están fabricadas. Putin tiene miedo de que, si es puesto en libertad, le exija la devolución de su patrimonio o se dedique a la política. Mientras Putin conserve poder, Jodorkovski continuará encarcelado.   -Pruebas para imputar a Jodorkovski sobran, pero no para hacer que los autores del asesinato de Politkóvskaya paguen por su crimen.   -Claro, es que nuestra Justicia no está para luchar contra quien viola la ley, sino contra quienes critican al poder. La Fiscalía ha involucrado a miles de investigadores de todo el país para encontrar lo que sea contra Jodorkovski, pero coloca a incompetentes en el caso Politkóvskaya.  
-¿Medvédev habla en serio cuando promete erradicar la corrupción?
  -El arquitecto de la corrupción en Rusia es Putin. Durante su mandato, se duplicaron los casos de soborno. La falta de transparencia dentro de la Administración y de sometimiento al control de la sociedad alimenta la corrupción. No se podrá erradicar mientras no desaparezca la censura en los medios de comunicación y no tengamos elecciones realmente democráticas.   -La decisión más comprometida de Medvédev ha sido la ocupación de Georgia. ¿No cree que puede terminar desestabilizando todo el Cáucaso ruso?   -El reconocimiento de la independencia de Osetia del Sur y Abjasia es uno de los errores más dramáticos de Medvédev. En cuanto los chechenos dejen de recibir dinero de Putin se preguntarán por qué no pueden ser ellos también independientes como los osetios y los abjasos. Nuestra política hacia Georgia nos ha puesto además en confrontación con el mundo entero. 

ABC (España)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 1134 )
fecha titulo
16/06/2017 Russia, Putin, The Russian Mafia - Poison in the System (I)
15/08/2014 Geopolítica: El aislamiento ruso
10/08/2014 El gran desestabilizador
29/04/2014 Is Vladimir Putin a Rational Actor?
26/04/2014 Geopolítica: Los ejercicios militares y los juegos de guerra de Putin
04/02/2014 The Loneliness of Vladimir Putin
31/01/2014 Russia and the world - The triumph of Vladimir Putin
30/12/2013 Suicide bomber strikes Russia. Another 'black widow?'
26/12/2013 Putin Celebrates Birth Of KGB, USSR’s Hated Spy Service
22/12/2013 Rusia - El ocaso de los oligarcas


Otras Notas del Autor
fecha
Título
14/09/2017|
21/04/2017|
04/04/2017|
12/02/2017|
08/02/2017|
17/10/2016|
03/01/2016|
16/12/2015|
17/03/2015|
21/12/2014|
22/10/2014|
24/09/2014|
18/06/2014|
14/10/2013|
25/09/2013|
04/06/2013|
03/06/2013|
21/05/2013|
23/03/2012|
01/10/2011|
20/05/2011|
20/05/2011|
12/04/2011|
27/01/2011|
20/09/2010|
11/07/2010|
13/12/2009|
13/12/2009|
09/08/2009|
09/08/2009|
19/03/2009|
19/03/2009|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House