Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
20/05/2011 | Rusia - Magnates al servicio de la política

Rafael M. Mañueco

El Kremlin obliga al gran capital a mojarse en las elecciones y no sólo con dinero.

 

Cualquier personaje con glamour, magnate, estrella del espectáculo o deportista capaz de levantar pasiones en las masas, debe ponerse en Rusia al servicio de la política. El impulso de su atractivo ha de ser utilizado por el Kremlin para garantizarse la victoria en las elecciones. En los próximos 10 meses hay dos convocatorias de por medio, las legislativas de diciembre y las presidenciales de marzo de 2012.

Tanto el presidente Dmitri Medvédev como el primer ministro, Vladímir Putin, han empezado ya a maniobrar. Las grandes fortunas del país van a jugar un papel importante en los comicios y no sólo con su dinero. El multimillonario Mijaíl Prójorov, propietario del grupo Onexim y con un patrimonio de más de 12.500 millones de euros, ha sido emplazado a liderar una fuerza supuestamente liberal que apoyaría a Medvédev, en el caso de que éste decidiera optar por repetir mandato.

La formación se llama Právoe Delo (PD), palabras que en español significan “causa justa”, aunque también pueden traducirse como “asunto de derechas”. Procede de la Unión de Fuerzas de Derecha, grupo creado en 2000 por el difunto Yegor Gaidar, padre de la llamada “terapia de choque” en la economía e impulsor de las reformas liberales de comienzos de los 90.

Anatoli Chubáis, el denostado cerebro de las polémicas privatizaciones llevadas a cabo tras la desintegración de la URSS, fue también uno de los dirigentes de la Unión de Fuerzas de Derecha. El partido fue engullido por Causa Justa en noviembre de 2008 a iniciativa del Kremlin. Gaidar, Chubáis y todos los verdaderamente liberales dejaron de militar en sus filas.

Prójorov, que acaba de cumplir 46 años y compró en 2010 el club New Jersey Nets de la NBA, estuvo envuelto hace cuatro años en un escándalo debido a una estrepitosa fiesta organizada en la estación de esquí francesa de Courchevel con participación de prostitutas de lujo reclutadas en Moscú. Se pondrá al frente de Causa Justa el mes que viene, cuando se reunirá el congreso de la agrupación política.

El potentado ruso dice que aplicará a la política los métodos empresariales, es decir, según sus palabras, “el sentido común”. Piensa aumentar a 60 horas la semana laboral y retrasar la edad de jubilación, reivindicaciones que dudosamente encontrarán apoyo entre los trabajadores del país. Confía en la clase media urbana, muy reducida en Rusia, como principal filón de votos y convertir Causa Justa en la segunda fuerza política del país.

Vladímir Rizhkov, ex diputado y dirigente del Partido de la Libertad Popular, la auténtica oposición hoy día en Rusia, aunque prácticamente marginal, cree que da lo mismo que haya o no gente dispuesta a votar a Prójorov porque “los resultados de las elecciones se manipularán según convenga”.

Lo mismo sucederá, según Rizhkov, en relación con el recién lanzado Frente Popular, una iniciativa de Putin para tratar de agrandar la base social de Rusia Unida, su partido. Rusia Unida, que se percibe entre la población como un partido de funcionarios corruptos, copa hoy la mayoría de los escaños en el Parlamento federal y en prácticamente todas las asambleas regionales. Sin embargo, Rizhkov achaca a la “fuerte caída en el índice de popularidad” de Putin, Medvédev y Rusia Unida la necesidad de inventar una coalición que incorpore a independientes y a personas procedentes de los sectores más variopintos.

El jefe del Gobierno ruso ha admitido también en sus filas a oligarcas como el banquero Alexánder Lébedev y seguirá contando con Román Abramóvich, otro de los grandes magnates, dueño del equipo londinense Chelsea.

Putin obligó a Abramóvich durante algún tiempo a ser gobernador de Chukotka (extremo nororiental de Rusia). El acaudalado empresario conserva un escaño en la asamblea local de aquella remota provincia. Eso sí, vive en Londres y es desde allí desde donde realiza su gestión como diputado regional. Incluso cuando viaja a Chukotka, pernocta en un hotel de Anchorage (Alaska).

Al que nunca se le permitió dedicarse a la política es a Mijaíl Jodorkovski, antiguo patrón de la desmantelada petrolera Yukos. Por financiar partidos de oposición soliviantó a Putin e, inmediatamente después, la Hacienda rusa descubrió que no pagaba los impuestos.

Después surgieron otros cargos. Jodorkovski lleva en la cárcel desde 2003 y, si su recurso no progresa, continuará encerrado por lo menos hasta 2017. Una plataforma ciudadana ha propuesto a Jodorkovski como candidato a las presidenciales de 2012, pero las posibilidades de que sea admitida la candidatura son remotas.

ABC (España)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 1134 )
fecha titulo
16/06/2017 Russia, Putin, The Russian Mafia - Poison in the System (I)
15/08/2014 Geopolítica: El aislamiento ruso
10/08/2014 El gran desestabilizador
29/04/2014 Is Vladimir Putin a Rational Actor?
26/04/2014 Geopolítica: Los ejercicios militares y los juegos de guerra de Putin
04/02/2014 The Loneliness of Vladimir Putin
31/01/2014 Russia and the world - The triumph of Vladimir Putin
30/12/2013 Suicide bomber strikes Russia. Another 'black widow?'
26/12/2013 Putin Celebrates Birth Of KGB, USSR’s Hated Spy Service
22/12/2013 Rusia - El ocaso de los oligarcas


Otras Notas del Autor
fecha
Título
14/09/2017|
21/04/2017|
04/04/2017|
12/02/2017|
08/02/2017|
17/10/2016|
03/01/2016|
16/12/2015|
17/03/2015|
21/12/2014|
22/10/2014|
24/09/2014|
18/06/2014|
14/10/2013|
25/09/2013|
04/06/2013|
03/06/2013|
21/05/2013|
23/03/2012|
01/10/2011|
12/04/2011|
27/01/2011|
20/09/2010|
11/07/2010|
13/12/2009|
13/12/2009|
09/08/2009|
09/08/2009|
19/03/2009|
19/03/2009|
01/03/2009|
01/03/2009|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House