Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Profundidad  
 
11/07/2012 | Argentina - ¿Unidad nacional?

La Nación-Staff

Los últimos llamados de la Presidenta a la concordia de los argentinos son un latiguillo contradictorio con sus propios actos.

 

No puede dejar de sorprender que la presidenta de la Nación haya convocado por enésima vez a la unidad nacional aunque haya hecho todo lo contrario en sus casi cinco años al frente del Poder Ejecutivo.

Anteayer, en su mensaje al país por el aniversario de la Declaración de la Independencia, desde Tucumán, Cristina Fernández de Kirchner se explayó ampliamente sobre ese valor, al que consideró "presupuesto básico para seguir creciendo, más allá de las diferencias". En medio de aplausos, convocó a los 40 millones de argentinos a la unidad nacional, "porque necesitamos también de otra unidad superior, que es la unidad regional". Y abogó para que este 9 de Julio sirviera para que "cada argentino, piense como piense, provenga de donde provenga, no vea en otro hermano, que está en otro partido o que piensa diferente, un enemigo".

Las palabras de la Presidenta pueden sonar esperanzadoras. Sin embargo, su historia más reciente nos lleva a desconfiar de cualquier llamado a la unidad nacional que, lejos de parecer sincero, se asemeja a un reiterado latiguillo vacío de contenido y contradictorio con sus actos diarios.

En efecto, la primera mandataria hizo una auspiciosa convocatoria a la unidad nacional y a la concordia en la noche del 23 de octubre último, tras su arrollador triunfo en las elecciones presidenciales. Al asumir casi dos meses después su segundo mandato, su mensaje ante la Asamblea Legislativa omitió cualquier referencia a la unidad y al diálogo.

Las contradicciones de la jefa del Estado no terminaron ahí. En su discurso de apertura del período de sesiones ordinarias del Congreso, el 1° de marzo pasado, apenas terminó de convocar a la unidad nacional porque "no vale la pena tanta pelea", arremetió contra el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, y contra los medios de comunicación.

Poco puede esperarse, claro está, de una fuerza gobernante que sistemáticamente recurrió a las divisiones y a la creación artificial de enemigos para la construcción de poder.

Ninguna convocatoria sincera a la unidad puede estar desprendida de un llamado mucho más concreto a trabajar en políticas de Estado de largo aliento. Y difícilmente pueda ser éste el caso cuando en los últimos mensajes de la Presidenta no hay una sola mención a los más graves problemas que afrontan los argentinos.

Ni la inseguridad, con su correlato en el aumento del consumo y el tráfico de drogas, ni la galopante inflación, ni las graves denuncias de corrupción contra funcionarios de su gobierno han estado presentes en los discursos presidenciales.

En los últimos días, frente a los serios problemas fiscales que atraviesan no pocos gobiernos provinciales, derivados en buena parte de un modelo con un Estado nacional cada vez más centralista y discrecional, el gobierno kirchnerista se ha caracterizado por la arrogancia y por su afán de aplicar premios y castigos a los distritos en función de su mayor o menor alineamiento político con la fracción gobernante.

Muy lejos de la unidad nacional se encuentra la violencia verbal de la que hacen gala algunos de los principales funcionarios o el estilo autoritario que impregna no pocos actos de gobierno, como la confiscación de las acciones de YPF, la obligación impuesta a las entidades bancarias de prestar dinero a tasas negativas, las absurdas trabas al comercio exterior o el desconocimiento de sentencias del máximo tribunal de la Nación, tales como las vinculadas con la actualización de los haberes jubilatorios.

Cualquier llamado a la unidad y a la concordia habrá de sonar hipócrita, por cuanto a lo largo de los últimos nueve años en lugar de vocación oficial por construir consensos que se traduzcan en políticas de Estado, tan sólo, ha habido una inclinación hacia la consolidación de un insaciable proyecto de poder.

La Nación (AR) (Argentina)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 5713 )
fecha titulo
25/03/2020 Agentina - Informe de Coyuntura semanal (versión corta) al 24 de marzo sobre la situación política y económica argentina
22/09/2018 Sin dudas, la Argentina necesita volver a tener moneda
22/09/2018 3 Reasons Why the Monos Trial in Argentina Matters
06/09/2018 Argentina- La crisis dejó al descubierto las mismas miserias
03/09/2018 Precariedad emergente
02/09/2018 Argentina- El plan fue el no plan y fracasó
31/08/2018 Argentina- La fiebre del dólar pone contra las cuerdas al Gobierno de Macri
27/08/2018 Argentina- La oscura transparencia de la corrupción populista
25/08/2018 Pan y circo en una Argentina que se derrumba
06/08/2018 Argentina - ¿Hay luz al final del camino?


Otras Notas del Autor
fecha
Título
06/02/2015|
02/10/2014|
24/09/2014|
30/10/2013|
06/10/2013|
24/05/2013|
18/05/2013|
26/03/2013|
17/03/2013|
07/02/2013|
19/01/2013|
20/12/2012|
16/12/2012|
21/11/2012|
01/09/2012|
06/08/2012|
22/07/2012|
07/03/2011|
11/07/2010|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House