Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Profundidad  
 
15/07/2012 | Argentina - El hambre, como variable de ajuste

La Nación (AR)-Staff

Urge buscar mecanismos para que se mantengan los servicios de los comedores escolares y comunitarios.

 

La oficialmente negada inflación está haciendo estragos en áreas vitales del desarrollo humano. Su escalada -que todo el mundo observa diariamente en cualquier costo que tenga que afrontar, pero que el Gobierno perversamente pretende esconder- ha comenzado a profundizar el hambre en las zonas más carecientes de la población.

Una muestra de esa dramática situación la conforman los numerosísimos comedores escolares bonaerenses que han debido bajar la cantidad de los alimentos que ofrecen a sus alumnos porque el gobierno provincial no pudo ponerse al día con los pagos a proveedores durante los últimos cinco meses. Aunque no es ése el único distrito afectado por la suba constante de los costos de los productos básicos de la canasta familiar, la importante matrícula de alumnos con que cuenta lo ponen en una situación de emergencia que las autoridades deben subsanar rápidamente para evitar males mayores.

Informaciones periodísticas de los últimos días dan cuenta de que son unos 2.400.000 los niños bonaerenses que por lo menos reciben una comida diaria. Para muchos de ellos se trata de la única comida. Como si eso no fuera grave, se agrega el hecho de que muchos comedores escolares se han visto obligados a eliminar la leche de los menús infantiles para reemplazarla por mate cocido. Ya no hay facturas ni alfajores en la merienda, sino sólo pan. Educadores y proveedores llaman "menú de emergencia" a esa lamentable provisión de alimentos que, como mucho, incluye carne sólo una vez a la semana.

Los comedores sostenidos por organizaciones no gubernamentales padecen idénticos efectos, pues deben afrontar casi con los mismos escasos recursos constantes aumentos de precios. De allí que se potencie cada vez más la excelente labor que realizan los bancos de alimentos de todo el país y que se reclame contar, de una vez por todas, con la ley del buen samaritano, tendiente a contribuir a paliar este flagelo.

Como siempre recuerda el doctor Abel Albino, de la Cooperadora para la Nutrición Infantil (Conin), la formación del sistema nervioso central está determinada en los primeros años de vida. Si durante ese lapso el niño no recibe la alimentación y estimulación necesarias, se detiene el crecimiento cerebral y no se desarrolla normalmente.

En familias numerosas, de bajos recursos, los padres hallan en los comedores escolares y comunitarios una solución pasajera para que sus hijos no pasen hambre. Los bebes y las madres suelen ser también receptores de esa beneficencia estatal y privada.

Más allá de las deudas que los Estados mantengan con quienes les proveen de insumos, la falta de previsión resulta alarmante. La necia negación de la inflación hace que, incluso, las subas de partidas destinadas al gasto social para este año pierdan impacto.

Según un estudio de la Fundación Konrad Adenauer, el gasto social previsto en el presupuesto nacional para 2012 suma $ 276.479,6 millones, es decir, $ 44.474 millones más que en 2011. "Sin embargo, en un contexto de alta inflación, con una tasa anual de incrementos de precios cercana al 24%, según estimaciones privadas, ese aumento pierde relevancia en términos reales", sostiene el informe, que también ahonda en los mecanismos de distribución de ese dinero. En programas en los que la transferencia de recursos va directamente a manos del beneficiario, como el de la Asignación Universal por Hijo y el de las pensiones no contributivas, la prestación sin intermediarios depara un mejor uso de esos fondos.

En tanto, la sombra del clientelismo asoma sin pudor, y desde ya sin ningún tipo de equidad, en los programas de tipo indirecto, como el de Techo Digno, orientado a paliar el déficit habitacional, que dispone en forma totalmente arbitraria que distritos con mayores carencias reciban menos recursos. Argentina Trabaja es otro claro ejemplo del desmanejo de la ayuda social estatal. Sólo distribuye dinero en 11 provincias, aunque casi la totalidad termina en territorio bonaerense.

Y demás está decir cómo repercute en la alimentación familiar que el jefe de hogar no tenga un trabajo estable. Hoy, el subempleo resulta más riesgoso que el desempleo. La inseguridad alimentaria es mayor donde la fuente de ingresos es un trabajo precario.

A propósito, un reciente relevamiento del Observatorio de la Deuda Social, de la Universidad Católica Argentina (UCA), dio cuenta de que uno de cada diez hogares de clase media o baja pasó hambre o tuvo que reducir comida en la mesa familiar, en 2011. Ese informe revela, además, que en la Argentina, el 4,6% de los hogares padece inseguridad alimentaria grave, que se da cuando sus integrantes dicen que sienten hambre, mientras que el 6,6% sufre el mismo problema, pero moderado, es decir, que deben reducir las porciones. Las respuestas también mostraron que en los hogares con chicos se cuadriplica el riesgo de padecer inseguridad alimentaria.

En ese contexto, auscultado por entidades privadas y por el Congreso Nacional, que produce un índice serio de inflación que ha llegado casi a triplicar al oficial, resulta gravísimo que el hambre sea una variable de ajuste.

Datos de la Red Solidaria indican que en la Argentina hay 260.000 chicos de hasta cinco años con algún grado de desnutrición. Este escándalo ocurre en un país que produce insumos como para alimentar a diez veces su población, según dijo la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas. La necedad a la hora de admitir la devastadora acción de la inflación está desamparando a la niñez más necesitada e hipotecando su futuro. El hambre no debe ser variable de ajuste. En esto deberíamos estar de acuerdo todos los argentinos..

La Nación (AR) (Argentina)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 5719 )
fecha titulo
24/04/2020 Argentina- Informe de Coyuntura semanal (versión corta) al 21 de abril sobre la situación política y económica argentina
20/04/2020 Argentina- Inflación y emisión: ¿qué pasará después de la cuarentena?
14/04/2020 Coronavirus en la Argentina. Alberto Fernández lleva al kirchnerismo a su lado más oscuro
09/04/2020 Argentina - Coronavirus: ¿No hay Estado presente para salvar a la economía?
06/04/2020 Argentina - ¿Una guerra de todos?
06/04/2020 El nuevo mundo de los corona-zombies
25/03/2020 Agentina - Informe de Coyuntura semanal (versión corta) al 24 de marzo sobre la situación política y económica argentina
22/09/2018 Sin dudas, la Argentina necesita volver a tener moneda
22/09/2018 3 Reasons Why the Monos Trial in Argentina Matters
06/09/2018 Argentina- La crisis dejó al descubierto las mismas miserias


Otras Notas del Autor
fecha
Título
22/05/2017|
28/02/2016|
06/11/2015|
14/06/2015|
15/03/2015|
28/02/2015|
08/02/2015|
30/01/2015|
31/12/2014|
22/11/2014|
07/11/2014|
13/10/2014|
31/08/2014|
27/08/2014|
26/08/2014|
12/08/2014|
31/07/2014|
30/07/2014|
22/06/2014|
18/06/2014|
17/06/2014|
02/06/2014|
02/03/2014|
22/02/2014|
01/02/2014|
28/01/2014|
27/12/2013|
20/12/2013|
19/12/2013|
19/11/2013|
19/11/2013|
19/11/2013|
12/11/2013|
05/11/2013|
01/11/2013|
29/10/2013|
29/10/2013|
23/10/2013|
21/10/2013|
09/10/2013|
30/08/2013|
30/08/2013|
23/08/2013|
21/08/2013|
06/08/2013|
07/07/2013|
26/06/2013|
22/05/2013|
18/05/2013|
14/05/2013|
12/05/2013|
29/04/2013|
19/04/2013|
16/04/2013|
16/04/2013|
15/04/2013|
16/03/2013|
14/03/2013|
02/03/2013|
01/03/2013|
11/02/2013|
11/02/2013|
06/02/2013|
02/02/2013|
26/01/2013|
05/12/2012|
01/12/2012|
30/11/2012|
28/11/2012|
23/11/2012|
12/11/2012|
10/09/2012|
09/09/2012|
05/09/2012|
24/08/2012|
16/08/2012|
12/08/2012|
06/08/2012|
05/08/2012|
04/08/2012|
02/08/2012|
02/08/2012|
01/08/2012|
01/08/2012|
27/07/2012|
27/07/2012|
27/07/2012|
27/07/2012|
21/07/2012|
05/07/2012|
18/06/2012|
17/06/2012|
09/06/2012|
06/06/2012|
22/05/2012|
17/04/2012|
13/03/2012|
13/03/2012|
21/10/2011|
21/10/2011|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House