Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Economía y Finanzas  
 
26/07/2013 | Adiós a las tasas chinas

Río Negro Staff

Para casi todos los demás países, una tasa de crecimiento económico anual del 7,5% sería motivo de celebración, pero para China se trata de una cifra muy inquietante.

 

Desde hace años el gobierno mismo insiste en que si es inferior al 8% los problemas sociales resultantes serían inmanejables, razón por la cual ha estado dispuesto a ir a virtualmente cualquier extremo para estimular la economía, inyectando en ella cantidades astronómicas de yuanes y ordenando a los bancos repartir créditos sin preocuparse por las eventuales deficiencias de las empresas favorecidas, imitando de tal modo a aquellas instituciones norteamericanas y europeas que, con el aval de políticos deseosos de hacer gala de su sensibilidad social, antes de la gran crisis financiera del 2008, prestaban dinero a personas que resultarían ser incapaces de devolverlo. No sorprende, pues, que algunos economistas occidentales hayan advertido que China podría compartir la experiencia de otros países que no reaccionaron a tiempo para impedir que una burbuja financiera adquiriera dimensiones tan enormes que su estallido tendría repercusiones muy fuertes en el resto de la economía mundial. Aunque China sigue siendo un país pobre, merced a su magnitud demográfica se ha erigido en una potencia comercial tan importante que, si dejara de crecer al ritmo acostumbrado, el impacto se haría sentir no sólo en los países exportadores de commodities como la Argentina, Brasil y Australia, sino también en Alemania y por lo tanto en los demás miembros de la Unión Europea, además de Estados Unidos.

En los años que siguieron al colapso del banco de inversión Lehman Brothers y el hundimiento de otros, los formalmente responsables del desastre se vieron acusados de "contabilidad creativa", de ocultar el estado financiero de las entidades detrás de una pantalla de estadísticas engañosas, aunque no necesariamente falsas. Muchos sospechan que el régimen chino está obrando de la misma manera, lo que, en vista de su naturaleza, es más que probable. Al fin y al cabo, las dictaduras nunca se han destacado por su transparencia. Como sucedía en la difunta Unión Soviética, los burócratas comunistas de todos los niveles, desde los más humildes hasta los más eminentes, se sienten tentados a exagerar el desempeño económico de las empresas, privadas o estatales, de su propia área, de suerte que es comprensible que a juicio de los familiarizados con la realidad china las estadísticas oficiales sean tan poco confiables como las confeccionadas por el Indec.

Antes de ser nombrado primer ministro, Li Keqiang decía que, para monitorear la marcha de la economía china, prestaba menos atención a las cifras globales difundidas por el gobierno que a las relacionadas con el consumo de electricidad, el transporte y el crédito. En base a tales índices, analistas chinos disidentes estiman que la tasa de crecimiento auténtica es de aproximadamente el 2% anual y que, tal y como están las cosas, la segunda economía mundial podría precipitarse en una trampa deflacionaria parecida a aquella en que cayó la japonesa, que durante mucho tiempo había ocupado el mismo lugar en el ranking internacional. Desde hace un par décadas, la economía japonesa está casi inmovilizada, aunque el primer ministro Shinzo Abe, cuyo partido se anotó un triunfo holgado en las elecciones legislativas del domingo pasado, se cree capaz de hallar una salida.

Aunque, por razones explicables, los funcionarios de gobiernos occidentales y los técnicos de organismos como el Fondo Monetario Internacional son reacios a cuestionar en público la veracidad de los números impresionantes difundidos por las autoridades chinas, no podrán sino entender que les convendría tomarlos con un grano de sal y prepararse para enfrentar la posibilidad de que al gigante asiático no le haya sido dado mofarse de ciertas leyes económicas, para no decir matemáticas, fundamentales. Nadie supone que los logros chinos resultarán ser tan fantasiosos como los que se atribuían los camaradas soviéticos –durante años, la URSS figuraba en el segundo puesto económico en todos los almanaques y anuarios–, ya que la evidencia concreta muestra que su desarrollo reciente dista de ser un mito, pero es concebible que no haya sido tan fenomenalmente espectacular como harían pensar las estadísticas oficiales.

Río Negro (Argentina)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
29/04/2016|
27/04/2016|
21/04/2016|
13/04/2016|
01/04/2016|
30/03/2016|
17/03/2016|
15/03/2016|
14/03/2016|
10/03/2016|
01/03/2016|
19/02/2016|
16/02/2016|
13/02/2016|
11/02/2016|
01/02/2016|
28/01/2016|
23/01/2016|
20/01/2016|
18/01/2016|
10/01/2016|
05/01/2016|
27/12/2015|
22/12/2015|
21/12/2015|
16/12/2015|
09/12/2015|
22/11/2015|
21/11/2015|
30/10/2015|
08/09/2015|
02/09/2015|
16/08/2015|
13/08/2015|
28/06/2015|
27/06/2015|
22/06/2015|
19/06/2015|
12/06/2015|
08/06/2015|
21/05/2015|
11/04/2015|
11/04/2015|
05/04/2015|
26/03/2015|
09/03/2015|
15/02/2015|
13/02/2015|
04/02/2015|
26/01/2015|
12/01/2015|
07/01/2015|
04/01/2015|
03/01/2015|
22/12/2014|
20/12/2014|
08/12/2014|
04/12/2014|
03/12/2014|
20/11/2014|
19/11/2014|
24/10/2014|
16/10/2014|
12/10/2014|
05/10/2014|
25/09/2014|
12/09/2014|
15/06/2014|
23/05/2014|
21/05/2014|
15/05/2014|
08/05/2014|
19/04/2014|
02/03/2014|
18/02/2014|
03/02/2014|
13/01/2014|
30/12/2013|
16/12/2013|
06/11/2013|
03/11/2013|
15/10/2013|
13/07/2013|
25/05/2013|
22/04/2013|
19/04/2013|
11/04/2013|
02/04/2013|
18/03/2013|
16/03/2013|
04/01/2013|
06/11/2012|
19/08/2012|
11/07/2012|
08/07/2012|
29/06/2012|
22/06/2012|
27/05/2012|
22/02/2012|
22/02/2012|
22/02/2012|
11/07/2011|
11/07/2011|
15/04/2011|
07/03/2011|
25/10/2010|
26/09/2010|
19/09/2009|
28/12/2008|
17/09/2008|
17/09/2008|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House