Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Parrilla  
 
20/04/2014 | Que gane Santos en Colombia

América Economía Staff

Colombia, la tercera economía de América Latina después de Brasil y México, tiene motivos de sobra para sentirse orgullosa. Ha crecido a un ritmo de 4,6% anual en los últimos cuatro años, más que la gran mayoría de los países de la región.

 

El crecimiento ha traído mayor recaudación tributaria, el  déficit fiscal se ha reducido y las reservas internacionales están en niveles récord, cerca de US$ 45.000 millones. La inflación el año pasado -2%- llegó a su nivel más bajo en 50 años.

La inversión en Colombia bordea el 30% del PIB, la inversión extranjera legó en 2013 a US$17.000 millones y varias empresas financieras e industriales colombianas se han convertido en multinacionales: el año pasado invirtieron cerca de US$8.000 millones en el exterior. Hace un par de años, las tres mayores clasificadoras de riesgo del mundo -Fitch, Moody’s, Standard & Poor’s- le dieron investment grade a Colombia, dando un sólido espaldarazo a la colocación de valores colombianos en los mercados internacionales de capital.

Y desde que Juan Manuel Santos asumió la presidencia de Colombia hace cuatro años, la tasa de desempleo ha bajado hasta llegar a 10%, cumpliendo las metas que se habia trazado el gobierno.

Todas estas cifras felices son en gran medida obra de Santos, quien postula a la reelección presidencial y -paradójicamente- no logra repuntar en las encuestas. Con menos de  30% en la intención de voto, Santos casi con certeza tendrá que ir a una segunda vuelta tras las elecciones presidenciales del próximo 25 de mayo. Y un sondeo hecho a fines de marzo por la consultora Datexco muestra incluso que en la primera vuelta Santos perdería con 37% de los votos frente al 40,4% del candidato del Partido Verde y ex alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa.

Con todos los méritos que tiene el éxito económico de la actual administración, éste parece no haber sido suficiente para los votantes colombianos. A pesar de que la economía y el país andan bien, los colombianos están descontentos.

Las razones son varias. Para empezar, todos los logros económicos no han conseguido acortar la brecha entre ricos y pobres. Colombia tiene el coeficiente de desigualdad más grande de América del Sur -uno de los más altos del mundo-, índice que no ha mejorado durante el gobierno de Santos. Y la reducción del desempleo oculta que casi el 50% de los colombianos está empleado en el sector informal una mejora de 1% durante todo el actual gobierno.

Santos llegó al poder con el apoyo de su antecesor, el carismático Álvaro Uribe, visto por la élite del país como el verdadero arquitecto de la nueva Colombia y el artífice de la pax colombiana. Desde la derecha, hoy Uribe se ha convertido en el más vociferante opositor a Santos y apoya a Óscar Iván Zuluaga, quien disputa el segundo lugar en la primera vuelta eleccionaria de mayo próximo con el verde Enrique Peñalosa.

La oposición de Uribe  no se centra en lo económico sino en lo político. El ex presidente acusa a Santos de ser muy conciliatorio con la izquierda, trátese del régimen venezolano o la guerrilla. Especialmente en el caso de la guerrilla, a la cual Uribe asestó derrota tras derrota, debilitándola hasta hacer posible las negociaciones de paz que Santos inició en 2012.

Uribe acusa a Santos de debilidad en las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se están llevando a cabo en La Habana desde hace más de un año, profetizando que un acuerdo de paz beneficiará a los guerrilleros y dañará al resto de los colombianos.

Es cierto que en las negociaciones hay riesgos. Y las FARC probablemente celebrarán con bombazos su aniversario número 50, que se cumple en junio, poco después de las elecciones presidenciales. Y como Santos ha bajado en las encuestas, podría verse tentado de hacer aquello de que lo acusa Uribe: ceder a las exigencias de las FARC para llegar rápido a un acuerdo de paz, que lo beneficiaría en términos de votos, hipotecando el futuro de Colombia.

Pero seamos realistas: no se firmará la paz en las cinco semanas que faltan para la elección presidencial, de modo que no hay verdadero peligro de que Santos vaya a ceder a las exigencias de los guerrilleros para firmar una paz apresurada. Hay seis puntos en la agenda de negociación y en año y medio ha habido acuerdo en sólo dos de ellos. Los otros cuatro puntos no se resolverán en un mes. El acuerdo de paz -si es que llega- no se producirá antes de 2015.

A pesar de su descenso, Santos sigue punteando en casi todas las encuestas. Si no gana en la primera vuelta, pasará con certeza a la segunda vuelta. Y en la segunda vuelta es casi seguro que ganará, porque tendrá los votos de la derecha si el contendor es Peñalosa y los votos de la izquierda si el contrincante es Zuluaga.

Esto es buena noticia para él y también para Colombia. Cuatro años más de avezado manejo macroeconómico, la firma de la paz con la guerrilla y un necesario énfasis en reducir la pobreza y la desigualdad podrían hacer del segundo período de Juan Manuel Santos uno de los mejores gobiernos en la historia de Colombia.

América Económica (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
16/09/2017|
10/09/2017|
26/08/2017|
14/07/2017|
25/06/2017|
10/06/2017|
07/06/2017|
01/06/2017|
31/05/2017|
20/05/2017|
09/04/2017|
01/04/2017|
27/03/2017|
12/01/2017|
08/12/2016|
04/12/2016|
01/11/2016|
11/07/2016|
08/06/2016|
27/04/2016|
30/03/2016|
17/03/2016|
17/03/2016|
17/03/2016|
01/12/2015|
17/10/2015|
18/09/2015|
24/08/2015|
26/07/2015|
25/06/2015|
04/06/2015|
21/05/2015|
03/05/2015|
20/04/2015|
02/04/2015|
16/03/2015|
01/03/2015|
21/02/2015|
13/02/2015|
29/01/2015|
24/01/2015|
19/01/2015|
03/01/2015|
21/12/2014|
06/12/2014|
25/11/2014|
19/11/2014|
06/11/2014|
29/10/2014|
22/10/2014|
18/10/2014|
06/10/2014|
27/09/2014|
13/09/2014|
06/09/2014|
26/07/2014|
08/07/2014|
25/05/2014|
09/05/2014|
05/05/2014|
14/04/2014|
31/03/2014|
20/03/2014|
10/03/2014|
14/02/2014|
17/01/2014|
02/01/2014|
26/12/2013|
13/12/2013|
08/12/2013|
29/11/2013|
20/11/2013|
18/11/2013|
09/11/2013|
09/11/2013|
15/10/2013|
16/09/2013|
23/08/2013|
25/07/2013|
05/06/2013|
29/04/2013|
29/04/2013|
27/04/2013|
30/03/2013|
02/02/2013|
25/01/2013|
22/01/2013|
04/01/2013|
04/01/2013|
04/01/2013|
02/12/2012|
02/12/2012|
13/11/2012|
13/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
12/07/2012|
28/05/2012|
12/04/2012|
04/04/2012|
31/03/2012|
16/02/2012|
27/10/2011|
09/10/2011|
12/09/2011|
12/09/2011|
27/08/2011|
27/08/2011|
23/08/2011|
23/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
09/07/2011|
09/07/2011|
13/06/2011|
13/06/2011|
30/01/2011|
13/11/2010|
13/11/2010|
08/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
25/10/2010|
06/09/2010|
30/08/2010|
30/08/2010|
29/08/2010|
29/08/2010|
30/07/2010|
12/07/2010|
26/06/2010|
13/04/2010|
05/03/2010|
15/02/2010|
20/12/2009|
20/12/2009|
05/12/2009|
05/12/2009|
23/07/2009|
23/07/2009|
20/03/2009|
25/01/2009|
26/06/2008|
26/06/2008|
03/05/2008|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House