Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
25/05/2014 | Colombia, entre Santos y Zuluaga

América Economía Staff

Los 32 millones de inscritos en el censo electoral colombiano decidirán este domingo 25 de mayo quién será su presidente de ahora a 2018. Casi con certeza el ganador será el actual mandatario, Juan Manuel Santos, quien busca la reelección.

 

Santos ganará incluso si no gana. Varios sondeos de opinión divulgados un par de semanas antes de la elección daban el primer lugar por estrecho margen al derechista Óscar Iván Zuluaga, con Santos segundo y el candidato verde, Enrique Peñalosa, más atrás en el tercer lugar, además de varios otros candidatos menores. No hay duda ya de que Santos y Zuloaga estarán en los dos primeros lugares, ambos -según las encuestas- con alrededor del 30% de los votos. Gane quien gane este domingo, ya sea Santos o Zuluaga, de ninguna manera obtendrá la mitad más uno de los votos que necesita para ser presidente en la primera vuelta.

En la segunda vuelta, el 15 de junio, las dos primeras mayorías se enfrentarán de nuevo. Y ganará Santos: el presidente colombiano, que en muchos países latinoamericanos es visto como un hombre de derecha por su liberalismo económico y aristocrático origen, en la Colombia actual se ubica más bien en el centro del espectro político, con Zuluaga a la derecha y Peñalosa a la izquierda. En la segunda vuelta, los votos de la izquierda y de los candidatos menores irán en su mayoría al candidato centrista y no al candidato de derecha, dándole la reelección a Santos, aunque con un mandato menos contundente.

Bien por Colombia y bien para Colombia. Y bien también por Santos. En los cuatro años de su primer mandato presidencial, el país creció a un ritmo promedio cercano al 5% anual, pasando a ser la tercera economía de América Latina después de Brasil y México. Las ciudades colombianas, otrora sinónimos de violencia callejera, siguen reinventándose como modelos de desarrollo urbano. En Colombia las cuentas están en orden, ha bajado la inflación y crecido el empleo, la tasa de inversión llega al 30% del PIB y varias empresas colombianas se han convertido en multinacionales.

Last but not least están las conversaciones de paz con la guerrilla, que Santos inició hace un año y medio.

El reciente escándalo del hacker espía vinculado a Zuluaga ("Sepúlveda") y el gran desacuerdo entre Zuluaga y Santos tienen que ver con el tema de qué hacer con la guerrilla.

Santos llegó al poder en 2010 prometiendo continuar la obra de Álvaro Uribe, su antecesor.  La apertura económica de Uribe dio inicio a la actual senda de crecimiento económico y su decidida acción armada contra la guerrilla le trajo victorias militares, asestando derrota tras derrota a los guerrilleros y obligándolos a replegarse a las zonas más aisladas del país. Pero en su decidida acción, Uribe pareció olvidarse de los derechos humanos, haciendo vista gorda frente a los excesos de las Fuerzas Armadas y  los grupos paramilitares de derecha que usaban la tortura como método y el asesinato como solución.

Tras llegar a la presidencia en 2010, Santos no siguió en este tema el ejemplo de Uribe. Desde el comienzo se mostró más partidario del diálogo y la paz y, en 2012, dio inicio a las conversaciones de  paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se llevan a cabo en La Habana desde hace más de un año y que Santos esperaba completar con éxito para estas elecciones. La acción conciliatoria del presidente hizo que Uribe lo desheredara políticamente. Hoy, el ex presidente es el más acérrimo opositor de Santos y el arquitecto de la candidatura de Zuluaga.

Uribe acusa a Santos de debilidad por negociar con las FARC. Opina que no se puede confiar en los guerrilleros, que un acuerdo de paz no traerá paz, que las conversaciones solo fortalecerán a la guerrilla, agravando el problema de la violencia que Bogotá, Medellín y Cali ya han olvidado.

AméricaEconomía estima que la posición de Santos es la correcta. La guerrilla se ha debilitado y el país ha cambiado al punto que hoy a las FARC les conviene deponer finalmente las armas y reintegrarse a la sociedad colombiana. Es cierto que la debilidad de la guerrilla haría posible su derrota militar pero, a estas alturas, las balas crearán mártires y serán germen de una nueva guerrilla. Las armas imponen a un gobierno, pero nunca lo legitiman.

En las negociaciones hay riesgos, es verdad. De los cinco puntos incluidos en las negociaciones de paz, se ha llegado a acuerdo solo en dos: la reforma en la titulación de tierras y la participación de las FARC en la política. Pero las partes están entrampadas en el tercer punto -cómo reducir el narcotráfico- y faltan todavía los dos más difíciles: desarmar a la guerrilla y castigar a los guerrilleros que han cometido delitos.

La paz con la guerrilla podrá tardar un tiempo todavía, pero Santos la está construyendo. La mano dura que ofrece Zuluaga no le conviene a Colombia.

El presidente tiene varias tareas pendientes. Colombia es el país sudamericano donde más grande es la brecha entre ricos y pobres -situación que no ayuda a la paz social- y el índice de desigualdad no ha mejorado. Santos prometió hace cuatro años una reforma judicial que aún no pone en marcha. Y las millonarias inyecciones de inversión que anunció para los hospitales públicos están a medio camino. Hay que ver si esta vez cumplirá.

América Economía (Chile)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
23/11/2017|
27/10/2017|
22/10/2017|
16/09/2017|
10/09/2017|
26/08/2017|
14/07/2017|
25/06/2017|
10/06/2017|
07/06/2017|
01/06/2017|
31/05/2017|
20/05/2017|
09/04/2017|
01/04/2017|
27/03/2017|
12/01/2017|
08/12/2016|
04/12/2016|
01/11/2016|
11/07/2016|
08/06/2016|
27/04/2016|
30/03/2016|
17/03/2016|
17/03/2016|
17/03/2016|
01/12/2015|
17/10/2015|
18/09/2015|
24/08/2015|
26/07/2015|
25/06/2015|
04/06/2015|
21/05/2015|
03/05/2015|
20/04/2015|
02/04/2015|
16/03/2015|
01/03/2015|
21/02/2015|
13/02/2015|
29/01/2015|
24/01/2015|
19/01/2015|
03/01/2015|
21/12/2014|
06/12/2014|
25/11/2014|
19/11/2014|
06/11/2014|
29/10/2014|
22/10/2014|
18/10/2014|
06/10/2014|
27/09/2014|
13/09/2014|
06/09/2014|
26/07/2014|
08/07/2014|
09/05/2014|
05/05/2014|
20/04/2014|
14/04/2014|
31/03/2014|
20/03/2014|
10/03/2014|
14/02/2014|
17/01/2014|
02/01/2014|
26/12/2013|
13/12/2013|
08/12/2013|
29/11/2013|
20/11/2013|
18/11/2013|
09/11/2013|
09/11/2013|
15/10/2013|
16/09/2013|
23/08/2013|
25/07/2013|
05/06/2013|
29/04/2013|
29/04/2013|
27/04/2013|
30/03/2013|
02/02/2013|
25/01/2013|
22/01/2013|
04/01/2013|
04/01/2013|
04/01/2013|
02/12/2012|
02/12/2012|
13/11/2012|
13/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
12/07/2012|
28/05/2012|
12/04/2012|
04/04/2012|
31/03/2012|
16/02/2012|
27/10/2011|
09/10/2011|
12/09/2011|
12/09/2011|
27/08/2011|
27/08/2011|
23/08/2011|
23/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
09/07/2011|
09/07/2011|
13/06/2011|
13/06/2011|
30/01/2011|
13/11/2010|
13/11/2010|
08/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
25/10/2010|
06/09/2010|
30/08/2010|
30/08/2010|
29/08/2010|
29/08/2010|
30/07/2010|
12/07/2010|
26/06/2010|
13/04/2010|
05/03/2010|
15/02/2010|
20/12/2009|
20/12/2009|
05/12/2009|
05/12/2009|
23/07/2009|
23/07/2009|
20/03/2009|
25/01/2009|
26/06/2008|
26/06/2008|
03/05/2008|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House