Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Economía y Finanzas  
 
19/11/2014 | Poderosos impotentes

Río Negro Staff

Si las declaraciones conjuntas confeccionadas por los dirigentes de los países del G20 incidieran en la vida real, la economía mundial ya estaría disfrutando del crecimiento "fuerte, sostenible y equilibrado" que fue recomendado en la más reciente cumbre, habría "millones de puestos de empleo" más y mucho menos desigualdad, pero sólo se trata de deseos.

 

Puede que los líderes del G20 sean personas muy poderosas, pero es limitada su capacidad para incidir en la evolución de los mercados de sus propios países, para no hablar de los mundiales, o para impulsar reformas jurídicas que afecten a todos.

Así, pues, no cambiará mucho la inclusión, para felicidad del ministro de Economía Axel Kicillof, el canciller Héctor Timerman y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el documento final emitido luego de la cumbre que acaba de celebrarse en Brisbane, Australia, de una alusión a la conveniencia de que en adelante "los procesos de reestructuración de deuda soberana" sean "ordenados y previsibles", sin que se vean amenazados por "los desafíos que presenta la litigiosidad", especialidad ésta de los fondos "buitre". Aunque es probable que el FMI, con el apoyo de los gobiernos de los países más ricos, impulse un acuerdo internacional destinado a facilitar los defaults, las reformas esperadas no llegarán a tiempo para ahorrarle al gobierno kirchnerista la necesidad de optar entre alcanzar un arreglo con los holdouts más obstinados y continuar excluido de los mercados de capitales. Por lo demás, aun cuando el gobierno, con el respaldo de la comunidad internacional, derrotara a "los buitres", la Argentina seguiría siendo un paria financiero hasta que los inversores confíen en la voluntad de sus gobernantes de respetar sus obligaciones. Si bien sería ventajoso para el gobierno kirchnerista y su sucesor inmediato que resultara ser tan fácil para un país "reestructurar" sus deudas como lo es para una empresa privada en buena parte del mundo desarrollado, a la larga significaría que los inversores en potencia exigirían más garantías que antes, ya que a su juicio la mera existencia de "buitres" sirve para disuadir a los tentados a maltratar a los acreedores.

El G20 se formó porque los líderes de los países más ricos creían que, merced al progreso anotado por China, la India y otros "emergentes", el mundo necesitaba contar con una especie de directorio más amplio que el G7 de las economías grandes más desarrolladas, pero la agrupación ampliada, que incluye a la Argentina, Turquía, Arabia Saudita y Sudáfrica, ya parece un tanto desactualizada. Por ser tan significantes las diferencias entre los países miembros, no les es dado coincidir en mucho más que manifestar su esperanza de que en adelante la economía mundial crezca a un buen ritmo o lamentar la inestabilidad que es propia de los mercados financieros. Los políticos que asisten a las reuniones se sienten constreñidos a hablar como si estuvieran en condiciones de obligar a los mercados a obedecerles, pero la mayoría sabe que no lo harán. A pesar de todos sus esfuerzos bienintencionados, la Eurozona se niega a salir de la profunda crisis en la que ha caído, China está dejando atrás la etapa de las "tasas chinas" –aunque se prevé que continúe expandiéndose con rapidez envidiable por un rato–, el Japón ha recaído en recesión, la Argentina, Brasil, Turquía y Sudáfrica están en graves problemas y también lo está nuestro socio estratégico Rusia, debido al intento del presidente Vladimir Putin de apoderarse de partes de Ucrania oriental, además de Crimea, que hace poco anexó. Aunque Estados Unidos y el Reino Unido están creciendo nuevamente, mientras que Canadá y Australia siguen disfrutando de buena salud, sus dirigentes comparten la preocupación del primer ministro británico David Cameron, que hace un par de días advirtió que en todas partes están encendiéndose "luces rojas" de alarma similares a las que precedieron el estallido de la crisis financiera del 2008 que ponen en riesgo la recuperación de su propio país y, desde luego, la de los demás, sobre todo de aquellos de la Eurozona, mientras que se han ralentizado las economías de los países emergentes más vigorosos. Frente al panorama así supuesto, lo único que pueden hacer los líderes del G20 es mantener cruzados los dedos y rezar para que no suceda nada realmente malo.

Río Negro (Argentina)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
29/04/2016|
27/04/2016|
21/04/2016|
13/04/2016|
01/04/2016|
30/03/2016|
17/03/2016|
15/03/2016|
14/03/2016|
10/03/2016|
01/03/2016|
19/02/2016|
16/02/2016|
13/02/2016|
11/02/2016|
01/02/2016|
28/01/2016|
23/01/2016|
20/01/2016|
18/01/2016|
10/01/2016|
05/01/2016|
27/12/2015|
22/12/2015|
21/12/2015|
16/12/2015|
09/12/2015|
22/11/2015|
21/11/2015|
30/10/2015|
08/09/2015|
02/09/2015|
16/08/2015|
13/08/2015|
28/06/2015|
27/06/2015|
22/06/2015|
19/06/2015|
12/06/2015|
08/06/2015|
21/05/2015|
11/04/2015|
11/04/2015|
05/04/2015|
26/03/2015|
09/03/2015|
15/02/2015|
13/02/2015|
04/02/2015|
26/01/2015|
12/01/2015|
07/01/2015|
04/01/2015|
03/01/2015|
22/12/2014|
20/12/2014|
08/12/2014|
04/12/2014|
03/12/2014|
20/11/2014|
24/10/2014|
16/10/2014|
12/10/2014|
05/10/2014|
25/09/2014|
12/09/2014|
15/06/2014|
23/05/2014|
21/05/2014|
15/05/2014|
08/05/2014|
19/04/2014|
02/03/2014|
18/02/2014|
03/02/2014|
13/01/2014|
30/12/2013|
16/12/2013|
06/11/2013|
03/11/2013|
15/10/2013|
26/07/2013|
13/07/2013|
25/05/2013|
22/04/2013|
19/04/2013|
11/04/2013|
02/04/2013|
18/03/2013|
16/03/2013|
04/01/2013|
06/11/2012|
19/08/2012|
11/07/2012|
08/07/2012|
29/06/2012|
22/06/2012|
27/05/2012|
22/02/2012|
22/02/2012|
22/02/2012|
11/07/2011|
11/07/2011|
15/04/2011|
07/03/2011|
25/10/2010|
26/09/2010|
19/09/2009|
28/12/2008|
17/09/2008|
17/09/2008|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House