Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Economía y Finanzas  
 
03/01/2015 | El real peso del dólar

América Economía Staff

El alza de la moneda estadounidense en los mercados globales de divisas no es necesariamente mala para América Latina, como tampoco fueron malos los años de dólares baratos que acaban de terminar.

 

Tener una moneda que sube frente al dólar facilita el endeudamiento externo en moneda local, permite a las empresas importar servicios, insumos y bienes de capital más baratos para sus procesos productivos y, además, las importaciones baratas dan acceso a la población a productos de consumo más baratos y esa demanda estimula el crecimiento económico. Last but not least, tener una moneda más fuerte que el dólar mejora la autoestima de cualquier país y, como la economía tiene mucho de psicología por su dependencia a las expectativas, el optimismo mejora la realidad.

Un dólar en alza -lo que está sucediendo ahora- tampoco viene necesariamente mal. El dólar alto hace subir los ingresos por exportaciones, lo que estimula la industria exportadora, y el consiguiente auge exportador estimula un círculo virtuoso de mayores ingresos por ventas externas.

Y si bien esto es verdad, también es cierto que una devaluación reduce el poder adquisitivo de la gente porque hace subir el precio de los productos importados que necesitan o quieren comprar. El alza de precios trae exigencias de aumento de sueldos y subir los sueldos aumenta los costos de producción, lo cual reduce la competitividad de las exportaciones inicialmente beneficiadas por la devaluación. Las alzas del dólar, además, aumentan la deuda externa si los créditos fueron contraídos en dólares.

En todo caso, América Latina no tiene buenos recuerdos de las alzas del dólar de las décadas 70 y 80. Por eso hay preocupación. Pero las devaluaciones de esos años fueron pronunciadas y súbitas, mientras hoy están siendo moderadas y paulatinas. Intervenir el tipo de cambio para mantener estable el precio de la divisa puede a veces hacerse necesario. Pero hay que tener cuidado, porque el remedio puede ser peor que la enfermedad...

Hace unos días, Rusia optó por subir las tasas de interés a fin de estabilizar el rublo. La medida no sólo ha asestado el golpe negativo a la actividad económica que trae toda alza de tasas, sino que fracasó en su objetivo de impedir la caída del rublo. Ahora los diagnósticos de la situación comparan a la Rusia actual con Estados Unidos tras el crash de 1929 y los pronósticos hablan de una caída de hasta 5% del PIB el próximo año.

A comienzos de los años 80, Chile mantuvo artificialmente bajo el precio del dólar con el objetivo de estimular su economía. La intervención cambiaria terminó desastrosamente cuando una grave crisis del sistema financiero obligó al país a devaluar fuertemente su moneda de un día para otro. Al año siguiente la economía se contrajo más de 14%, mientras el desempleo llegaba al 24%.

El escenario actual para América Latina es mucho menos amenazador que el de Rusia o el de Chile en 1982, pero los bancos centrales latinoamericanos deben estar especialmente atentos y tener bien formulados planes para intervenir el mercado cambiario si es necesario. El fortalecimiento del dólar erosiona los términos de intercambio de la región en momentos en que, con la inminente alza de tasas de interés en Estados Unidos, no está nada claro que los vientos para los flujos internacionales de capital vayan a soplar en nuestra dirección.

Más allá de lo que pase con el dólar, lo que tendrá más peso en la región es que parece que los precios de los commodities seguirán bajando, con un creciente impacto negativo en los ingresos. En Rusia claramente lo que precipitó la crisis fue la abrupta baja en el precio del petróleo, su principal fuente de dólares.

E incluso si el dólar subiera de precio más abrupto y profundamente que hasta ahora, los países de la región están mejor equipados que durante las crisis de los años 70 y 80. Para empezar, el ahorro en la región es alto: en promedio está en torno al 19% del PIB, lo cual significa que hay dólares suficientes para inyectar en los mercados, moderando el alza de la divisa.

Los países además aprendieron la lección de la crisis de la deuda externa de los años 80 y han buscado endeudarse externamente en moneda local para no ver que su deuda se multiplica con cada devaluación. La deuda soberana en dólares de América Latina es hoy relativamente mucho menor que en los años 80, de modo que las devaluaciones tienen menor impacto en esa deuda externa. La contrapartida de esto es que las empresas privadas de la región han aumentado su endeudamiento en dólares aprovechando las bajísimas tasas de interés estadounidenses.

En economía no hay recetas indisputables y la respuesta a cualquier pregunta suele ser ni tanto ni tan poco. Y eso es lo que sucede hoy con el alto precio del dólar en la región. No es tan preocupante, pero igual debemos estar preparados para intervenir si es necesario. Más debiera preocuparnos el bajo precio de nuestras materias primas de exportación.

América Economía (Chile)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
27/10/2017|
22/10/2017|
16/09/2017|
10/09/2017|
26/08/2017|
14/07/2017|
25/06/2017|
10/06/2017|
07/06/2017|
01/06/2017|
31/05/2017|
20/05/2017|
09/04/2017|
01/04/2017|
27/03/2017|
12/01/2017|
08/12/2016|
04/12/2016|
01/11/2016|
11/07/2016|
08/06/2016|
27/04/2016|
30/03/2016|
17/03/2016|
17/03/2016|
17/03/2016|
01/12/2015|
17/10/2015|
18/09/2015|
24/08/2015|
26/07/2015|
25/06/2015|
04/06/2015|
21/05/2015|
03/05/2015|
20/04/2015|
02/04/2015|
16/03/2015|
01/03/2015|
21/02/2015|
13/02/2015|
29/01/2015|
24/01/2015|
19/01/2015|
21/12/2014|
06/12/2014|
25/11/2014|
19/11/2014|
06/11/2014|
29/10/2014|
22/10/2014|
18/10/2014|
06/10/2014|
27/09/2014|
13/09/2014|
06/09/2014|
26/07/2014|
08/07/2014|
25/05/2014|
09/05/2014|
05/05/2014|
20/04/2014|
14/04/2014|
31/03/2014|
20/03/2014|
10/03/2014|
14/02/2014|
17/01/2014|
02/01/2014|
26/12/2013|
13/12/2013|
08/12/2013|
29/11/2013|
20/11/2013|
18/11/2013|
09/11/2013|
09/11/2013|
15/10/2013|
16/09/2013|
23/08/2013|
25/07/2013|
05/06/2013|
29/04/2013|
29/04/2013|
27/04/2013|
30/03/2013|
02/02/2013|
25/01/2013|
22/01/2013|
04/01/2013|
04/01/2013|
04/01/2013|
02/12/2012|
02/12/2012|
13/11/2012|
13/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
12/07/2012|
28/05/2012|
12/04/2012|
04/04/2012|
31/03/2012|
16/02/2012|
27/10/2011|
09/10/2011|
12/09/2011|
12/09/2011|
27/08/2011|
27/08/2011|
23/08/2011|
23/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
09/07/2011|
09/07/2011|
13/06/2011|
13/06/2011|
30/01/2011|
13/11/2010|
13/11/2010|
08/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
25/10/2010|
06/09/2010|
30/08/2010|
30/08/2010|
29/08/2010|
29/08/2010|
30/07/2010|
12/07/2010|
26/06/2010|
13/04/2010|
05/03/2010|
15/02/2010|
20/12/2009|
20/12/2009|
05/12/2009|
05/12/2009|
23/07/2009|
23/07/2009|
20/03/2009|
25/01/2009|
26/06/2008|
26/06/2008|
03/05/2008|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House