Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Economía y Finanzas  
 
01/04/2017 | Un gasoducto estratégico para Italia y Europa, paralizado por 211 olivos

Ángel Gómez Fuentes

Enfrentamientos en Apulia entre policía y agricultores que se oponen a la construcción de 8 kilómetros del Gasoducto Transadriático

 

Un olivar de la región de Apulia, en el tacón de la bota italiana, está siendo escenario de una batalla entre policía y los manifestantes que se oponen a la construcción de un ambicioso gasoducto que debe distribuir anualmente 10.000 millones de metros cúbicos de gas natural en toda Europa. Se hace necesario arrancar 211 olivos centenarios (algunos tienen más de 400 años de antigüedad), que luego volverán a ser plantados en el mismo lugar, pero la protesta ciudadana, que se acompaña de instrumentación política, impide de momento la operación.

El Gasoducto Transadriático (TAP, en sus siglas en inglés) conducirá el gas natural desde el mar Caspio (Azerbaiyán) a lo largo de 878 kilómetros; de los cuales, 550 en Grecia, 215 en Albania, 105 bajo el mar Adriático y solamente 8 kilómetros bajo tierra en Italia, donde se conectará con la red de gasoductos italianos, una red que con sus 13.000 kilómetros es una de las más extendidas del mundo. El Gasoducto Transadriático forma parte del corredor gasista del sur de Europa (la inversión total es de 40.000 millones de euros), iniciativa de la Comisión Europea con vistas a garantizar la energía en la Unión Europea y reducir la dependencia de Rusia y de Gazprom. El objetivo es evitar crisis energéticas como la vivida el 2009, a raíz de los cortes de suministro de gas por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Participación de Enagas

Las únicas protestas contra el Gasoducto Transadriático, proyecto en el que la empresa española Enagas tiene una participación del 16 por 100, son de Apulia, una región con maravilloso arte barroco que ve en el cultivo de sus 60 millones de olivos su principal fuente de riqueza, junto al creciente turismo. Un árbol de olivo figura en el escudo y la bandera de Apulia, un reflejo de la identificación de esta región con el olivo, cuya existencia en esta tierra se remonta a 1.200 años antes de Cristo.

Las manifestaciones, con la participación de varios alcaldes de la región, se llevan a cabo en Melendugno, pueblo de 10.000 habitantes, 25 kilómetros al sur de Lecce, célebre capital por su barroco. En la zona se teme que el trazado del gasoducto sea la ruina de la playa de San Foca, en Mendugno, perjudicando al turismo. Con el fin de paralizar el proyecto, la región de Apulia recurrió a los tribunales, que han rechazado el recurso, dando vía a los trabajos arrancar temporalmente los olivos. El ministro del Ambiente, Gian Luca Galleti, ha reiterado que el recorrido del gasoducto se estudió con el máximo detalle y con todas las garantías para el medio ambiente: “Hemos hecho las cosas con total corrección; la obra sirve al país y desde el punto de vista ambiental es positiva”, dijo Galleti. Para Melendugno los beneficios económicos sin importantes: El gasoducto debe pagar al ayuntamiento 500.000 euros anuales de impuestos por el microtunel.

Por el momento se han traslado un centenar de olivos. Falta por arrancar otros tantos. Todos ellos serían reimplantados en el mismo lugar, una vez que hayan terminado las tareas de construcción del microtunel y las tuberías del gasoducto, a poco más de un metro de profundidad.

Los trabajos se han paralizado desde el jueves por la imposibilidad de parte de las fuerzas del orden de asegurar una adecuada protección a la zona del microtunel. El lunes será posible desplegar de nuevo una masiva fuerza policial para impedir incidentes y desórdenes, permitiendo así reanudar la actividad.

Algunos observadores consideran tragicómica e insensata la protesta, porque el gasoducto no perjudica el desarrollo del sur de Italia, sino que lo favorece. Pero se impone a menudo la manipulación política de movimientos adversarios a las obras públicas en Italia, alcanzado niveles muy preocupantes. Datos oficiales del 2016 indican que más de 600.000 millones de euros, desde ahora hasta el 2030, son los costes de los atrasos y de las obras en infraestructuras que están bloqueadas.

El caso de Apulia se considera emblemático en Italia: Un gasoducto estratégico para Italia y Europa se ve paralizado por 211 olivos.

ABC (España)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 1237 )
fecha titulo
06/08/2017 US’ Russia Sanctions Could Have Negative Impact On European Energy Security – Analysis
01/08/2017 Análisis: La competitividad de la eólica onshore en el Reino UnidoAnálisis: La competitividad de la eólica onshore en el Reino Unido
30/07/2017 Europe’s Wind Capacity Grows But Concerns Persist
26/07/2017 ¿Es la energía solar suficiente para iluminar el mundo?
22/07/2017 Kyrgyzstan’s Hard-Luck Hydropower Project – Analysis
20/07/2017 Análisis: El rey carbón pierde su importancia en el sector energético británico
16/07/2017 Technical Failure That Could Clear The Oil Glut In A Matter Of Weeks – Analysis
15/07/2017 Energy Guru Lifts Veil On First Putin-Trump Meeting – Interview
08/07/2017 Don’t Hold Your Breath For Deeper OPEC Cuts – Analysis
02/07/2017 Enfoque: Sobre la generación de energía de las caminatas


Otras Notas del Autor
fecha
Título
29/07/2017|
24/02/2017|
09/04/2015|
24/07/2014|
01/06/2013|
18/03/2013|
21/12/2010|
14/12/2010|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House