Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Parrilla  
 
14/04/2017 | Trump une la negociación comercial con China y el conflicto norcoreano

Sandro Pozzi

El presidente de EE UU está dispuesto a aceptar el déficit si Pekín le ayuda a neutralizar la amenaza nuclear

 

Donald Trump vuelve a ajustar su doctrina, si es que la tiene. El presidente de Estados Unidos habla ahora de hacer concesiones económicas a China a cambio de que le ayude a neutralizar la amenaza de Corea del Norte. Con este sentido, se muestra partidario de no declarar a su principal socio comercial como país manipulador de su divisa. Eso sí, considera que el dólar está “demasiado fuerte” pero no lo atribuye solo a que otros países devalúen sus monedas.

El Tesoro estadounidense suele publicar a mediados de abril su informe semestral sobre el mercado internacional de divisas. En esta ocasión había gran interés en Wall Street para ver cómo Trump iba a trasladar la retórica proteccionista de la campaña a la realidad. El entonces candidato prometió que no cejaría un minuto al poner a China la etiqueta de manipulador de su moneda.

Volvió a decirlo el primer día en el Despacho Oval. Pero tres meses después, el inquilino de la Casa Blanca reconsidera su postura y se distancia de uno de los pilares principales de su campaña. “No son unos manipuladores de su divisa”, afirma el presidente en una entrevista con The Wall Street Journal cuando no ha pasado una semana de su reunión con el presidente chino, Xi Jinping, en Mar-a-Lago.

Trump, en sus propias palabras, ofreció a Xi  un trato comercial más favorable a cambio de ayuda para afrontar la amenaza nuclear de Cora del Norte. El presidente cuenta, como si se tratara de un pacto de negocios, que aunque no le gusta ver el déficit comercial siga a estos niveles tan altos, considera que el canje “merece la pena” y denunciar a China como manipulador podría complicar el diálogo.

El anterior informe del Tesoro publicado en octubre, cuando el demócrata Barack Obama era aún presidente, citaba a China y otros cinco países entre las economías que seguían de cerca por sus prácticas injustas. Evitaba así llegar al extremo de acusarla directamente, algo que no se hace desde 1994. El secretario de Comerio, Wilbur Ross, está elaborando una lista negra de países que engañan en comercio, para actuar en consecuencia.

Es el dólar, no el yuan

China se abstuvo, además, este miércoles en el voto del Consejo de Seguridad de la resolución patrocinada por Estados Unidos, Francia y Reino Unido solicitando una investigación del ataque químico en Siria. En la práctica sirve de poco, porque el borrador fue vetado por Rusia. Pekín, además, ya renunció a usar el bloqueo en otras ocasiones. Trump, sin embargo, considera que es una muestra de que quiere cooperar.

El presidente hace en la entrevista un giro más en su interpretación de la realidad. No es que el yuan esté demasiado débil, es que el dólar “está demasiado fuerte”. Y en este sentido dice que “la culpa es parte mía”. “La gente confía en mí”, añadió. Pero también dijo que la apreciación del billete verde “acabará haciendo daño”, en referencia a la pérdida de competitividad para las compañías exportadoras.

El dólar se apreció un 2% desde las elecciones. Es poco común que el inquilino de la Casa Blanca pongan en duda la fortaleza del dólar. Pero no es tampoco la primera vez que Trump lo dice. La reacción fue inmediata en el mercado de divisas y en solo 15 minutos la moneda de EE UU perdió un 0,5% de su valor. El presidente también dice ahora que le gusta una política de bajos tipos de interés.

El País (Es) (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
23/09/2016|
17/09/2016|
07/04/2015|
14/01/2015|
02/12/2014|
11/06/2014|
24/03/2014|
09/10/2013|
08/05/2013|
24/02/2012|
24/02/2012|
24/02/2012|
22/03/2009|
06/05/2007|
06/05/2007|
25/10/2005|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House