Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
High Tech  
 
05/06/2017 | Carrera de armamento en la UE

Pablo Rodriguez Suanzes

Bruselas coordinará la política de Defensa y Seguridad tras el distanciamiento de EEUU

 

La "creciente inestabilidad" mundial, las "nuevas amenazas emergentes" y la "evolución de la relación transatlántica", un tabú para referirse al diario distanciamiento de EEUU, empujan a la Unión Europea a dar uno de los pasos pendientes desde hace demasiado tiempo y más delicados: la apuesta decidida por una Defensa Europea.

Tras asumir que "el poder blando no es suficiente", la UE anunciará este miércoles la creación de un Fondo Europeo de Defensa, un proyecto que a partir de 2020 debería inyectar "miles de millones de euros" directos del Presupuesto comunitario para la financiación no ya sólo de la I+D, sino del desarrollo de prototipos de uso militar y la creación de varias centrales de compra para los Estados Miembros.

Bruselas quiere meterse de lleno en un debate crítico y sabe que el momento, tras los vaivenes de Donald Trump, es el idóneo. "No creemos que el 2% del PIB de gasto que pide la OTAN sea bueno o sea lógico. Eso puede incluir subir pensiones o gastar más en calefacción para cuarteles vacíos. Lo que hace falta, lo que importa, es el gasto de calidad y el Fondo Europeo de Defensa puede ayudar", explican fuentes europeas.

La UE reconoce que en la última década la inversión en la seguridad se ha reducido un 12% y eso es un problema. Pero según los cálculos de la Comisión, "la falta de cooperación entre los países en el campo de la Defensa y la Seguridad tiene un coste anual de entre 25.000 y 100.000 millones de euros", pues el 80% de las compras y el 90% de la investigación en tecnología se hace desde una perspectiva individual. Según Bruselas, "hasta el 30% de los gastos anuales de Defensa se podrían ahorrar a través de centrales de compra" más eficientes.

Hay ejemplos muy concretos: la UE tiene 178 tipos diferentes de armamento, frente a los 30 de EEUU. Los soldados europeos usan hasta 17 tipos de tanques, mientras que en todo Estados Unidos hay uno. Y hay "más productores de helicópteros que Gobiernos capaces de comprarlos".

Si la idea de la Comisión prospera y el Parlamento Europeo logra ser convencido, será la primera vez que el dinero del contribuyente europeo se destine directamente para uso militar. Ahora, de una forma u otra, hay mecanismos que se mueven en zonas grises, aprovechando lo complicado que es trazar una frontera entre lo civil y lo militar en lo que a la creación y el uso de la tecnología se refiere. Un taque es un taque, pero el uso de radares, drones o geolocalización es lo suficientemente ambiguo como para que el Banco Europeo de Inversiones, por ejemplo, ya financie todo tipo de proyectos.

El dinero, una "bomba política", la próxima legislatura

En la actualidad, la UE ha movilizado 90 millones de euros para el periodo 2017-2019 pero sólo para I+D. Una cantidad insignificante que arranca con apenas 25 millones para este ejercicio. Ahora se da el siguiente paso, la ayuda para la fabricación y el desarrollo de prototipos, impulsando consorcios transfronterizos. Se han ido firmando una serie de acuerdos y el miércoles se identificarán una serie de proyectos concretos y "cruciales para nuestra defensa", según fuentes europeas, que se pueden beneficiar del paraguas comunitario.

El dinero de verdad llegaría la próxima legislatura. Para el siguiente marco presupuestario, a partir de 2019, se prevén al menos 500 millones de investigación y desarrollo. Y en noviembre se habló ya de 5.000 millones anuales para las capacidades concretas, incluyendo la aportación de los Estados Miembros. Pero la cifra final, que se está ultimando, será "una bomba política", según fuentes muy cercanas a su desarrollo, pero tiene el visto bueno de la industria.

Esta semana, también, la UE hará público un "Papel de reflexión" sobre "El futuro de la Defensa europea". El documento, al que ha tenido acceso EL MUNDO, asegura que "los ciudadanos cada vez están más preocupados por la seguridad y miran a la Unión en busca de protección. Si queremos hacer frente a sus expectativas la Seguridad y la Defensa deben jugar un papel prominente en el proyecto europeo".

Tras el Brexit la UE se llenó de dudas. El proyecto político está cuestionado y la falta de consenso ha llevado a que se acepte como inevitable la "Europa de dos velocidades". Pero entre los 27 hay cierto consenso en que los temas de Defensa pueden ser lo que más nos unan. Todos coinciden en que los Estados miembros, por separado, tienen poco que hacer en el mundo. Pero como destaca el papel, el gasto agregado de los miembros sitúa a la UE sólo detrás de Estados Unidos en el mundo. "Movernos hacia una autonomía estratégica requiere gastar más pero también gastar mejor y gastar juntos", dice el texto que verá la luz el miércoles.

La base filosófica de la propuesta es firme. "Tenemos que ser capaces de actuar en solitario cuando sea necesario", "los Estados miembros son demasiado pequeños y las economías de escala importantes más que nunca para mejorar la efectividad y la eficiencia". Por eso la apuesta debe de ser inmediata. De cara al futuro, la UE ve tres posibles escenarios. Al igual que ocurrió con el llamado Libro Blanco sobre el porvenir de la Unión, presentado en marzo, los comisarios no toman partido por ninguno. Pero queda patente que su preferencia es el último y más ambicioso, aunque sea a medio plazo.

Tres escenarios posibles en Seguridad y Defensa

El primero, llamado Cooperación en Seguridad y Defensa sería "principalmente voluntario y dependería en decisiones ad hoc". En él, la UE "continuaría siendo capaz de desplegar misiones civiles y otras de relativamente pequeña escala de corte militar, así como operaciones para la gestión de crisis". Más o menos lo que hay ahora pero con algo más de colaboración, tratando de que "la UE complemente los esfuerzos individuales" de los países. Igualmente, en este escenario menos optimista, "los Estados Miembros compartirían, de forma voluntaria, intercambios de información sobre ataques y ciberamenazas". Según la Comisión "habría más trabajo colectivo" pero "la industria de defensa seguiría fragmentada".

La segunda hipótesis, con el nombre Seguridad y Defensas compartidas se iría todavía un paso más allá, y como "resultado la UE reforzaría sus habilidades para proyectar poder militar e implicarse en crisis externas". Eso no implica asumir roles de la OTAN, con la que "se cooperaría de forma sistemática y coordinada" pero "la UE tomaría más acciones decisivas para lidiar con amenazas y desafíos". A nivel práctico la Unión tendría que dar un paso al frente en el exterior con su "fuerza militar" para ser capaz de "llevar a cabo operaciones de alta intensidad en la lucha contra el terrorismo y frente a amenazas híbridas. Si se llegara a este escenario intermedio, "la cooperación sería la norma y no la excepción", las "duplicidades se reducirían drásticamente" y, "empujadas por un ambicioso Fondo Europeo de Defensa, los estados desarrollarían capacidades multinacionales.

El tercer y último escenario es el favorito de los técnicos europeos. Supone la Seguridad y Defensa Común. Una integración total en la que "las amenazas serían sistemáticamente seguidas y abordadas de forma conjunta, en cooperación cercana" con las agencias nacionales de seguridad. Además, y esto es lo más osado y problemático, "la UE sería capaz de dirigir operaciones de alto nivel", lo que según los borradores en los que se trabaja, "potencialmente incluirían, por ejemplo, la imposición de zonas de exclusión aérea, operaciones contra grupos terroristas, operaciones navales en entornos hostiles y acciones de ciberdefensa". Algo complicado incluso en la teoría pero que debería llevar a que sus fuerzas "puedan ser desplegadas, en cualquier momento y rápidamente, en nombre de la Unión". Algo lejos del ejército europeo que le gustaría tener a Jean-Claude Juncker pero lo más parecido que se pueda imaginar ahora mismo.

El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
24/06/2017|
11/06/2017|
31/05/2017|
26/05/2017|
24/04/2017|
20/04/2017|
01/04/2017|
31/03/2017|
11/03/2017|
09/03/2017|
07/03/2017|
02/03/2017|
22/02/2017|
05/12/2016|
17/10/2016|
27/04/2016|
10/04/2016|
27/03/2016|
28/11/2015|
22/11/2015|
11/11/2015|
10/11/2015|
23/09/2015|
25/08/2015|
25/02/2015|
24/02/2015|
20/02/2015|
20/11/2014|
19/10/2014|
09/08/2014|
06/03/2009|
06/03/2009|
08/02/2009|
01/02/2009|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House