Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Parrilla  
 
10/06/2017 | ¿Es Trump o son los Estados Unidos?

América Economía Staff

El principal columnista y economista jefe de Financial Times, Martin Wolf, no se quedó corto para describir lo que ha significado la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París: “Los EE.UU. son una superpotencia delincuente”, usando el mismo término inglés para delincuente o canalla (“rogue”) con que EE.UU. ha caracterizado a estados como Libia, Irak o Afganistán en otros momentos.

 

La rapidez con que EE.UU. se ha degradado en la escena mundial, tras el ascenso de Donald Trump a la presidencia, es escalofriante. Prueba de ello es el romance Trump-Putin del inicio, que ha desembocado en el escándalo de gente de su familia y de su equipo comprometida con la inteligencia y la diplomacia rusa. El desdén del gobierno Trump por el acuerdo básico entre Estados Unidos y Europa en lo militar y su explícita falta de compromiso con la defensa de Europa, congruente con su idilio con el gobierno autoritario de Putin. Su declarado apoyo y admiración por los regímenes autoritarios, por decir lo menos, de Turquía y Filipinas, entre otros. Su temprano rechazo del TPP, marcando su alejamiento de una política pro libre comercio a nivel global. Y ahora, los EE.UU. de Trump se ponen al margen del Acuerdo de París, quizá la más gloriosa conquista de la diplomacia mundial en las últimas décadas, firmada para frenar el cambio climático y evitar que la temperatura del planeta suba más allá de dos grados. Cual matón de barrio, los EE.UU. de Trump -el segundo mayor generador de CO2 del planeta, y el primero per cápita- dice que nadie le ordena qué hacer en su casa, ignorando que en lo medioambiental hoy nuestra casa es todo el planeta.

Ya muchos de los 194 firmantes restantes han declarado que seguirán en el Acuerdo, entre ellos China (el mayor emisor actual de CO2), la Unión Europea e India (el tercer mayor emisor). Es muy significativo que también unos 1.200 firmantes de EE.UU., incluyendo nueve gobernadores de estados y 246 alcaldes, así como representantes de grandes empresas, universidades y otras instituciones del país, han dicho en una declaración conjunta que mantendrán y profundizarán las medidas de protección del medio ambiente. Por otro lado, hay un costo global por dañar el medio ambiente del que las industrias estadounidenses más contrarias al Acuerdo difícilmente escaparán: ya grandes fondo de inversión globales han expresado que si las empresas generadoras de electricidad estadounidenses no mejoran sus estándares medioambientales, como lo están haciendo las europeas, crecerá su riesgo de inversión y algunos de estos fondos se retirarían de dichas inversiones.

Pero sin duda la decisión del gobierno de EE.UU. es un golpe a la salud del planeta.

Los optimistas dicen que EE.UU. demorará cuatro años en salir del Acuerdo, y que para entonces Trump ya estará fuera, y en cosas de días un nuevo gobierno podría volver a firmarlo. Esa hipótesis se basa implícitamente en la idea de que Trump es un accidente, monstruoso pero accidente al fin, que Estados Unidos no es Trump. Creemos que sí, es en cierto modo un accidente que la persona elegida por los estadounidenses haya sido un lunático inestable emocionalmente, ignorante, alguien incapaz de concentrarse en otra cosa que no sea su ego. Pero sus políticas no son un accidente, responden a intereses concretos y a una situación histórica objetiva de EE.UU. Así, en el tema del cambio climático, es necesario recordar que EE.UU. nunca ratificó el más limitado Acuerdo de Kyoto de 1997, que precedió al de París. Tras la estupidez e ignorancia groseras del presidente norteamericano se mueven intereses gigantescos de la industria petrolera, que han sido detalladamente expuestos por medios como The New York Times, New Yorker, Washington Post y otros. Esa industria, liderada políticamente por los hermano Koch y ExxonMobil, ha transformado al Partido Republicano en caja de resonancia de sus políticas. Y lo ha hecho a pesar de que la industria emergente de energías renovables da más empleo y está creando mucho más valor que la vieja industria de los combustibles fósiles como petróleo y carbón. Además, esta industria tiene a su servicio una larga lista de think tanks como Cato Institute, Heritage Foundation, American Enterprise Institute, entre otros, listos para afirmar que el cambio climático es una farsa o que no ha sido probado científicamente.

Trump no es pues, lamentablemente, un accidente. Es una de las formas posibles en que esta superpotencia responde a la disminución relativa de su poder mundial. No es la única forma, ni es inexorable: pero no es accidental. Es la respuesta que trata de fijar las cosas como fueron en su cenit, o como se imagina que fueron. Pues en realidad America fue “great”, como le gusta decir a Trump, cuando logró crear y apoyar instituciones mundiales como las Naciones Unidas, la Organización Mundial del Comercio, el FMI, el Banco Mundial y los acuerdos que permitieron la reconstrucción de Europa y de Japón. Nada que ver con política aislacionista, proteccionista, mezquina, pequeña del diseño Trump. El hecho de que su primera gran batalla global -la salida del Acuerdo de Paris- sea para defender la industria petrolera y del carbón, las energías del pasado, es revelador de que Trump representa la decadencia, el pasado de Estados Unidos. Ese, lo admitimos y lo queremos creer, no es el único camino para EE.UU., pero es el que hoy ha emprendido ese país. Y que lo ha puesto entre los estados delincuentes, como dice Wolf.

Claro que hay otras alternativas para EE.UU., que sigue siendo la primera potencia económica, militar y tecnológica del mundo; que sigue contando con instituciones admirables que han logrado contener algunas de las brutalidades de Trump; y que tiene una porción muy relevante (mayoritaria, en realidad) que rechazó a Trump en las urnas. Todo eso permite mantener las opciones abiertas y una porción de optimismo.

Pero hoy en día, con estos EE.UU., China y la Unión Europea parecen estar tomando el liderazgo de la batalla contra el cambio climático y por preservar el comercio global. Estos son tiempos de cambios tectónicos en la política y la economía globales. América Latina no puede quedar al margen. Tras más de un siglo casi exclusivamente bajo el paraguas político, militar y económico de EE.UU., quizá sea hora de revisar las alianzas y el peso de cada una de ellas.

América Economía (Chile)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
16/09/2017|
10/09/2017|
26/08/2017|
14/07/2017|
25/06/2017|
07/06/2017|
01/06/2017|
31/05/2017|
20/05/2017|
09/04/2017|
01/04/2017|
27/03/2017|
12/01/2017|
08/12/2016|
04/12/2016|
01/11/2016|
11/07/2016|
08/06/2016|
27/04/2016|
30/03/2016|
17/03/2016|
17/03/2016|
17/03/2016|
01/12/2015|
17/10/2015|
18/09/2015|
24/08/2015|
26/07/2015|
25/06/2015|
04/06/2015|
21/05/2015|
03/05/2015|
20/04/2015|
02/04/2015|
16/03/2015|
01/03/2015|
21/02/2015|
13/02/2015|
29/01/2015|
24/01/2015|
19/01/2015|
03/01/2015|
21/12/2014|
06/12/2014|
25/11/2014|
19/11/2014|
06/11/2014|
29/10/2014|
22/10/2014|
18/10/2014|
06/10/2014|
27/09/2014|
13/09/2014|
06/09/2014|
26/07/2014|
08/07/2014|
25/05/2014|
09/05/2014|
05/05/2014|
20/04/2014|
14/04/2014|
31/03/2014|
20/03/2014|
10/03/2014|
14/02/2014|
17/01/2014|
02/01/2014|
26/12/2013|
13/12/2013|
08/12/2013|
29/11/2013|
20/11/2013|
18/11/2013|
09/11/2013|
09/11/2013|
15/10/2013|
16/09/2013|
23/08/2013|
25/07/2013|
05/06/2013|
29/04/2013|
29/04/2013|
27/04/2013|
30/03/2013|
02/02/2013|
25/01/2013|
22/01/2013|
04/01/2013|
04/01/2013|
04/01/2013|
02/12/2012|
02/12/2012|
13/11/2012|
13/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
12/07/2012|
28/05/2012|
12/04/2012|
04/04/2012|
31/03/2012|
16/02/2012|
27/10/2011|
09/10/2011|
12/09/2011|
12/09/2011|
27/08/2011|
27/08/2011|
23/08/2011|
23/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
09/07/2011|
09/07/2011|
13/06/2011|
13/06/2011|
30/01/2011|
13/11/2010|
13/11/2010|
08/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
25/10/2010|
06/09/2010|
30/08/2010|
30/08/2010|
29/08/2010|
29/08/2010|
30/07/2010|
12/07/2010|
26/06/2010|
13/04/2010|
05/03/2010|
15/02/2010|
20/12/2009|
20/12/2009|
05/12/2009|
05/12/2009|
23/07/2009|
23/07/2009|
20/03/2009|
25/01/2009|
26/06/2008|
26/06/2008|
03/05/2008|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House