Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Transparencia  
 
24/06/2017 | ''La corrupción en Venezuela mata''

Nuria Lopez

La violencia sigue aumentado en un país sin Estado, ni justicia y en el que sus ciudadanos se encuentran "en un callejón sin salida", destaca la responsable de esta ONG que lucha contra la impunidad

 

Represión, asesinatos, inseguridad, escasez de alimentos, de medicinas y una inflación disparada son algunos de los 'ingredientes' de la actual sociedad venezolana, al borde del precipicio por las ansias de totalitarismo de su presidente, Nicolás Maduro. Y detrás de toda esta debacle se encuentra la corrupción como la principal causante de las muertes de ciudadanos en el país latinoamericano.

"La corrupción en Venezuela mata", sentencia Mercedes de Freitas, directora de la sección venezolana de Transparencia Internacional, una asociación civil sin ánimo de lucro dedicada a frenar esta problemática a nivel mundial. "Mata porque el control de la salud la tiene el Estado venezolano; de las compras de alimentos: las empresas que producen esos bienes están bajo el control del Estado; de las importaciones y del cambio del dólar; el Estado utiliza el dinero para propaganda y para promoverse, pero no para resolver nuestros problemas", explica esta historiadora de profesión, que hace 14 años se decidió a combatir la corrupción existente en su país.

"Cuando el Gobierno compra medicamentos vencidos porque hay alguien haciendo negocio y se queda con la mitad del dinero en esas compras, cuando compra equipos médicos que no se pueden instalar porque no tienen que ver con la tecnología que tiene el hospital, cuando se compran alimentos vencidos, cuando tenemos un sistema judicial que no mete en prisión a los delincuentes, cuando no hay control de las armas..." En todos estos casos enumerados por la responsable de Transparencia Internacional Venezuela "la corrupción mata". "El nivel de asesinatos es brutal y continúa", destaca De Freitas, en una entrevista durante su visita a Madrid con motivo de la jornada 'Separación de poderes, clave para la Democracia, Justicia, Derechos Humanos y Anticorrupción', organizada por la ONG a la que pertenece.

José Ugaz Sánchez-Moreno, presidente de Transparencia Internacional a nivel mundial y que la acompaña en este encuentro, subraya que Venezuela ya se sitúa en los niveles de percepción de corrupción de estados fallidos como Somalia, Sudán del Sur y Haití. "Estamos peor que Haití", hace hincapié De Freitas, comparando la situación de su país con uno de los más pobres de América.

Para entender esta 'enfermedad' que azota al pueblo venezolano hay que echar la vista atrás. "Con la llegada de [Hugo] Chávez al poder se inician prácticas de control de todo el aparato del Estado y con eso comienza a debilitarse la institucionalidad", explica la directora de la organización en su delegación de Venezuela. A esto hay que añadir las grandes sumas de dólares que llegaron el país gracias al petróleo. En el período de mandato de Chávez, "la cantidad de dinero que entró en Venezuela fue brutal, en muy poco tiempo y sin sistemas de control de verificación".

"No tenemos Estado"

Después llegaría el desastre económico. "En el 2010 ya el presidente Chávez anunció una emergencia de salud, en el 2011 anunció una emergencia eléctrica, en el 2012 la quiebra de Venezuela, la muerte de Chávez [2013] y todo lo que acompañó ese proceso fue despilfarro, desaparición de cientos de miles de millones de dólares", argumenta De Freitas, que cifra -aunque advierte que es complicado de verificar- lo que desapareció por la mala gestión en 300.000 millones de dólares.

Y así se deriva en el panorama que hoy en día conocemos en Venezuela, fruto del intento de mantenerse en el poder por parte del 'madurismo'. "No tenemos Estado", apunta la activista, que también dice que "el régimen militar está asumiendo la responsabilidad y la justicia". Maduro puso en marcha la estrategia de juzgar a civiles en tribunales militares para ahuyentar las protestas masivascontra el Gobierno que se suceden un día tras otro en las calles venezolanas. Antecedente de este nuevo tipo de enjuiciamientos es el caso del diputadoGilber Caro, al que encarcelaron en una prisión militar en enero.

A pesar de todo esto y aunque la solución al desastre venezolano está lejana, algo está cambiado en el país. "Hay muy poca gente que quiera defender a Maduro". El 'chavismo' pierde fuelle y el choque entre Supremo y Fiscalía "es lo más importante que ha pasado en los últimos años", en opinión de la directora de Transparencia Internacional Venezuela. "A todos los jóvenes que han detenido en las marchas, los fiscales en los tribunales han pedido libertad plena, los jueces sin embargo han pedido fianzas", añade. Además, "la presión internacional ha sido mucho más fuerte que nunca y esto tiene que tener consecuencias porque hay internamente fisuras".

Sin embargo, lo que más preocupa a De Freitas es la deriva que pueda tomar el país porque "todavía en Venezuela la corrupción es un gran negocio" y el día a día sigue estando teñido de terror -ella misma y otros integrantes de la ONG han sufrido presiones-. "Estamos como en un callejón sin salida", concluye, aunque con optimismo porque la gente seguirá marchando hasta que llegue la salida para una tierra que en el pasado fue conocida como 'la Venezuela saudita'.


El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
16/11/2017|
24/06/2017|
28/04/2017|
25/11/2016|
15/10/2016|
15/10/2016|
09/09/2015|
14/08/2015|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House