Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Economía y Finanzas  
 
26/07/2017 | ¿Habrá un nuevo TLCAN para 2018?

Leo Zuckermann

La Oficina del Representante Comercial de EU (USTR) ya envió al Congreso estadunidense el documento Resumen de los objetivos de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Las negociaciones comenzarán el 16 de agosto. Los cambios tendrán que ser aprobados por los poderes legislativos de México, Estados Unidos y Canadá.

 

Para nuestro país, lo ideal es que haya una renegociación rápida que dure alrededor de tres a seis meses, de tal suerte que, para el primer trimestre del año que entra, se tenga un proyecto que pueda ponerse a consideración de los legisladores de cada país y se apruebe antes que termine 2018. Adelanto mi conclusión: se ve extremadamente difícil que esto suceda. Explico por qué.

Las tres naciones tienen tiempos y procedimientos legislativos diferentes. En Estados Unidos, por ejemplo, si el proyecto se tiene listo a principios de 2018, entre que se requiere un periodo de 120 días para evaluar las consecuencias de los cambios propuestos, las discusiones en comisiones y el debate y votación en los plenos de ambas cámaras, podríamos aspirar a una aprobación por ahí de julio-agosto de 2018. Estaríamos a tres meses de las elecciones intermedias de ese país donde, el primer martes de noviembre, se renovará la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. La mayoría de los legisladores ya estarán en plena campaña sin ánimo de votar un nuevo TLCAN.

Podría ser, entonces, que dejaran pasar dichos comicios, pero que el Congreso actual sí votara los cambios al TLCAN antes que los nuevos legisladores tomen posesión el tres de enero de 2019. Esto abriría un debate acerca de la legitimidad de aprobar una pieza tan delicada como el nuevo TLCAN por parte de una Legislatura que va de salida. La alternativa sería esperar a 2019 a que lo haga el nuevo Congreso  que naturalmente tendrá una conformación, agenda y prioridades distintas.

Eso en Estados Unidos. En el caso de México, el nuevo TLCAN sólo tiene que aprobarse por el Senado. Suponiendo que la negociación se encuentre lista a principios de 2018, podría votarse en el último periodo ordinario de la presente Legislatura (febrero-abril) o después en uno extraordinario. El problema es que, entre más cerca estemos de las elecciones federales del primero de julio, más se politizará este tema. Ya después de esa fecha, tendremos presidente y Senado electos. Sólo Dios sabe quiénes serán. El hecho es que el Senado actual tendría hasta el 31 de agosto de 2018 para aprobar los cambios al TLCAN o dejar que lo hagan los nuevos senadores que entrarían en funciones el primero de septiembre.

A todo esto hay que agregar los procedimientos legislativos en Canadá. Pero con los de México y Estados Unidos tenemos suficiente información para concluir que está muy difícil que se consiga una negociación rápida del nuevo TLCAN y su aprobación legislativa en 2018.

De acuerdo con Gabriel Casillas, director de análisis de Banorte, “el número de meses que han tomado las negociaciones de los tratados de libre comercio más importantes en los últimos años ha promediado 45”. Yo no sé cómo pueda lograrse una negociación súper rápida de tres a seis meses del TLCAN, incluso tomando en cuenta que, en principio, no se tocará el tema de aranceles y cuotas. No obstante, en el documento del USTR se presentan asuntos muy espinosos que deberán ser revisados y negociados con lupa para evitar que el proteccionismo comercial se cuele en la letra chiquita.

Los gobiernos, por más que sus incentivos estén alineados, son entidades lentas. Se tiene que consultar a mucha gente. Súmese a eso las diferencias ideológicas dentro del equipo de Trump y su evidente desorden administrativo. Las contradicciones, que ya se reflejan en el documento del USTR, inevitablemente surgirán retrasando las negociaciones. No veo cómo, en un semestre, pueda resolverse una negociación tan compleja.

Vamos a suponer, sin embargo, que sí se puede. Además, que, con todo y la grilla desatada en 2018, se aprueba el nuevo TLCAN en el Senado mexicano y en el Parlamento canadiense. Lo que yo no veo es que ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos puedan ponerse de acuerdo y aprueben el nuevo TLCAN en pocos meses durante 2018 en medio de la lucha política desatada por las elecciones intermedias en ese país. Ya estamos viendo cómo toda la agenda de Trump está atorada en el Congreso. No ha sacado nada: ni la sustitución del Obamacare ni la reforma fiscal ni la desrregulación. ¿Y sí podemos esperar que el nuevo TLCAN, con todos los intereses económicos que hay de por medio, salga rápido? No lo creo. Es poco probable que el nuevo TLCAN se resuelva el año que entra. Si bien nos va, y el Tratado sobrevive, eso sucederá hasta 2019.

América Economía (Chile)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
17/10/2017|
01/10/2017|
29/07/2017|
18/06/2017|
03/06/2017|
01/06/2017|
25/05/2017|
18/03/2017|
20/01/2017|
11/01/2017|
09/11/2016|
20/10/2016|
15/09/2016|
07/09/2016|
09/07/2016|
19/04/2016|
17/04/2016|
14/10/2015|
05/09/2015|
12/05/2015|
09/03/2015|
03/03/2015|
28/11/2014|
08/10/2014|
26/08/2014|
13/12/2013|
02/11/2013|
29/10/2013|
26/12/2012|
10/11/2012|
28/08/2012|
27/07/2012|
27/07/2012|
27/07/2012|
27/07/2012|
07/07/2012|
21/05/2012|
19/05/2012|
06/05/2012|
22/02/2012|
22/02/2012|
22/02/2012|
05/11/2011|
01/09/2011|
01/09/2011|
25/08/2011|
25/08/2011|
01/08/2011|
12/05/2011|
12/05/2011|
24/04/2011|
24/04/2011|
11/04/2011|
13/01/2011|
23/10/2010|
02/09/2010|
02/09/2010|
03/06/2010|
07/05/2010|
06/05/2010|
22/04/2010|
25/03/2010|
24/02/2010|
12/09/2009|
11/03/2009|
11/03/2009|
07/03/2009|
07/03/2009|
06/03/2009|
06/03/2009|
03/03/2009|
03/03/2009|
07/01/2009|
03/05/2008|
22/02/2008|
16/01/2008|
17/10/2007|
18/09/2007|
18/07/2007|
11/06/2007|
11/06/2007|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House