Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
04/08/2017 | El eje Trump-Putin, en horas bajas

Xavier Colás

El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, advierte a Washington del inicio de "una guerra comercial"

 

Las relaciones entre Washington y Moscú están en un bajo nivel "muy peligroso", dijo el presidente de EEUU, Donald Trump, un día después de promulgar la ley de sanciones aprobada por el Congreso. Mientras, Rusia tacha a los norteamericanos de seguir pensando como en la Guerra Fría y busca una buena posición en la tormenta comercial que se avecina. "Nuestra relación con Rusia está en un bajo histórico muy peligroso", tuiteó Trump. "Se lo podemos agradecer al Congreso, ¡la misma gente que ni siquiera es capaz de darnos salud!", agregó en referencia a la reciente derrota en el Senado de sus planes de reforma del sistema sanitario.

Al otro lado del Atlántico se contemplan los mismos nubarrones. Moscú ha reaccionado a las nuevas sanciones contra Rusia dando la voz de alarma: es el inicio de una "guerra comercial", dijo el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev.

El paquete de medidas aprobadas por el Congreso para castigar a Moscú por su supuesta injerencia en las elecciones afecta sobre todo al sector energético ruso. Pero el salto cualitativo es que también penaliza a compañías de terceros países que colaboren con Rusia y restringe la capacidad de Trump de vetar esas sanciones, una muestra de la desconfianza hacia el presidente por parte de un Congreso dominado por el propio Partido Republicano. La poca estima es mutua: Trump tildó ayer la legislación de "considerablemente defectuosa" y alegó que contiene "varias provisiones claramente inconstitucionales" que "sustituyen" la autoridad "exclusiva" del presidente.

Vladimir Putin no puede tener, de momento, un aliado en la Casa Blanca. O lo tiene maniatado. Pero incluso en la creciente tormenta puede encontrar Moscú una oportunidad. El Kremlin prevé que muchos de los países afectados se rebelen contra el endurecimiento de las sanciones impuestas por Estados Unidos a Moscú, explicó el portavoz presidencial, Dimitri Peskov. A Putin se le ha atribuido desde hace años el objetivo de separar a EEUU y a Europa, y tanto Trump como las sanciones que ha firmado son dos buenos ingredientes para 'enfriar' el vínculo transatlántico.

Los hidrocarburos, un sector sensible para Rusia

El ámbito energético es el sector más preciado de la economía rusa. Y estas sanciones ponen fin a la "esperanza" de mejorar las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, según los augurios de Medvedev. Para Moscú estas medidas restrictivas de Washington son más severas que la polémica enmienda Jackson-Vanik, aquella que limitaba el comercio con los países que violan los derechos humanos. Medvédev da por hecho que las relaciones de Rusia y EEUU serán muy tensas y que se producirán largos litigios en los organismos internacionales.

Las empresas ligadas al gas y al petróleo saben que están en el punto de mira: sean rusas, europeas o norteamericanas. Y este entramado de intereses también se puede volver contra Trump. Rosneft, la gran compañía petrolera de Rusia, ya está buscando vías para minimizar el impacto de las nuevas sanciones, afirmó el presidente de la empresa, Igor Sechin. "Las sanciones han comenzado a afectar a quienes las impusieron, es una lástima que Exxon haya sufrido", dijo Sechin, en alusión a la compañía petrolera estadounidense, a la cual se impuso recientemente una multa de dos millones de dólares por sus tratos con Rosneft.

El portavoz del presidente Putin advirtió de que Rusia va a defender sus intereses nacionales. "Consideramos que la política de sanciones en su conjunto es miope, ilegal e inútil. Por esta razón, todos los que se ven afectados por esta ilegalidad están dispuestos a defender sus intereses", dijo Peskov, citado por la agencia de noticias Interfax.

El Kremlin había albergado algunas esperanzas en que un outsider como Trump diese un golpe de timón a la dura actitud de EEUU hacia Rusia. Pero la gestión del magnate republicano se ha visto ensombrecida por denuncias de que su equipo de campaña actuó en connivencia con Moscú durante la campaña. Esto ha dejado a Trump con muy poco margen de maniobra.

EEUU quema puentes, y tiende otros que incomodan a Moscú. El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, reafirmó su compromiso con la OTAN en Montenegro, un país que se unió en junio a la alianza enfadando a Moscú. El Ministerio ruso de Asuntos Exteriores contestó que "los estereotipos primitivos de la Guerra Fría" utilizados por EEUU "están completamente alejados de la realidad". A pesar del enfado, parece que Medvedev de nuevo 'salva' de la quema al presidente norteamericanodenunciando que en realidad ha sido "los grupos de poder de EEUU quienes se han impuesto al presidente" en el ámbito de las sanciones. Rusia percibe un intento de presionar al inquilino de la Casa Blanca desde el Congreso. Y Medvedev cree que en el futuro habrá más acciones similares para "echar a Trump del poder".

El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
05/10/2017|
21/09/2017|
15/09/2017|
20/07/2017|
03/06/2017|
13/04/2017|
06/04/2017|
03/03/2017|
07/01/2017|
15/11/2016|
17/10/2016|
26/09/2016|
19/09/2016|
30/08/2016|
17/08/2016|
11/07/2016|
28/05/2016|
17/03/2016|
24/02/2016|
14/02/2016|
16/01/2016|
24/12/2015|
21/12/2015|
03/12/2015|
14/11/2015|
22/10/2015|
13/10/2015|
29/09/2015|
27/09/2015|
30/06/2015|
28/04/2015|
16/04/2015|
27/01/2015|
13/01/2015|
03/12/2014|
16/06/2014|
29/05/2014|
04/05/2014|
28/04/2014|
27/03/2014|
22/03/2014|
13/03/2014|
31/01/2014|
09/01/2014|
13/12/2013|
04/12/2013|
27/06/2013|
16/12/2012|
20/07/2012|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House