Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Profundidad  
 
02/06/2018 | Opinión - ¿Cómo influye la victoria de Sánchez en los equilibrios europeos?

María Tejero Martín

Tanto las capitales, como Bruselas, han recibido pronto al líder socialista con muestras de apoyo y algún que otro recado: hace falta que España se ponga las pilas.

 

La rápida caída de Mariano Rajoy y el consecuente ascenso de Pedro Sánchez ha pillado de sorpresa en la Unión Europea. Pero tanto las capitales, como Bruselas, han recibido pronto al líder socialista con muestras de apoyo y algún que otro recado: hace falta que España se ponga las pilas y que contribuya a la unidad del proyecto común.

Su llegada, aunque repentina, no ha creado ningún temor ni desbarajuste en una UE deseosa de alcanzar un poco de estabilidad tras una semana negra en el sur, provocada por el tsunami italiano. Sánchez es conocido tanto en las instituciones, como en varios países vecinos, en su calidad de -hasta hoy- jefe de la oposición. Pero, ¿cómo encaja Sánchez ahora en el puzzle europeo?

Un gobierno débil en España

El principal temor en la UE es que se abran nuevos frentes destabilizadores. Por ello, el modo en que se ha conducido la moción, rápida y sin vaivenes, no ha resultado problemático. Pero ahora se abre un periodo también de incertidumbre, en el que Sánchez se pone al frente de un gobierno en una minoría aún más reducida de la que reunió Rajoy.

La clave es si Sánchez demuestra ahora que es capaz de lograr apoyos para gobernar o si, por el contrario, su presidencia conduce a una parálisis política. Ese segundo escenario es el peor a ojos de la UE, que ha recordado la necesidad de que España reaparezca en el panorama comunitario.

"Confío en que el Gobierno español continuará contribuyendo de manera constructiva a una Europa más fuerte, unida y justa. España desempeña un papel muy importante en el proyecto europeo”, ha recalcado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Desde Berlín, Lisboa y otras capitales han llegado mensajes similares: bienvenida y ganas de ponerse al trabajo.

Presupuesto y disciplina fiscal

El compromiso de Sánchez de mantener los Presupuestos Generales del Estado aprobados del Gobierno de Rajoy no solo ha tranquilizado al PNV, sino también a Bruselas. “Hemos tomado nota del compromiso de Sánchez de no modificar los presupuestos, lo cual es un un punto importante”, ha explicado la portavoz comunitaria Mina Andreeva, tras la victoria del socialista.

España está al filo de lograr cerrar el expediente que le abrió la UE por superar el límite europeo del 3 % de déficit público, y lo último que quieren ver sus socios es un giro de timón que ponga en peligro esta senda. En el pasado, Sánchez ya tuvo sus más y sus menos con la Comisión Europea por reclamarle que flexibilizaran la disciplina fiscal a España. Y Bruselas no olvida.

Recambio generacional

Con llegada de Sánchez, aumenta el número de jefes de Estado o de Gobierno nacidos en los setenta que se sentarán en la mesa del Consejo Europeo, uno de los puntos de poder clave de la Unión Europea. Esto puede ayudarle a la hora de establecer sintonías con Emmanuel Macron, el presidente galo, quien anda necesitado de apoyos para emprender reformas europeas. No obstante, su equipo ha trabajado más las relaciones en los últimos meses con Ciudadanos.

El griego Alexis Tsipras, el belga Charles Michel y el luxemburgués Xavier Bettel son otros de los líderes con los que Sánchez comparte década. No obstante, aunque la juventud puede ser un divino tesoro, pero no necesariamente augura un buen recorrido europeo. Matteo Renzi puede dar fe de ello.

Aire fresco para los socialistas

Los socialistas europeos han celebrado la llegada de Sánchez a La Moncloa y no es para menos: en el mismo día en el que han perdido definitivamente al primer ministro de Italia -el socialdemócrata Paolo Gentiloni, sucesor de Renzi-, han ganado al líder del PSOE. De este modo, mantienen un importante cargo de poder en el sur de Europa y en una de las mayores economías de la unión.

No obstante, el modo en que Sánchez ha llegado al cargo, sin elecciones mediante, les invita a que tampoco lancen campanas al vuelo. Supone una victoria, pero parcial para unas fuerzas tradicionales que siguen perdiendo terreno frente a nuevos partidos.

El Confidencial (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
11/07/2018|
17/06/2018|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House