Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Transparencia  
 
08/06/2018 | Mèxico - Odebrecht: Pepe Meade no quiso ver; Lozoya compró la DG y EPN firmó

Cecilia Soto

De la información hecha pública por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, MCCI, y MexicoLeaks , complementada con el informe de la Auditoría Superior de la Federación, ASF, de febrero de 2017 sobre el proyecto Etileno XXI, se puede concluir lo siguiente:

 

1. En 2011, en su carácter de secretario de Energía y presidente del Consejo de Administración de Pemex, José Antonio Meade pudo haber intervenido para modificar o cancelar un contrato lesivo para Pemex Gas y Pemex Petroquímica Básica y para Pemex en general. No quiso hacerlo, a pesar de los argumentos de tres consejeros independientes de Pemex, que cuestionaron la viabilidad del proyecto Etileno XXI del consorcio Braskem-Idesa y el hecho de que no se presentara al Consejo de Administración de Pemex. El ahora candidato es cómplice de conspirar contra Petroquímica Básica, poniendo en peligro el abastecimiento del gas etano a la entonces empresa estatal, obligando a la importación del producto,  responsable de las pérdidas de Pemex debido al subsidio en el precio del gas y en el transporte de éste a favor de Braskem-Idesa.

2. Se refuerza la hipótesis formulada por mí hace algunas semanas de que Emilio Lozoya compró la Dirección General de Pemex, probablemente con parte del dinero proporcionado por Odebrecht y su departamento de Operaciones Estructuradas, como confesaron tres directivos de la empresa. Lozoya carecía del currículum y sobre todo de la experiencia de haber dirigido a una empresa gigante de gran complejidad como Pemex; su especialidad eran las relaciones públicas y volar para foros internacionales. Nunca hizo nada relevante para siquiera ser considerado en el cincuentavo lugar de una lista de aspirantes a dirigir Pemex. Su argumento fue, exclusivamente, los billetes
verdes.

3. Es probable que fue el presidente Peña Nieto haya colocado a Emilito en la Dirección General de Petróleos Mexicanos como pago por la donación de Odebrecht a la campaña de 2012. El 3 de diciembre de 2012, cuando todavía no sabía dónde estaba el baño de Los Pinos, aprobó la modificación del contrato entre Pemex y Braskem. Tres meses antes de la inauguración de la planta en 2016, publicó el decreto en el que accedía a encarecer las importaciones de todo tipo de polietilenos que pudieran competir con lo producido en Etileno XXI.

4. El expresidente Calderón también tiene mucho que aclarar. ¿Por qué el contrato del “proyecto industrial más importante del sexenio”, según declarara el CEO de Braskem, fue firmado apenas por funcionarios de nivel relativamente inferior: 3 subdirectores de Pemex? ¿Por qué no se firmó durante su gobierno la modificación que pedía Braskem y a la que accedió la nueva administración? ¿Por qué subsidiar a Braskem cuando Pemex enfrentaba pérdidas cuantiosas que se agravarían por las condiciones leoninas del contrato?

No sabemos cuál es el estado actual de las investigaciones de la PGR y de la Fepade sobre Odebrecht, los pagos a Emilio Lozoya y el dinero que con toda seguridad llegó a la campaña del PRI en 2012. Si Raúl Cervantes, a quien admira tanto la presidenta de Morena, mintió sobre el estado de la investigación es irrelevante porque hay información nueva. El diario Folha de Sao Paulo revela que una reciente auditoría forense a los más de 54 terabytes en 11 discos duros que entregó Marcelo Odebrecht en su acuerdo de colaboración con el juez brasileño Sergio Moro, ha resultado una mina de información insospechada.

Como resultado de la demanda de la defensa del expresidente Lula por conocer la información dada por Marcelo Odebrecht, el juez Sergio Moro accedió por primera vez, a fines del año pasado a que la división científica de la Policía Federal examinara los discos duros entregados por Odebrecht y que no habían podido examinarse “porque la compañía había perdido la contraseña”. La Policía Federal consiguió entrar y descifrar la información.

De las primeras informaciones se han identificado más de dos mil apodos nuevos que corresponden a personas que fueron sobornadas. Es importante recordar que los apodos originalmente conocidos hace tres años, asociados a personajes públicos que recibían dinero de Odebrecht, vienen de la libreta de pagos llevada a mano por la secretaria del departamento de “Operaciones Estructuradas”, no porque se hubieran desencriptado los discos duros mencionados. Se encontró que el dinero casi siempre se pagaba en efectivo previa una compleja red de mensajes distribuidos en 54 máquinas virtuales y servidores en tres países: Brasil, Suecia y Suiza. Se pagaron sobornos por más 100 obras públicas en 12 países, México entre ellos.

Ante estas evidencias de acciones contra la economía de los mexicanos, imposible acceder a los ruegos de Andrés Manuel López Obrador para proteger a su aliado Enrique Peña Nieto. Un gobierno de Por México al Frente garantizará un ambiente de independencia y autonomía a una Fiscalía General que investigue a los personajes mencionados. Nos vemos en Twitter: @ceciliasotog y fb.com/ceciliasotomx.

 

Analista política

ceciliasotog@gmail.com

Excelsior (México)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
16/08/2011|
12/04/2011|
07/12/2010|
09/11/2010|
20/07/2010|
29/06/2010|
21/07/2009|
21/07/2009|
11/08/2007|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House