Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
11/06/2018 | Las mentiras del BDS

Eduard Yitzhak

El BDS [Boicot, Desinversión y Sanciones] se presenta como un movimiento reciente que combate contra la presencia israelí en Judea y Samaria (mal nombrada Cisjordania), y fundado por Omar Barghuti en 2005, pero la realidad es otra.

 

Los inicios del BDS se remontan a principios del siglo XX, y son una continuación directa y comprobable de los boicots árabes antijudíos en los años 1920 y 1930 y el Boicot subsecuente de la Liga Árabe, reestructurado a través de entidades no gubernamentales para evadir la legislación anti-boicot de los Estados Unidos y enmascarado en el lenguaje de  la “justicia social” para atraer a los liberales occidentales y a los izquierdistas. 

Un artículo archivado de la JTA [ Jewish Telegraphyc Agency] del 24 de septiembre de 1929 [1] proporciona una ilustración perfecta sobre el BDS y sus campañas de boicot deben entenderse como “guerra contra los judíos por otros medios”.

El artículo “Mis manos están limpias” fue publicado un mes después de la famosa masacre de Hebrón el 23 agosto de 1929 [2]  y la posterior violencia árabe, que dejó 133 judíos muertos; en el artículo, el Gran Mufti, Haj Amin al-Husseini y tío abuelo de Yasser Arafat, afirma en la entrevista el por qué había incitado la violencia antijudía con el libelo pernicioso (y aún popular) de que “los sionistas estaban conspirando para dañar o destruir la mezquita de Al-Aqsa con el objetivo de reconstruir el Templo judío”.

Poco después del baño de sangre que había incitado Haj Amin al-Husseini, conocido como el “Mufti de Hitler”, este se sintió bastante seguro de que los judíos pronto se verían obligados a abandonar el Mandato Británico de Palestina y afirmó (con razón) que “no es cierto que el mundo esté del lado de los judíos” y luego procedió a explicar:“Estamos ... seguros de la solidaridad de todo el mundo musulmán y tenemos ofertas de muchos ejércitos para ayudarnos si es necesario. La ayuda es innecesaria, ganaremos a través de un boicot económico. El boicot de los países musulmanes contra las industrias judías es estrecho y crece día a día, hasta que las industrias se hundan y los amigos ingleses, movidos por la compasión, eliminen a los últimos judíos restantes del Mandato Británico de Palestina en sus buques de guerra. Hoy en día no hay una fábrica judía trabajando en Palestina ... (lo cual era totalmente falso)y ya que la industria judía depende de la buena voluntad de los países musulmanes de los alrededores, las fábricas también pueden permanecer cerradas. Los musulmanes no comprarán”.[3]

El 30 de enero de 1933, cuatro años después de la matanza de Hebrón y del boicot musulmán contra los judíos, Adolf Hitler asumirá el poder como Canciller de Alemania, y el 1 de abril del mismo año, el Partido Nazi y su grupo paramilitar, las SA o Sturmabteilung, llevarán a cabo el Judenboykkot (boicot contra los judíos), una serie de acciones contra los comercios y profesionales judíos, que fue la primera de muchas medidas contra los judíos en la Alemania nazi, que finalmente culminó en la Solución Final. Es considerada la primera acción planeada a nivel nacional en contra de los judíos.  El boicot según los nazis era una represalia contra las historias de atrocidades que los judíos alemanes y extranjeros explicaban y creaban mediante la prensa internacional para dañar la reputación de la Alemania nazi. 

El lema del Judenboykkot era: Deutsche! Wehrt Euch! Kauft nicht bei Juden!

(¡Alemanes! ¡Defendeos! ¡No compréis a los judíos!).

Tanto el boicot de Haj Amin al-Husseini como el de los nazis acabaron en el genocidio contra los judíos, el Holocausto, en el que fueron asesinados seis millones de judíos por el mero hecho de ser judíos, y el los crímenes del terrorismo árabe-palestino –que éste todavía continúa en “activo”-.

Ante la resistencia de los judíos de abandonar su tierra ancestral el movimiento yihadista Hamás, seguidor del Mufti de Hitler, como también lo es el Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, que ha rendido numerosas veces homenaje a Al-Husseini (el Mufti de Hitler) y lo ha elogiado repetidas veces por haber “patrocinado la lucha desde el principio” [4] patrocinan  el BDS con dinero procedente de Arabia Saudita, la República Islámica de Irán, otros estados musulmanes y ONGs musulmanas y también europeas.

La “lucha” del Gran Mufti Haj Amin al-Husseini desde el principio no fue realmente únicamente sobre Palestina, sino más bien para instaurar un gobierno árabe-musulmán, ya había participado activamente en el genocidio de cristianos armenios en la Yihad perpetrada por los otomanos. Cuando David W.Nussbaum le preguntó si estaba deseando “un pronto regreso a su tierra natal”, el Mufti de Hitler  “rumió por unos momentos y luego contestó: “Palestina no es mi hogar; es solo uno de ellos. El Cairo es su hogar y también lo es Siria. Cada vez que estoy entre mi propia gente, estoy en casa”.  [5] 

Tras la derrota del nazismo en 1945, los yihadistas han cambiado de aliado, han dejado el rendido nazismo que tanto les fascinó y al que tanto ayudaron [6]por la extrema izquierda y similares con el objetivo claro y confeso de destruir a Israel, el judío entre las naciones con el brazo del BDS [Boicot, Desinversiones y Sanciones] que se enmascara en una pretendida liberación de Palestina, cuando nunca ha existido una Palestina árabe, ni aún cuando la tierra de Israel estaba ocupada por el imperio árabe y sometida a la espada del Islam.

Omar Barghouti, el fundador del actual movimiento BDS el 9 de julio de 2005 -versión moderna del boicot del Mufti de Hitler en 1923 y del Judenboykkot en 1933- ha afirmado que “Nosotros nos oponemos a un estado judío en cualquier lugar de Palestina... Ningún palestino podrá nunca aceptar un estado judío en Palestina”.

La izquierda y movimientos afines no emplean ningún BDS ni realizan ninguna otra campaña, conflicto o boicot contra las dictaduras islamistas de Arabia Saudita, República Islámica de Irán, Turquía –que ocupa el norte de Chipre- ni ningún régimen dictatorial. El BDS está dedicado exclusivamente contra Israel.

El BDS fusiona tres pretendidas verdades “proféticas” 

Para el supremacismo de la Izquierda: Israel encarna el nacionalismo racista ancestral, el capitalismo colonialista, que deben ser trascendidos y destruidos a fin de purificar el mundo.

Para el supremacismo del Islam: Israel es un insulto teológico, un impedimento para la expansión e implementación a nivel mundial el Islam, una herida en el corazón del Islam.

Para el supremacismo de la extrema derecha: Israel es un país intruso y extraño a la humanidad.

Los judíos e Israel son los chivos expiatorios perennes. El pecado original es la propia existencia de Israel.

 Zaid Shuaibi, otro líder del BDS, ha afirmado que  “Oslo y el proceso de paz es un proyecto de normalización sin la resistencia (violencia) cuando se ejecuta una limpieza étnica... Una mayoría absoluta de los palestinos llama actualmente a abandonar este carril suicida de Oslo”

El BDS dice que busca “Reconocer los derechos fundamentales de los ciudadanos árabe-palestinos de Israel en su totalidad”. Pero los colaboracionistas del totalitarismo islámico ignoran y quieren ignorar es que los árabes en Israel poseen los mismos derechos que los judíos, hay jueces, diputados y profesionales de primer nivel. Pero “No” tienen las mismas obligaciones... “No” deben servir 3 años en el ejército para no tener que enfrentarse a sus hermanos árabes de los países circundantes a Israel, aunque cada vez hay más árabes –cristianos, eso sí- que quieren hacer el servicio militar israelí.

La Resolución 194 (1948) de la Asamblea General de la ONU exige el reconocimiento de Israel y el deseo a convivir con ella en paz... ¡Se olvidaron señalar eso y que todos los países árabes votaron en contra cuando se aprobó!  

El BDS sabe que puede encontrar colaboracionistas en Europa, pues en estas tierras, desde la Edad Media, los judíos fueron blancos de boicots y de una exclusión continua, legal y formal. 

En agosto 1922, el Quinto Congreso Árabe-Palestino declaró un boicot total contra los judíos, prohibiendo venderles tierras y comprar en negocios judíos.

En 1945 la recién creada Liga Árabe declaró un boicot colectivo contra los judíos. Damasco fue sede de la oficina central del boicot. 

El boicot árabe se hizo famoso tras la Guerra de Yom Kipur (1973), cuando los países árabes productores de petróleo impusieron un embargo a muchos países occidentales “por apoyar a Israel”.

Assad Abu Khalil, Profesor de Ciencias Políticas, autor del blog Angry Arab News Service, ha afirmado que  “Finkelstein pregunta con razón si el verdadero objetivo del BDS es hacer colapsar al Estado de Israel. Aquí, estoy de acuerdo con él de que SÍ lo es. Eso debería ser establecido como un objetivo de la ONU. No debería haber ninguna ambigüedad sobre el tema. Justicia y libertad para los palestinos son incompatibles con la existencia del Estado de Israel”.

El Líder Supremo iraní el Ayatolá Ali Jamenei, emitió una fatwa en mayo 2001 apoyando el boicot contra Israel. En abril 2002 el Jeque Yussuf Al-Qardawi publicó un fatwa sobre cómo boicotear a Israel. Sus órdenes religiosas son palabra sagrada para Al-Qaeda, Hermandad Musulmana, Hamás, etc.

Hamás emitió un comunicado el 14 de febrero de 2014: “Nosotros en Hamás apreciamos y agradecemos estos boicots económicos contra la ocupación sionista”.

Desde el colapso de la Unión Soviética, grupos de extrema izquierda han postulado al islamismo como la única fuerza organizada capaz de resistir la hegemonía estadounidense y su percepción del “imperio”.

Porque... como manifiestamente afirman los organizadores e ideólogos del BDS, existe un solo país en el mundo que se merece ser boicoteado, y ese país es la cuna nacional del pueblo judío: Israel. Porque... como claramente afirman sus portavoces, hay un solo pueblo en la faz de la tierra que no puede expresarse nacionalmente (Sionismo) en su hogar ancestral y protegerse de sus agresores y ese único pueblo es el judío. Porque afirman no odiar a los judíos sino “solamente” a los “sionistas”, pero la inmensa mayoría de los judíos en el mundo se declaran “sionistas”, es decir, odian a la inmensa mayoría de un solo pueblo. Porque cuando se trata de demonizar a Israel, nadie se preocupa por constatar que las acusaciones de Apartheid sean verdaderas, pocos se preocupan por revisar la ideología de los radicales que impulsan el BDS ya que cuando se trata de atacar al único estado judío las verdades no importan.

Redactor diario francés Liberation: “La campaña BDS no es por la paz o una solución de dos estados, sino que tiene como objetivo hacer que los judíos sean una minoría en un solo estado. Y en realidad, la solución de BDS es la solución del Hamás. Un gran país. ¡ Bingo ¡. Así que está bien criticar a Israel, pero no hay necesidad de caer en la trampa de Omar Barghouti”

Se pregunta el Profesor Alan Dershowitz – Harvard: “En un mundo repleto de violadores de Derechos Humanos, de los más flagrantes, ¿Por qué querrían ustedes boicotear a un país que posee una exuberante prensa libre, es modelo en derechos de las mujeres y gays y sus ciudadanos árabes, un quinto de su población, son los más libres en el mundo árabe? 

El BDS no se da por cómo es Israel, sino porque Israel es, existe, y los enemigos de Israel que lo quieren destruir no lo han conseguido con los ejércitos árabes desde 1948 y sus guerras contra el estado judío, ni con el terrorismo árabe-palestino, por lo que vuelven a emplear la vieja táctica de boicotear para debilitar, demonizar  y estigmatizar a Israel frente al resto de las naciones. 

El odio que comienza con los judíos nunca termina con los judíos. No fueron solo los judíos los que sufrieron bajo Hitler. No fueron los judíos solamente los que sufrieron bajo Stalin. No son los judíos únicamente los que sufren bajo el Estado Islámico, Hamás, Hizbulá, al Qaeda, la Yihad Islámica, la República Islámica de Irán.. 

Antisemitismo, judeofobia, significa negar el derecho de los judíos a existir como judíos y con los mismos derechos que el resto de los humanos. La forma que el antisemitismo asume hoy es el antisionismo. 

Defender a Israel es defender a Occidente y sus valores y a los musulmanes que son atacados por los salafistas y yihadistas por no “ser como Alá manda”.

El estado de Israel y el pueblo judío son la evidencia que han fracasado los totalitarismos. 

La defensa de Israel no incumbe sólo a los judíos sino al conjunto de seres humanos que creen en la libertad, el respeto a la alteridad y la diversidad, la igualdad, la fraternidad y la solidaridad humana. 

Hoy esto lo han entendido diversas universidades alemanas y sus organizaciones estudiantiles –de izquierda y extrema izquierda- universidades que hace ocho décadas apoyaron al nazismo y hoy son democráticas, como la Universidad Johann Wolfgang Goethe, de Frankfurt [7], la de Universidad de Heidelberg [8], la Universidad Humboldt de Berlín [9]. Así como la izquierda estudiantil austriaca manifiesta su rechazo al BDS por considerarlo como la versión moderna del Judenboykkot.  [10]

Pero los que viven con la nostalgia del Gulag y se sienten huérfanos de Stalin como el partido español Podemos, comunistas y grupos afines promueven boicots contra Israel en Madrid, Barcelona, Pamplona, Asturias, Valencia y otras ciudades españolas.

No hay que olvidar que Pablo Iglesias, el Secretario General de Podemos, recibe financiación de la República Islámica de Irán [11]  para desestabilizar España.

Pablo Iglesias afirmó el 28 de febrero de 2009 en su blog El gesto de Antígona, que borró de internet en 2014 coincidiendo con la fundación del partido que“el Holocausto fue un mero problema burocrático”.

Su “hermano” amantado en el mismo antisemitismo, Jean-Marie Le Pen, fundador y entonces presidente del Frente Nacional en RTL en 1987, en la BBC en 2005, y en Bretons en 2008 que “las cámaras de gas utilizadas por el régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial son un detalle de la Historia”.

Como muy bien dijo Ferdinand August Bebel (1840- 1913)Cofundador del Partido Obrero Socialdemócrata (SDAP) y Presidente del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) desde 1892 hasta su muerte en 1913: “EL ANTISEMITISMO ES EL INTERNACIONALISMO DE LOS IMBÉCILES”.

 

NOTAS

[1]  http://pdfs.jta.org/1929/1929-09-24_1474.pdf

https://www.jta.org/1929/09/24/archive/my-hands-are-clean-grand-mufti-asserts-in-interview

[2]  http://www.jewishvirtuallibrary.org/the-hebron-massacre-of-1929

[3]  https://www.jta.org/1929/09/24/archive/my-hands-are-clean-grand-mufti-asserts-in-interview

http://elderofziyon.blogspot.com/2016/12/meet-bds-fan-haj-amin-al-husseini.html

 

[4]  https://ukmediawatch.org/2010/11/24/what-the-guardian-wont-report-mahmoud-abbas-praises-late-mufti-of-jerusalem-who-collaborated-with-hitler/

 

[5]  http://elderofziyon.blogspot.com/2016/12/meet-bds-fan-haj-amin-al-husseini.html

http://www.oldmagazinearticles.com/Grand-Mufti_Al-husseini-newspaper_article#.WxU7K58zaUl

[6] http://www.tellthechildrenthetruth.com/

[7]  https://www.enlacejudio.com/2017/08/06/universidad-alemana-bds-boicot-nazi/

[8] https://www.enlacejudio.com/2018/05/23/estudiantes-alemanes-prohiben-bds-campus-universidad-gutenberg/

[9] https://www.enlacejudio.com/2017/08/20/universidad-alemana-denuncia-bds/

[10] https://www.enlacejudio.com/2016/03/10/la-izquierda-estudiantil-austriaca-manifiesta-su-rechazo-al-bds/

[11]  https://www.youtube.com/watch?v=gHtRcaxydr8 

Grupo de Estudios Estratégicos (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
21/02/2018|
20/11/2017|
01/09/2014|
09/06/2011|
09/06/2011|
03/06/2011|
03/06/2011|
11/02/2011|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House