Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Parrilla  
 
02/08/2018 | La bomba del Brexit hace tic-tac

Francisco de Andrés

La cuenta atrás para un acuerdo coincide con el bloqueo con Bruselas y el olor a sangre entre los tories

 

La confusión es clarísima, decía el grafitti urbano. Dentro de ocho meses -el último día de marzo- el Reino Unido se verá automáticamente fuera de la Unión Europea, y el lema vendrá como de molde. Si hay acuerdo el caos será menor, pero las turbulencias aún así serán inevitables. Y afectan a muchas personas. Un millón de británicos que hoy residen en el continente y tres millones de comunitarios que viven y trabajan en las islas lo sentirán en su propia carne. Si al final triunfa el plan de Theresa May de Brexit blando, el daño será menor. Si fracasa, no habrá matices para el caos. Pero aún así, el Libro Blanco de May deja abiertos muchos interrogantes.

Bruselas pone con razón toda la carga de la prueba sobre Londres. Es el Gobierno británico el que quiere irse, por supuesto; además, lo hace contra la opinión de un segmento cada vez mayor de su población, que quiere otro referéndum antes de romper las amarras con el continente; está, por fin, la división interna en el partido en el poder -los tories- y la incertidumbre sobre la suerte del Libro Blanco de May cuando se vote en los Comunes.

Se habla poco, no obstante, del daño que supondrá la marcha de los británicos para el resto de los europeos. Sin el Reino Unido el proyecto que soñaron los fundadores de la Comunidad Económica Europea queda lisiado. Es clave por eso mantenerles cerca como sea. La voz británica ya no tendrá voto, pero seguirá siendo útil para alertar -como en el pasado- de las derivas burocráticas y autoritarias de Bruselas.

Personas, bienes, servicios, y seguridad. En este último aspecto el daño de una ruptura sin acuerdo con Londres puede causar estragos, y a corto plazo. El Reino Unido es el principal proveedor de información de datos a Europol. Además, la Unión Europea cursa ocho veces más euroórdenes -que siguen funcionando bien, pese al caso Puigdemont- al Reino Unido que las que solicita Londres a los 27 restantes. La salida obligada de Londres de Europol es casi inimaginable hoy para quienes luchan contra el crimen, o tratan de adelantarse a las maquinaciones terroristas.

ABC (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
22/07/2018|
17/12/2017|
09/10/2017|
20/08/2017|
05/07/2017|
11/05/2017|
28/04/2017|
20/04/2017|
09/03/2017|
27/07/2016|
26/05/2016|
04/04/2016|
03/04/2016|
12/11/2015|
30/07/2015|
29/07/2015|
28/05/2015|
17/02/2015|
29/11/2014|
18/11/2014|
14/10/2014|
23/07/2014|
01/07/2014|
29/06/2014|
16/10/2013|
14/09/2013|
28/07/2013|
10/07/2013|
20/05/2013|
03/05/2013|
04/05/2011|
04/05/2011|
16/12/2007|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House