Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
11/11/2018 | EEUU - Un Congreso dividido para un país polarizado

América Economía Staff

Tras las elecciones de medio término el 6 de noviembre, tanto demócratas como republicanos --y especialmente Donald Trump-- se declararon ganadores.

 

Las cifras, por dondequiera que se las mire, muestran que ganaron los demócratas.

En el Senado, donde los republicanos consolidaron su mayoría con 51 senadores contra 46 de los demócratas, los candidatos demócratas tuvieron 12 millones de votos más que los republicanos. La aparente contradicción surge de que cada estado elige dos senadores independientemente de su población. Y los republicanos son más fuertes en los estados rurales menos poblados, mientras los demócratas son más fuertes en los estados más poblados y con grandes ciudades, como California y Nueva York.

Adicionalmente, solo se renovaban dos tercios del Senado, en su mayoría en estados donde hay más fuerza republicana. En 2020 será al revés: se renovará el senado mayoritariamente en estados donde dominan los demócratas.

En la Cámara de Representantes, los demócratas conquistaron 35 nuevos escaños, llegando --hasta el recuento actual-- a un total de 225, lo que les da el control.

Los republicanos perdieron la mayoría y tienen ahora 197 escaños, mientras 13 puestos estaban aun en disputa al 9 de noviembre.

Es verdad que el presidente incumbente suele perder el control de la cámara de representantes en los midterms, pero no es verdad, como dicen Trump y los republicanos, que una cámara para cada partido signifique un empate. En la elección de Representantes, los demócratas le ganaron a los demócratas por siete puntos porcentuales a nivel nacional.

Los demócratas obtuvieron su mejor resultado en una elección en los últimos 35 años.  Lograron movilizar una gran cantidad de jóvenes menores de 30 años, latinos, negros y de otras minorías, además de una cantidad significativa de mujeres suburbanas con educación universitaria.

Y ganaron no por ser anti Trump, o más bien no sólo por ser anti Trump. Varios de los candidatos demócratas a gobernadores en estados de Trump --como la ganadora Lara Kelly en Kansas y el aun contendor Andrew Gillum en Florida--, centraron sus campañas en temas importantes para la gente. Entre ellos, un sistema de atención de salud que cubra las enfermedades preexistentes y amplíe la cobertura básica universal para los jubilados y los pobres (Medicare y Medicaid). También la necesidad de una educación accesible y de calidad.

El tema de la desigualdad de ingresos también logró movilizar votos para los demócratas. A pesar de lo alto que está volando la economía y de las cifras récord de empleo, las clases medias y bajas no sienten la prosperidad, ya que muchos de ellos necesitan tener dos o tres trabajos para llegar a fin de mes.

Estados Unidos llegó profundamente dividido a esta elección y todo parece indicar que esa división seguirá, por mucho que los demócratas se sigan esforzando por unificar al país y terminar con la retórica del odio que enarbola Trump.  Los demócratas han buscado y seguirán buscando acuerdos con los republicanos para legislar en favor de las necesidades de la gente, pero los primeros indicios que ha dado Trump después de la elección apuntan en la dirección contraria: hacia una mayor confrontación y división.

Un ejemplo de esto es el despido de Jeff Sessions como fiscal general y su reemplazo por el sicofante Mathew Whitaker, quien en numerosas oportunidades ha vociferado en contra de la investigación que lleva el fiscal Robert Mueller sobre la posible colusión de la campaña de Trump con los rusos para derrotar a Hillary Clinton en 2016. En su nuevo cargo, Whitaker es el jefe de Mueller y de su investigación.

Trump ya amenazó también que cualquier investigación que inicie la cámara sobre sus negocios o finanzas personales hará imposible trabajar con él y los republicanos en cualquier proyecto de ley que necesite acuerdos mayoritarios.

En este contexto, los demócratas deberán trabajar en dos direcciones. La primera es proponer y buscar lealmente acuerdos con los republicanos para tratar de legislar en favor del país en su conjunto, tomando en cuenta las necesidades de la gente que quedaron expresadas en la elección. Ellas incluyen una reforma de salud que incluya la cobertura de enfermedades preexistentes, una legislación que permita mejorar la infraestructura del país, y correcciones necesarias a la reforma tributaria que se aprobó entre gallos y medianoche en 2017 y que favorece desvergonzadamente a los más ricos.

En segundo lugar, la Cámara de Representantes dominada por los demócratas deberá combinar sus tareas legislativas con el ejercicio de la fiscalización sobre el poder ejecutivo (léase Trump), lo cual no será una tarea fácil.

Siendo realistas, lo más probable es que no se pueda avanzar mucho en materia legislativa durante los próximos dos años. Lo importante es que los demócratas eviten darse gustos como por ejemplo un proceso de impeachment que podría terminar victimizando a Trump y mejorando sus chances de ser reelecto. En síntesis, lo más importante para los demócratas, quienes ganaron esta elección, será asegurarse de que Trump no sea reelecto y se vaya para su casa el año 2020.

América Economía (Chile)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
21/10/2018|
22/08/2018|
06/07/2018|
02/07/2018|
16/06/2018|
03/05/2018|
10/04/2018|
09/04/2018|
07/04/2018|
20/03/2018|
02/03/2018|
20/02/2018|
16/01/2018|
11/01/2018|
24/12/2017|
17/12/2017|
06/12/2017|
25/11/2017|
23/11/2017|
27/10/2017|
22/10/2017|
16/09/2017|
10/09/2017|
26/08/2017|
14/07/2017|
25/06/2017|
10/06/2017|
07/06/2017|
01/06/2017|
31/05/2017|
20/05/2017|
09/04/2017|
01/04/2017|
27/03/2017|
12/01/2017|
08/12/2016|
04/12/2016|
01/11/2016|
11/07/2016|
08/06/2016|
27/04/2016|
30/03/2016|
17/03/2016|
17/03/2016|
17/03/2016|
01/12/2015|
17/10/2015|
18/09/2015|
24/08/2015|
26/07/2015|
25/06/2015|
04/06/2015|
21/05/2015|
03/05/2015|
20/04/2015|
02/04/2015|
16/03/2015|
01/03/2015|
21/02/2015|
13/02/2015|
29/01/2015|
24/01/2015|
19/01/2015|
03/01/2015|
21/12/2014|
06/12/2014|
25/11/2014|
19/11/2014|
06/11/2014|
29/10/2014|
22/10/2014|
18/10/2014|
06/10/2014|
27/09/2014|
13/09/2014|
06/09/2014|
26/07/2014|
08/07/2014|
25/05/2014|
09/05/2014|
05/05/2014|
20/04/2014|
14/04/2014|
31/03/2014|
20/03/2014|
10/03/2014|
14/02/2014|
17/01/2014|
02/01/2014|
26/12/2013|
13/12/2013|
08/12/2013|
29/11/2013|
20/11/2013|
18/11/2013|
09/11/2013|
09/11/2013|
15/10/2013|
16/09/2013|
23/08/2013|
25/07/2013|
05/06/2013|
29/04/2013|
29/04/2013|
27/04/2013|
30/03/2013|
02/02/2013|
25/01/2013|
22/01/2013|
04/01/2013|
04/01/2013|
04/01/2013|
02/12/2012|
02/12/2012|
13/11/2012|
13/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
12/07/2012|
28/05/2012|
12/04/2012|
04/04/2012|
31/03/2012|
16/02/2012|
27/10/2011|
09/10/2011|
12/09/2011|
12/09/2011|
27/08/2011|
27/08/2011|
23/08/2011|
23/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
09/07/2011|
09/07/2011|
13/06/2011|
13/06/2011|
30/01/2011|
13/11/2010|
13/11/2010|
08/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
25/10/2010|
06/09/2010|
30/08/2010|
30/08/2010|
29/08/2010|
29/08/2010|
30/07/2010|
12/07/2010|
26/06/2010|
13/04/2010|
05/03/2010|
15/02/2010|
20/12/2009|
20/12/2009|
05/12/2009|
05/12/2009|
23/07/2009|
23/07/2009|
20/03/2009|
25/01/2009|
26/06/2008|
26/06/2008|
03/05/2008|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House