Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
31/01/2019 | Tres hombres y un destino

Francisco de Andrés

La clave de Venezuela no está en Guaidó y Maduro, sino en el siniestro triplete formado por Padrino, Cabello y El Aissami

 

Venezuela se ha convertido en el nuevo palenque del viejo conflicto entre Oriente y Occidente de la mano de tres personajes sin escrúpulos, de quienes depende, más que del histriónico Maduro que tiene su punto de bonachón, el destino de la bola de nieve que ha comenzado a rodar con el líder opositor, Juan Guaidó. Son, por orden de influencia, el jefe del Ejército, Vladimir Padrino, el presidente de la Asamblea ilegítima, Diosdado Cabello, y el viceministro de Economía Tarek El Aissami. Ninguno de ellos, ni del resto de la veintena de máximos dirigentes chavistas, tiene nada que ganar con la ley de amnistía ofrecida por Guaidó, y sí todo que perder. Las acusaciones de crímenes de lesa humanidad les excluyen del indulto que el presidente interino ha ofrecido a políticos y militares del antiguo régimen si abandonan a tiempo el barco.

Padrino es el más temible del «núcleo duro» por su control de la máquina militar y de parte de los servicios de Inteligencia. Es el contacto venezolano con el régimen comunista de La Habana y con el autoritario de Rusia. Su relación personal con Putin, alimentada durante numerosas visitas a Moscú, es un secreto a voces en los círculos diplomáticos.

Cabello, a quien se considera «número dos» del régimen, ha perdido influencia pero sigue siendo un enemigo temible. Encabeza un cártel de la droga, el de los Soles, por lo que sigue siendo la puerta natural de entrada en Venezuela de los movimiento narco-terroristas latinoamericanos, en particular los de México y Colombia. Su rival en el negocio es Tarek El Aissami, de origen sirio-libanés, que ha sido relegado al puesto de viceministro de Economía por el exceso de riqueza acumulado con su propio cártel. El Aissami mantiene estrechos vínculos con el movimiento terrorista chií libanés, Hizbolá, y con el régimen iraní, en el que se suman intereses económicos –Hizbolá y Teherán también viven de la droga– e ideológicos. Construir la telaraña de intereses de los sátrapas orientales en su cabeza de puente venezolana ha llevado veinte años, y ahora parece depender de la consistencia de solo tres pilares.


ABC (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
31/01/2019|
23/01/2019|
09/01/2019|
27/12/2018|
02/08/2018|
22/07/2018|
17/12/2017|
09/10/2017|
20/08/2017|
05/07/2017|
11/05/2017|
28/04/2017|
20/04/2017|
09/03/2017|
27/07/2016|
26/05/2016|
04/04/2016|
03/04/2016|
12/11/2015|
30/07/2015|
29/07/2015|
28/05/2015|
17/02/2015|
29/11/2014|
18/11/2014|
14/10/2014|
23/07/2014|
01/07/2014|
29/06/2014|
16/10/2013|
14/09/2013|
28/07/2013|
10/07/2013|
20/05/2013|
03/05/2013|
04/05/2011|
04/05/2011|
16/12/2007|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House