Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Inteligencia y Seguridad  
 
15/05/2005 | Despierta Washington!

Caroline Glick

Mientras que Bush y sus partidarios fueron rápidos en ver el ruinoso impacto del apaciguamiento español de los terroristas en los esfuerzos de la guerra, al respaldar el plan de Sharon e inundar a los palestinos de dinero y apoyo, el Presidente está mostrando que en lo que respecta a Israel, la política que él ha adoptado es la misma por la que optaron los votantes españoles: el apaciguamiento

 

Una de las primeras acciones concretas que tomó la administración Bush inmediatamente después de los ataques del 11 de Septiembre fue ilegalizar la Holy Land Fund for Relief and Development y congelar sus activos financieros. La HLF era una de las principales ramas de financiación de Hamas. Israel había seguido sus actividades financieras durante más de una década, y había solicitado en varias ocasiones que Estados Unidos adoptara acciones contra ella, pero las solicitudes no llegaron a nada hasta después del 11 de Septiembre.

En un artículo del National Review de diciembre del 2002, los investigadores de terrorismo Ritz Katz y James Mitre documentaron que la HLF, al igual que muchas otras organizaciones sin ánimo de lucro registradas en Estados Unidos que desde el 11 de Septiembre han sido cerradas o se encuentran bajo investigación federal, eran ramas de financiación no sólo de Hamas, sino también de al-Qaida. La International Islamic Relief Organization, de cuartel general saudí; la Benevolence International Foundation, y el financiero del terror Yassin al-Qadi, por nombrar sólo unos cuantos, desviaban millones tanto a Hamas como a al-Qaida.

Hamas y al-Qaida comparten más que redes financieras. Comparten las mismas raíces ideológicas. Hamas es la rama palestina de la Hermandad Musulmana egipcia, y al-Qaida es un vástago de la Fraternidad Musulmana.

En su columna del Jerusalem Post del miércoles, Daniel Pipes observaba que en febrero, el director del FBI, Robert Mueller, dio testimonio ante el Comité de Inteligencia del Senado de que “la red norteamericana de Hamas es capaz teóricamente de facilitar actos de terrorismo en Estados Unidos”. Asimismo, un alto funcionario norteamericano del contraterrorismo es citado afirmando que Hamas se está fusionando con elementos del “brazo militar inclusivo de al-Qaida, que llevará a cabo ataques militares” contra Estados Unidos.

Así pues, un vistazo rápido a la abundancia de documentación referente a las organizaciones terroristas islámicas muestra que Hamas y al-Qaida están ligadas financiera, ideológica y operacionalmente. Esto, al mismo tiempo que los sabelotodo de Washington a Londres pasando por Riyadh insisten en que la guerra de terror palestino contra Israel no tiene conexión con la jihad global lanzada por los “verdaderos” terroristas y sus iguales, tales como Osama bin Laden o (el palestino) Abú Musab Zarkawi.

Los ataques terroristas de Madrid en marzo del 2004 provocaron la caída del gobierno español pro americano de José María Aznar. Los partidarios de Bush fueron rápidos en condenar al nuevo líder de España, el izquierdista José Luís [Rodríguez] Zapatero, por su decisión de sacar inmediatamente el contingente militar español de Irak para complacer a los terroristas que golpearon Madrid. El recién elegido gobierno español, se argumentó, decía a los terroristas que el terrorismo rinde beneficios, incrementando de tal modo la probabilidad de ataques por todo el mundo.

Desde los ataques del 11 de Septiembre, se ha ejercido presión contínua sobre la administración Bush desde el interior, rechazando aceptar que la guerra contra Israel tiene algo que ver con la guerra contra Estados Unidos y el mundo no islamista. Y el respaldo del Presidente Bush al plan de Sharon de retirar las fuerzas israelíes de Gaza y el norte de Samaria, expulsando al mismo tiempo a miles de israelíes de sus casas y comunidades – como su abrazo a la así denominada hoja de ruta a la paz – es una indicación de que la presión ha tenido éxito.

Mientras que Bush y sus partidarios fueron rápidos en ver el ruinoso impacto del apaciguamiento español de los terroristas en los esfuerzos de la guerra, al respaldar el plan de Sharon e inundar a los palestinos de dinero y apoyo, el Presidente está mostrando que en lo que respecta a Israel, la política que él ha adoptado es la misma por la que optaron los votantes españoles: el apaciguamiento.

En su carta de dimisión del gobierno israelí, el Ministro Natan Sharansky escribió, “en mi opinión, el plan de desconexión es un error trágico que exacerbará el conflicto con los palestinos, incrementará el terrorismo y echará a perder las perspectivas de forjar una paz genuina. Pero lo que convierte este error trágico en una oportunidad perdida de proporciones históricas es el hecho de que como resultado de los cambios en la directiva palestina y la firme convicción del líder del mundo libre de que la democracia es esencial para la estabilidad y la paz… se ha abierto una ventana de oportunidad sin precedentes”.

Aún con todo, el quid de la cuestión es que en lo que respecta a Israel, los americanos han cerrado la ventana de oportunidades. El viento se llevó la fuerte retórica del Presidente de hace tres años acerca del apoyo norteamericano al estado palestino condicionado a la transformación de la sociedad palestina en una sociedad democrática, liberal, que lucha contra el terror. La administración Bush ha estado empujando a Israel a armar a las fuerzas de seguridad de la AP a pesar de su conexión abierta con células terroristas. La administración Bush ha rechazado respaldar la oposición de Israel a la participación de Hamas en las elecciones legislativas, a pesar de sus vínculos con al-Qaida. La administración Bush ha insistido en que Israel entregue a los palestinos las casas de los israelíes que está programado que sean expulsados, a pesar del hecho de que esto significa entregar sus casas a los mismos terroristas que llevan disparándoles y bombardeándoles desde hace cuatro años y medio.

Si la administración Bush no hubiera tomado la decisión intelectual insostenible de rehusar aceptar que la guerra de los palestinos contra Israel es un frente crucial en la jihad global, el presidente y sus consejeros sin duda estarían planteando ahora mismo preguntas difíciles a Sharon.

La desconexión planeada por Israel de Gaza y del norte de Samaria representa una amenaza tangible a los intereses de la seguridad nacional norteamericana, tanto desde la perspectiva de la guerra militar como de la psicológica.

A nivel militar, uno de los principios fundamentales de la estrategia contraterrorista norteamericana es negar asilo a los terroristas. Pero tanto Gaza como el norte de Samaria están dispuestas a convertirse en nuevas bases operativas de las organizaciones terroristas globales.

Durante sus negociaciones de marzo con los jefes del terror en El Cairo, en presencia del ministro de exteriores de Siria, el rais de la AP y favorito de Estados Unidos, Mahmoud Abbás, invitó a los líderes de Hamas, la Jihad Islámica y el Frente Popular para la Liberación de Palestina - Comando General a reubicarse en Gaza desde Damasco después de que Israel se retire. ¿Cómo encaja esto en la estrategia norteamericana de impedir que los terroristas reciban abrigo?.

Después está el papel de Egipto como estímulo de todo esto. Esta semana, los palestinos afirmaban que Egipto presionaba a la AP para que liberara a un terrorista de Hamas que había capturado camino de lanzar misiles contra Sderot. Esta afirmación es fiable, dado que fue el dictador de Egipto, Hosni Mubarak, el que presionó a Yasser Arafat para que no aceptara la oferta de paz de Israel en Camp David en julio del 2000. Y aún así, a pesar del hecho de que Mubarak ha desempeñado un papel central a la hora de fomentar y perpetuar eternamente la guerra palestina contra Israel, en su destacado papel como árbitro entre Israel y los palestinos y entre los grupos del terror palestino, se ha construido una reputación en Washington como hombre de paz irreemplazable.

Después de que Gaza se convierta en un centro del terror internacional como consecuencia de la retirada israelí, Mubarak se verá emplazado a incrementar la dependencia norteamericana de él. Si esto ocurre, su precio será que Washington recicle su plan de llevar democracia a Egipto en una circular de los recesos del Old Executive Office Building.

A nivel psicológico, las imágenes de una retirada israelí de Gaza y del norte de Samaria serán el escenario de videos de reclutamiento de jihadistas en los próximos años. En Irak, una gran proporción de las energías de los grupos de insurgentes se dedican a producir imágenes que les retratan como fuertes, y a las fuerzas norteamericanas como débiles. Al-Jazira y sus clones – junto con los cámaras empleados como representantes de agencias y canales de noticias occidentales – trabajan bajo la mesa con los terroristas para producir tales imágenes. La idea, por supuesto, es que en al menos un aspecto central, los árabes no son distintos de los americanos. A los dos les gustan los ganadores. Los videos que muestran la decapitación de rehenes intentan movilizar partidarios.

Pero no cabe duda de que, tan atractivo para los reclutas potenciales como pueda ser ver decapitar a rehenes desamparados, el espectáculo de banderas de Hamas y Fatah enarboladas falsamente en casas israelíes de Gaza y Samaria es incluso más fascinante. Y el escenario de judíos atacándose mutuamente mientras Israel se divide hasta las entrañas también servirá maravillosamente bien a los propósitos de los terroristas.

¿Qué exigirán los estados árabes “amistosos” a Estados Unidos a cambio de combatir a las fuerzas islamistas con energías renovadas por el escenario de la retirada de Israel?. ¿Olvidar la democracia tal vez?. ¿Y elogiarán estos gobiernos los esfuerzos norteamericanos de presionar a Israel para que destruya sus propias aldeas?. No, exigirán más destrucción.

¿Qué les sucederá a los demócratas árabes de Bagdad a Damasco pasando por Beirut hasta Riyadh, cuando sean alimentados a la fuerza con escenarios de mezquitas construidas sobre sinagogas en Gush Katif el 24 de julio?.

¿Creerán en promesas de apoyo de Estados Unidos cuando vean a Estados Unidos apoyar a los terroristas de Gaza?.

¿Estarán dispuestos a jugarse sus cuellos cuando ven que América deja que Israel pierda, su aliado?. Esta semana, los líderes de Fatah enviaron una felicitación de cumpleaños a Saddam Hussein. La felicitación terminaba, “le deseamos larga vida por la causa de Irak y por la de liberar a la nación árabe del esclavismo del imperialismo extranjero. Oh, la gloria de la victoria, con la ayuda de Alá”.

La administración Bush, como el gobierno israelí, quiere que Fatah gane las elecciones porque se considera “moderado”.

Los amigos de Israel en Washington, como el ex director de la CIA James Woolsey, dicen de la desconexión planeada de Sharon de Gaza que la directiva israelí no puede predecir lo que es mejor para la seguridad nacional de Israel. Ésta es una declaración verdadera y razonable. Pero Estados Unidos puede debatir el impacto que las decisiones de Israel tendrán sobre sus intereses de seguridad.

A menos que uno ignore la realidad, es imposible sostener un argumento de que tal y como se concibe actualmente, la desconexión de Israel de Gaza no hará sino reforzar la causa del autoritarismo árabe y la jihad global. Desafortunadamente, hasta que Estados Unidos abandone la creencia fabricada de que lo que le ocurre a Israel no tiene relación con lo que le ocurre a Estados Unidos, será incapaz de ver – y así [incapaz de] frustrar – los peligros que le aguardan.

El Reloj (Israel)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
21/03/2021|
24/06/2020|
22/07/2018|
10/07/2018|
27/05/2018|
30/03/2018|
30/03/2018|
26/12/2017|
03/07/2017|
02/07/2017|
18/02/2017|
14/01/2017|
04/01/2017|
03/12/2016|
02/12/2016|
01/10/2016|
29/08/2016|
11/06/2016|
23/04/2016|
05/02/2016|
18/10/2015|
01/08/2015|
04/07/2015|
16/05/2015|
16/03/2015|
29/11/2014|
22/10/2014|
20/10/2014|
14/10/2014|
06/10/2014|
19/09/2014|
12/09/2014|
28/08/2014|
22/08/2014|
10/08/2014|
18/07/2014|
22/06/2014|
22/06/2014|
09/05/2014|
30/04/2014|
21/04/2014|
13/01/2014|
17/12/2013|
21/10/2013|
06/10/2013|
01/09/2013|
24/08/2013|
21/08/2013|
03/08/2013|
08/07/2013|
27/05/2013|
20/04/2013|
25/03/2013|
14/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
03/09/2012|
25/08/2012|
19/08/2012|
13/08/2012|
04/08/2012|
11/06/2012|
11/06/2012|
22/04/2012|
10/10/2011|
10/10/2011|
25/09/2011|
25/09/2011|
21/09/2011|
15/09/2011|
15/09/2011|
19/08/2011|
14/08/2011|
06/08/2011|
02/08/2011|
28/07/2011|
24/07/2011|
02/07/2011|
02/07/2011|
29/06/2011|
29/06/2011|
28/06/2011|
28/06/2011|
18/06/2011|
18/06/2011|
14/06/2011|
14/06/2011|
10/06/2011|
10/06/2011|
31/05/2011|
31/05/2011|
26/05/2011|
26/05/2011|
04/05/2011|
04/05/2011|
02/05/2011|
02/05/2011|
08/04/2011|
08/04/2011|
22/03/2011|
10/03/2011|
06/03/2011|
20/02/2011|
06/02/2011|
22/01/2011|
12/01/2011|
08/01/2011|
01/01/2011|
29/12/2010|
25/12/2010|
23/12/2010|
19/12/2010|
26/11/2010|
22/11/2010|
16/11/2010|
06/11/2010|
03/11/2010|
13/10/2010|
10/10/2010|
04/10/2010|
22/09/2010|
15/09/2010|
04/09/2010|
04/09/2010|
28/08/2010|
28/08/2010|
22/08/2010|
22/08/2010|
18/08/2010|
18/08/2010|
13/08/2010|
07/08/2010|
31/07/2010|
31/07/2010|
27/07/2010|
24/07/2010|
14/07/2010|
10/07/2010|
10/07/2010|
06/07/2010|
02/07/2010|
01/07/2010|
27/06/2010|
19/06/2010|
12/06/2010|
08/06/2010|
01/06/2010|
29/05/2010|
27/05/2010|
25/05/2010|
19/05/2010|
16/05/2010|
08/05/2010|
04/05/2010|
30/04/2010|
26/04/2010|
17/04/2010|
11/04/2010|
01/04/2010|
14/03/2010|
28/02/2010|
15/02/2010|
13/12/2009|
13/12/2009|
15/11/2009|
15/11/2009|
05/11/2009|
27/10/2009|
20/09/2009|
16/09/2009|
06/09/2009|
22/08/2009|
22/08/2009|
19/08/2009|
11/08/2009|
11/08/2009|
02/08/2009|
02/08/2009|
14/07/2009|
14/07/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
07/03/2009|
07/03/2009|
03/03/2009|
03/03/2009|
01/03/2009|
01/03/2009|
22/02/2009|
10/01/2009|
02/01/2009|
19/11/2008|
19/11/2008|
28/10/2008|
28/10/2008|
06/10/2008|
06/10/2008|
25/09/2008|
25/09/2008|
23/04/2008|
16/04/2008|
04/04/2008|
12/03/2008|
18/01/2008|
12/01/2008|
23/11/2007|
27/10/2007|
10/10/2007|
25/09/2007|
20/09/2007|
28/08/2007|
16/07/2007|
14/07/2007|
03/07/2007|
01/06/2007|
01/06/2007|
30/04/2007|
30/04/2007|
17/04/2007|
17/04/2007|
13/04/2007|
13/04/2007|
03/04/2007|
22/03/2007|
17/03/2007|
28/02/2007|
25/01/2007|
25/01/2007|
10/01/2007|
10/01/2007|
30/12/2006|
30/12/2006|
22/12/2006|
22/12/2006|
17/12/2006|
17/12/2006|
06/12/2006|
06/12/2006|
07/11/2006|
24/10/2006|
18/10/2006|
29/08/2006|
02/08/2006|
07/07/2006|
21/06/2006|
21/06/2006|
15/05/2006|
28/03/2006|
24/01/2006|
21/01/2006|
09/01/2006|
19/12/2005|
11/12/2005|
21/11/2005|
13/11/2005|
27/09/2005|
27/09/2005|
11/09/2005|
23/08/2005|
31/07/2005|
25/07/2005|
18/07/2005|
26/06/2005|
08/06/2005|
24/05/2005|
19/04/2005|
19/04/2005|
06/04/2005|
06/04/2005|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House