Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
02/03/2009 | Afganistán - El regreso del gran «Señor de la Guerra» afgano

Mikel Ayestaran

Sólo pronunciar su nombre causa el terror entre gran parte del pueblo afgano. Gulbuding Hekmatyar parece ser el elegido por las administraciones afgana y estadounidense como el primer gran comandante insurgente merecedor de una amnistía y los rumores sobre su posible regreso a Kabul cobran fuerza en estas últimas horas.

 

La estrategia del ‘surge’ empleada por el General David Petraeus en Irak comienza a plasmarse por tanto sobre el terreno en Afganistán y los cerebros de este cambio esperan que la vuelta de Hekmatyar a la vida pública y política sea un ejemplo para otros como él y ayude a calmar la actual situación de violencia. Una situación ante la que el Presidente Hamid Karzai ha pedido adelantar los comicios generales previstos para agosto.

Fundador del partido Hizb Islami en los setenta, y acusado a lo largo de toda su vida de ser una marioneta en manos de los servicios secretos de Pakistán, ISI, y Estados Unidos, CIA, sus biógrafos aseguran que Hekmatyar ha sabido “aprovecharse de todas las ayudas extranjeras, pero nunca nadie ha podido controlarlo”. Luchó contra la Rusia comunista en los ochenta, y en los noventa dinamitó a base de cohetes el régimen muyahidín del que incluso llegó a ser primer ministro en dos ocasiones (1993 y 1996) antes de la llegada de los talibanes.

Entonces encontró refugio en la vecina Irán donde permaneció hasta 2002, fecha en la que el Gobierno de Jatami decidió cerrar las oficinas de su partido en Teherán y expulsarle. Desde entonces fue incluido en la lista de terroristas más buscados por Estados Unidos y ha permanecido siempre en paradero desconocido. Las agencias de inteligencia le sitúan en el cinturón tribal paquistaní desde donde ha dirigido la lucha de guerrillas de sus seguidores contra la misión internacional en Afganistán. Una lucha en la que forma parte del gran abanico de grupos eminentemente pastunes que forman la insurgencia.

Líder fundamentalista   Los expertos dudan de la capacidad de Hekmatyar de atraer al grueso de los comandantes de la insurgencia al camino de la negociación y opinan que “se trata de un superviviente nato que sólo busca su propia salida”. Otras voces de los medios afganos temen su regreso por “el fuerte impacto negativo entre la población de a pie que le recuerda como el gran destructor de Kabul”. Por otro lado, sin embargo, destacan también su capacidad de “atracción de los sectores más fundamentalistas” que carecen de líderes legales desde la caída del régimen talibán.   Las conversaciones, según desveló el canal qatarí Al Jazeera, se iniciaron a comienzos de 2008 en Londres, Dubai y Kabul, están “plenamente respaldadas por el Reino Unido” y el objetivo final es “extender este tipo de acuerdos a otras figuras de la insurgencia”. Básicamente, a Hekmatyar se le concedería asilo político en Arabia Saudí desde donde podría regresar a Afganistán con la promesa de inmunidad por sus crímenes pasados y libre de persecución pese a estar incluido en las lista de terroristas más buscados desde hace siete años.   Su partido fue uno de los más disciplinados y radicales oponentes al régimen soviético y con el paso de los años Hekmatyar sigue siendo un auténtico líder entre los sectores más radicales de la sociedad que siguen aspirando a hacer del país una auténtica República islámica. Su partido actualmente está dividido en dos ramas, una ilegalizada que se conoce como Hizb Islami Hekmatyar, pero otra perfectamente legal que mantiene el nombre de sus orígenes y cuyo programa está muy claro: salida de las tropas extranjeras del país y el diálogo con los talibanes. Un regreso que podría devolver a su casa a un férreo opositor de la política de un presidente Karzai que busca desesperadamente su reelección en los próximos comicios

ABC (España)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 394 )
fecha titulo
02/01/2014 Why the upcoming presidential elections in Afghanistan are not as important as we think
26/06/2013 Afghanistan’s Parties in Transition
16/04/2013 La OTAN pierde la guerra del opio en Afganistán
17/03/2013 Over the Line
11/01/2013 Afganistán
02/11/2012 For a Clean Vote in Afghanistan
29/08/2012 Afghanistan - Targeting Stabilization
22/08/2012 Afganistan - El hastío de la guerra
02/08/2012 Afganistán - La corrupción se convierte en espectáculo en la televisión afgana
09/07/2012 Asia - Afganistán: Lluvia de millones para evitar que vuelvan los talibanes a Afganistán


Otras Notas del Autor
fecha
Título
06/03/2020|
13/02/2019|
14/10/2018|
06/09/2018|
21/09/2017|
20/08/2017|
14/07/2017|
05/06/2017|
10/04/2017|
16/03/2017|
16/01/2017|
25/09/2016|
25/04/2016|
06/04/2016|
21/01/2016|
16/12/2015|
09/09/2015|
05/06/2015|
21/03/2015|
20/11/2014|
20/06/2014|
23/05/2014|
12/05/2014|
30/04/2014|
17/02/2014|
10/01/2014|
15/10/2013|
05/09/2013|
03/06/2013|
07/05/2013|
16/04/2013|
24/03/2013|
21/03/2013|
09/03/2013|
05/03/2013|
05/03/2013|
04/03/2013|
27/02/2013|
16/02/2013|
02/02/2013|
18/08/2012|
19/05/2012|
29/10/2011|
01/09/2011|
01/09/2011|
15/08/2011|
05/04/2011|
06/01/2011|
09/10/2010|
02/09/2010|
02/09/2010|
13/08/2010|
12/08/2010|
19/07/2010|
23/06/2010|
21/06/2010|
08/04/2010|
12/01/2010|
28/12/2009|
17/10/2009|
27/03/2009|
17/03/2009|
17/03/2009|
15/03/2009|
15/03/2009|
21/07/2008|
21/07/2008|
29/06/2008|
29/06/2008|
25/12/2007|
02/09/2007|
15/07/2007|
06/02/2007|
06/02/2007|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House