Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Inteligencia y Seguridad  
 
25/07/2005 | Los terroristas democráticos de América

Caroline Glick

El Primer Ministro iraquí, Ibrahim Jaafari, acompañado por una docena de ministros del gabinete iraquí, coronó ayer una visita oficial de tres días de duración a la República Islámica de Irán. Mientras estuvo allí, Jaafari se reunió con el archi-dictador iraní, el ayatolá Alí Jamenei, el presidente saliente Mohammed Jatami y con el presidente electo, Mahmoud Ahmadinejad.

 

Jaafari encabeza la formación de la Dawa Islámica en Irak, que es aliada próxima de Teherán. Llegó a Irak tras la caída del régimen de Saddam, procedente de Irán, en donde llevaba viviendo más de una década bajo la protección de los mulás. Tanto los funcionarios norteamericanos como los iraquíes – sunníes y chi'íes – han afirmado repetida y literalmente que es un agente iraní.

En las semanas y días previos a la visita de Jaafari, Irak e Irán acordaron cooperar en temas militares, así como en materia de distribución de crudo. El acuerdo petrolero, resuelto en gran medida la semana pasada, implica la transferencia de alrededor de 380.000 barriles diarios de petróleo iraquí a Irán, para ser canjeados por una cantidad igual de productos derivados del petróleo transferidos a Irak a diario en el puerto de Basora.

El pasado mes de junio, en una acción de piratería internacional, la Guardia Revolucionaria iraní secuestró a ocho empleados británicos a lo largo del canal de Shatt-al-Arab, que une a Irán con Irak a través de Basora. Se sospechó en aquel momento que los marineros fueron secuestrados mientras colocaban sensores detectores de barcos a lo largo del canal, con el fin de proteger las terminales petroleras iraquíes de Basora del constante sabotaje que había convertido a la industria petrolera iraquí en el rehén virtual de las fuerzas terroristas. Estas fuerzas, basadas en gran medida en Irán, llevan atacando continuamente los oleoductos y terminales de Irak desde la caída del régimen de Saddam.

Así pues, al negociar el acuerdo petrolero con Irán, puede argumentar fácilmente que los iraquíes se están rindiendo al sabotaje iraní de su industria petrolera.

En cuanto a la cooperación militar, hace dos semanas, el Ministro de Defensa iraquí, Saadoun al-Duleimi, se reunió en Teherán con su homólogo iraní, Alí Shamkhani, y los dos informaron acordar llevar a cabo entrenamientos militares conjuntos y cooperación en la desactivación de minas. Durante su conferencia de prensa, Shamkhani exigió a las fuerzas iraquíes la retirada de las fuerzas norteamericanas del país. En palabras de Shamkhani, “Irán exige que el gobierno iraquí tome una decisión en este caso. El gobierno y el pueblo de Irak no deben permitir que fuerzas extranjeras consoliden su control en la zona con el objetivo de proporcionar seguridad a Israel”.

El aspecto más desalentador del abrazo a Teherán del gobierno iraquí democráticamente elegido es que gran parte de la guerra del terror que ruge en Irak hoy está patrocinada directamente por Teherán. Esta semana, Irán hizo un anuncio poco creíble de que ha detenido, deportado o encarcelado a alrededor de 3.000 miembros de al-Qaida, cuyas identidades, por algún motivo, rehúsa divulgar. El anuncio tiene poca credibilidad porque, como destacaba esta semana Gary Metz, también conocido como Dr. Zin, el intrépido blogger de la página web “Regime Change Iran”, numerosas informaciones de inteligencia han indicado que la mayoría de la directiva de al-Qaida se encuentra en la región Caspia de Irán bajo la protección de la ‘fuerza de Jerusalén’ de la Guardia Revolucionaria, que fue fundada por el presidente electo de Irán.

Tanto el líder chi'í del terror, Moqtada al-Sadr, como el jefe de al-Qaida en Irak, Abú Musab Zarkawi, tienen vínculos documentados con Irán. La campaña del terror de al-Sadr en la primavera del 2004 estuvo dirigida por el ayatolá Haeri, de Teherán, y Zarkawi entró en Irak desde Irán, donde había informado llevar operando desde su huída de Afganistán durante la invasión norteamericana del otoño del 2001.

POR SU PARTE, Estados Unido divulga poco acerca de la recién encontrada alianza de Irak con Irán. El embajador norteamericano en Irak, Zalmay Khalizad, observó simplemente el pasado miércoles que “defender o promover una relación hostil entre Irak e Irán no es la política norteamericana. Son vecinos. Deseamos ver que estos dos países tienen buenas relaciones”.

El domingo, el New York Times informó de que la administración Bush ha negado las alegaciones hechas en el número actual de la revista The New Yorker, en el sentido de que Estados Unidos buscó influenciar el resultado de las elecciones del pasado enero en Irak apoyando a los candidatos pro-Estados Unidos. Esta negación es creíble, dado que uno de los aspectos más extraños de esas elecciones fue que los Estados Unidos rechazaron taxativamente – en nombre de la no interferencia - ayudar a los políticos pro-Estados Unidos, a pesar del hecho de que Irán estaba inyectando millones de dólares a sus aliados políticos – como Jafari. La influencia de Irán sobre las elecciones también estuvo garantizada a través de los centenares de estudios de televisión y radio y los periódicos que sus órganos de inteligencia comenzaron a montar en Irak inmediatamente después de la invasión liderada por Estados Unidos.

El TOUR DE JAAFARI a Irán encaja bien con el viaje de otro líder "democráticamente” elegido favorito de Estados Unidos a otra capital del terror. Este, por supuesto, sería el del rais de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbás, a Damasco la semana pasada. Las circulares de prensa desde Damasco indicaban que durante su visita a los líderes de Hamas y la Jihad Islámica, así como al dictador sirio y patrocinador del terror Bashar Assad, Abbás solicitó su cooperación en su “tregua” con Israel.

Pero aún así, los hechos sobre el terreno relatan una versión distinta. Cuatro días después de su vuelta a Ramala, la Jihad Islámica despachó a sus terroristas suicida a Netanya y Shavei Shomron. Hamas comenzó su ofensiva terrorista dos días después, golpeando las comunidades israelíes del Negev y Gaza con centenares de morteros y misiles Kassam. En su llamamiento al fin de la violencia del sábado, Abbás dejó absolutamente claro – por millonésima vez – que no quiere desarmar a Hamas ni a la Jihad Islámica, sino, igual que Yasser Arafat antes de él, integrarlas en la AP.

También aquí, al igual que en el caso de Jaafari, Estados Unidos no sólo no expresa cólera ninguna o crítica a la unión de Abbás con los terroristas, sino que le cubre de apoyo diplomático y financiero.

Estados Unidos respaldó la decisión del G-8 – tomada con Abbás aún en Damasco – de transferir unos abrumadores 9 billones de dólares en ayuda a la AP a lo largo de los tres próximos años. Aparte de esto, la precipitada decisión de la Secretario de Estado norteamericana Condolizza Rice de visitar Israel y la AP este jueves sólo puede verse como una indirecta norteamericana hacia Israel de no lanzar una operación relevante sobre el terreno en Gaza, a pesar de que el único modo de que Israel trate con los ataques de mortero y misiles es a través de tal operación.

De hecho, a pesar del hecho obvio de que Abbás no es distinto de Arafat en términos de su apoyo al terrorismo como estrategia para tratar con Israel, Estados Unidos insiste en continuar respaldándole indiscutiblemente como “el líder democráticamente” elegido.

Lo extraño del rechazo norteamericano a desafiar a regímenes dudosamente “democráticos” como el de Irak o la AP es que Estados Unidos no parece vacilar a la hora de desafiar a aliados democráticos auténticos como Francia, Alemania o Israel cuando tiene una diferencia política con sus gobiernos. ¿Qué tienen estos regímenes particulares que les hace inmunes a la crítica norteamericana?

Aparte de esto, mientras que la administración afirma que la consolidación de la democracia en Oriente Medio es su estrategia predilecta para ganar la guerra contra el terrorismo global, en realidad, al respaldar a Abbás y a Jaafari, lo que la administración Bush hace es consolidar el tipo de comportamiento que evita que la democracia eche raíces. Es animar y reforzar a regímenes y líderes que sobresalen en doble lenguaje, minar los derechos humanos y mimar a los terroristas.

¿Alguien en Washington presta atención?

El Reloj (Israel)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
21/03/2021|
24/06/2020|
22/07/2018|
10/07/2018|
27/05/2018|
30/03/2018|
30/03/2018|
26/12/2017|
03/07/2017|
02/07/2017|
18/02/2017|
14/01/2017|
04/01/2017|
03/12/2016|
02/12/2016|
01/10/2016|
29/08/2016|
11/06/2016|
23/04/2016|
05/02/2016|
18/10/2015|
01/08/2015|
04/07/2015|
16/05/2015|
16/03/2015|
29/11/2014|
22/10/2014|
20/10/2014|
14/10/2014|
06/10/2014|
19/09/2014|
12/09/2014|
28/08/2014|
22/08/2014|
10/08/2014|
18/07/2014|
22/06/2014|
22/06/2014|
09/05/2014|
30/04/2014|
21/04/2014|
13/01/2014|
17/12/2013|
21/10/2013|
06/10/2013|
01/09/2013|
24/08/2013|
21/08/2013|
03/08/2013|
08/07/2013|
27/05/2013|
20/04/2013|
25/03/2013|
14/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
03/09/2012|
25/08/2012|
19/08/2012|
13/08/2012|
04/08/2012|
11/06/2012|
11/06/2012|
22/04/2012|
10/10/2011|
10/10/2011|
25/09/2011|
25/09/2011|
21/09/2011|
15/09/2011|
15/09/2011|
19/08/2011|
14/08/2011|
06/08/2011|
02/08/2011|
28/07/2011|
24/07/2011|
02/07/2011|
02/07/2011|
29/06/2011|
29/06/2011|
28/06/2011|
28/06/2011|
18/06/2011|
18/06/2011|
14/06/2011|
14/06/2011|
10/06/2011|
10/06/2011|
31/05/2011|
31/05/2011|
26/05/2011|
26/05/2011|
04/05/2011|
04/05/2011|
02/05/2011|
02/05/2011|
08/04/2011|
08/04/2011|
22/03/2011|
10/03/2011|
06/03/2011|
20/02/2011|
06/02/2011|
22/01/2011|
12/01/2011|
08/01/2011|
01/01/2011|
29/12/2010|
25/12/2010|
23/12/2010|
19/12/2010|
26/11/2010|
22/11/2010|
16/11/2010|
06/11/2010|
03/11/2010|
13/10/2010|
10/10/2010|
04/10/2010|
22/09/2010|
15/09/2010|
04/09/2010|
04/09/2010|
28/08/2010|
28/08/2010|
22/08/2010|
22/08/2010|
18/08/2010|
18/08/2010|
13/08/2010|
07/08/2010|
31/07/2010|
31/07/2010|
27/07/2010|
24/07/2010|
14/07/2010|
10/07/2010|
10/07/2010|
06/07/2010|
02/07/2010|
01/07/2010|
27/06/2010|
19/06/2010|
12/06/2010|
08/06/2010|
01/06/2010|
29/05/2010|
27/05/2010|
25/05/2010|
19/05/2010|
16/05/2010|
08/05/2010|
04/05/2010|
30/04/2010|
26/04/2010|
17/04/2010|
11/04/2010|
01/04/2010|
14/03/2010|
28/02/2010|
15/02/2010|
13/12/2009|
13/12/2009|
15/11/2009|
15/11/2009|
05/11/2009|
27/10/2009|
20/09/2009|
16/09/2009|
06/09/2009|
22/08/2009|
22/08/2009|
19/08/2009|
11/08/2009|
11/08/2009|
02/08/2009|
02/08/2009|
14/07/2009|
14/07/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
07/03/2009|
07/03/2009|
03/03/2009|
03/03/2009|
01/03/2009|
01/03/2009|
22/02/2009|
10/01/2009|
02/01/2009|
19/11/2008|
19/11/2008|
28/10/2008|
28/10/2008|
06/10/2008|
06/10/2008|
25/09/2008|
25/09/2008|
23/04/2008|
16/04/2008|
04/04/2008|
12/03/2008|
18/01/2008|
12/01/2008|
23/11/2007|
27/10/2007|
10/10/2007|
25/09/2007|
20/09/2007|
28/08/2007|
16/07/2007|
14/07/2007|
03/07/2007|
01/06/2007|
01/06/2007|
30/04/2007|
30/04/2007|
17/04/2007|
17/04/2007|
13/04/2007|
13/04/2007|
03/04/2007|
22/03/2007|
17/03/2007|
28/02/2007|
25/01/2007|
25/01/2007|
10/01/2007|
10/01/2007|
30/12/2006|
30/12/2006|
22/12/2006|
22/12/2006|
17/12/2006|
17/12/2006|
06/12/2006|
06/12/2006|
07/11/2006|
24/10/2006|
18/10/2006|
29/08/2006|
02/08/2006|
07/07/2006|
21/06/2006|
21/06/2006|
15/05/2006|
28/03/2006|
24/01/2006|
21/01/2006|
09/01/2006|
19/12/2005|
11/12/2005|
21/11/2005|
13/11/2005|
27/09/2005|
27/09/2005|
11/09/2005|
23/08/2005|
31/07/2005|
18/07/2005|
26/06/2005|
08/06/2005|
24/05/2005|
15/05/2005|
19/04/2005|
19/04/2005|
06/04/2005|
06/04/2005|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House