Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Inteligencia y Seguridad  
 
13/11/2005 | La caída de París

Caroline Glick

Los franceses están en problemas serios. Tienen una insurrección de cosecha propia en sus manos. En cierto modo - en la intensidad de la violencia principalmente - la presente insurrección recuerda a la insurrección estudiantil de 1968.

 

Pero existe una importante diferencia entre la Primavera de 1968 y el otoño de 2005. En 1968 los alborotadores estudiantiles - los que no recibían órdenes de los soviéticos al menos - sentían tener a Francia y su futuro al borde del abismo.

Los pirómanos y saqueadores de los disturbios de hoy no sienten nada de particular en común con la gente contra la que alborotan. Como explicaba Theodore Dalrymple en su articulo del número de otoño del 2002 de City Journal, Los bárbaros a las puertas de París, los jóvenes musulmanes que causan disturbios hoy no sienten sino odio islámico y nihilista a su país y alienación de sus paisanos. En sus palabras, “son de Francia, pero no son franceses”. Dalrymple explicaba que el pregonado bienestar social francés provee de vivienda pública, viste, alimenta y paga a sus comunidades de inmigrantes sin asimilar de un modo que permite que los jóvenes enajenados “disfruten de un estándar de vida (o consumo) muy superior al que tendrían en los países de origen de sus padres y abuelos, incluso si trabajaran allí catorce horas al día al máximo de su capacidad”.

Al mismo tiempo, observaba que en los proyectos de vivienda que rodean las principales ciudades de Francia, en donde viven estos jóvenes alborotadores, “el estado, mientras que se preocupa de los detalles de su techo, su educación, su cuidado médico y el pago de sus salarios por no hacer nada, se lava las manos completamente en sus responsabilidades en el único área en la que la responsabilidad del estado es absolutamente inalienable: la ley y el orden”. Hoy, tanto la ausencia de ley y orden como la total alienación de la emergente población inmigrante musulmana de Francia han convergido de una manera y con una intensidad que ha motivado que algunos observadores escriban acerca de la violencia de la última semana y media como “la caída de Francia”. Francia ha caído, nos dicen estos mordaces observadores, a causa de que los padres multiculturales de las clases gobernantes y políticamente correctas son incapaces de reunir la voluntad de paliar o bien el problema de la violencia, o bien el problema de la alienación social.

Las informaciones de la violencia citan a cargos policiales que definen la insurrección como “estado de guerra”. La noche del sábado, mientras pirómanos y tumultos violentos se extendían hasta Normandía, Philippe Jofres, un comisario de bomberos de la zona, declaraba a la cadena de televisión France 2, “los alborotadores nos atacaron con bates de béisbol. Nos atacaron con picos. Era la guerra”. Algunos jefes de policía y bomberos están pidiendo que entre en escena el ejército para calmar la violencia. Los funcionarios de las fuerzas del orden y el ministro francés del interior, Nicolas Sarkozy, han observado que existe coordinación entre los militantes. Se ha visto gente transportando bombas incendiarias y demás artillería de sus coches a los militantes de las calles. Se dan instrucciones a través de teléfonos móviles y páginas web de Internet. El Fiscal General francés, Yves Bot, declaraba a Europe 1 que podía distinguir “acciones organizadas, una estrategia” de información de los militantes de la calle.

Por su parte, los jefes de las fuerzas del orden parecen carecer de cualquier estrategia que contar. Sus acciones hasta la fecha traen a la memoria la imagen de gatos callejeros sin rumbo. Los militantes - los que son descubiertos al menos - son perseguidos de aquí para allá sin resultados prácticos. La noche del sábado, cuando alrededor de 1300 coches y comercios eran incendiados y se prendía fuego a tiendas y escuelas de todo el país, apenas se hacían 200 detenciones. A la luz del constante incremento del alcance y el volumen de los ataques, se puede asumir que los arrestados eran simplemente peones sacrificables.

Se diría que las autoridades francesas precisan un enfoque en dos vertientes para tratar su mini guerra civil. En primer lugar, necesitan tomar el control de la violencia. Para hacerlo, deben dejar de perseguir a los alborotadores y hacer que los alborotadores lleguen a ellos. Esto es necesario para que se ellos alcancen un entendimiento básico de la estructura de mando del rival al que hacen frente. Hay gente dando órdenes. Hay gente que decide dónde y qué atacar. Es necesario que esta gente sea arrestada y / o deportada o enviada a prisión.

Si la policía elige ubicaciones tácticamente significativas dentro de los barrios donde viven estos militantes y simplemente les captura, forzarían a los militantes a hacerles frente en una zona que ellos pueden controlar. Las ubicaciones que elijan deberían permitirles el control geográfico de una zona discreta - digamos una manzana. Mientras los militantes les atacan, los refuerzos pueden entrar en la zona desde las rutas preplanificadas y tomar el control de la zona fácilmente.

A través de los arrestos que se deriven, la policía será capaz de ver, después de confiscar los teléfonos móviles de los militantes, de dónde llegan sus órdenes, y maniobrar rápidamente con el fin de arrestar a los tenientes, que les conducirán cada vez más alto en la cadena de mando. Al actuar de tal manera, las autoridades inducirán un desplome sistemático de los militantes, que de pronto se verán forzados a hacer frente a una situación previamente desconocida - el control del gobierno francés sobre “su” territorio. Al tomar así la iniciativa, las autoridades serán capaces eventualmente de hacerse con el control sobre la violencia.

Uno de los destacados aspectos de la violencia hasta el momento es la ausencia de asesinatos. Los militantes han decidido en apariencia limitar su campaña a los daños a la propiedad. No hay duda de que esto se debe a que su objetivo es político, no militar. Como han explicado algunos líderes musulmanes, lo que quieren es la autonomía de sus barrios. Buscan recibir el estatus extraterritorial de gobierno francés, lo que significa que fijarán sus propias normas basándose, se puede decir, en la ley sharia.

Si los militantes logran alcanzar este objetivo, incluso a nivel informal, entonces aquellos que afirman que Francia ha caído estarán en lo cierto. El único modo de que Francia se salve a sí misma es evitar que suceda tal realidad. Si el gobierno francés acepta la noción de autonomía comunitaria, Francia dejará de ser un estado en funcionamiento.

Como argumentaba Francis Fukayama en The Wall Street Journal la semana pasada, el gobierno francés tiene que comprender la noción americana de “crisol” inmigrante. Como explicaba el término Samuel Huntington citando a Héctor St. John de Crevecoeur en su libro ¿Quiénes somos? Los desafíos de la identidad nacional de América, el producto del crisol deja atrás “todos sus prejuicios y estilos antiguos, recibe los nuevos del modo de vida que ha abrazado, el nuevo gobierno al que obedece y las nuevas filas en las que milita”. En su control previo, ministro del interior Sarkozy intentó incorporar a los inmigrantes musulmanes en la cultura nacional francesa corriente constituyendo entidades oficiales francesas musulmanas. Una vez que la violencia se haya calmado y los líderes de la violencia hayan sido encarcelados o deportados, a los líderes de estas entidades oficiales - o los líderes alternativos - se les debe ceder la habilidad de incorporar a los musulmanes franceses a la sociedad francesa. Puede que estos esfuerzos impliquen poner fin al sistema de bienestar social francés tal como está constituido en el presente y cambiar los subsidios del gobierno a la formación laboral. Ciertamente tiene que implicar confirmar constantemente la ley y el orden en los enclaves inmigrantes.

A uno se le puede ocurrir preguntarnos por qué debería importarle a Israel lo que ocurra en Francia. Teniendo en cuenta la hostilidad tradicional y bastante obscena hacia Israel, parecería justificado un cierto nivel de sano schadenfreude a la antigua usanza. Pero el quid de la cuestión es que Israel tiene dos motivos para preocuparse por el futuro de Francia. En primer lugar, cinco años inmersos en esta jihad global, vemos que mientras que puede que los terroristas musulmanes o militantes de Ramala, París, Yakarta, Nueva York, Nueva Dehli, Tikrit, Amsterdam, Londres, Teherán, Umm el-Fahm y Beslán no hablen entre ellos directamente, ciertamente están informados de las acciones y éxitos unos de otros. Y si Francia llega a caer, todos nosotros sentiremos las réplicas del terremoto.

En segundo lugar, si Francia comienza a hacer valer su autoridad y su responsabilidad sobre los árabes y musulmanes sin asimilar de Francia, quizá Israel se verá animado a hacer lo mismo con nuestra minoría árabe en Israel y Judea y Samaria, y desplazar así a nuestro país de una posición de parálisis y derrotismo políticos a una de movimiento y fuerza.

El Reloj (Israel)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 231 )
fecha titulo
15/01/2014 Francia - Hatt, la mujer que guarda la espalda del presidente de la República
16/05/2013 Europe - France tumbles into double-dip recession
08/05/2013 Llama Al Qaeda a atacar intereses de Francia en todo el mundo
08/05/2013 French police arrest six suspected Basque ETA members
07/05/2013 Peru, France sign agreements on defense cooperation
26/03/2013 «El doble juego de Francia en África es vergonzoso. Podrían haberlo evitado»
17/01/2013 France Alone?
22/11/2012 Sarkozy declara ante el juez por el caso Bettencourt - Las claves del 'affaire'
31/10/2012 Francia - Cientos de islamistas franceses ''dispuestos a atacar'' dentro del país
31/08/2012 Narcotráfico - Alarma en Francia por la espiral de violencia criminal en Marsella


Otras Notas del Autor
fecha
Título
21/03/2021|
24/06/2020|
22/07/2018|
10/07/2018|
27/05/2018|
30/03/2018|
30/03/2018|
26/12/2017|
03/07/2017|
02/07/2017|
18/02/2017|
14/01/2017|
04/01/2017|
03/12/2016|
02/12/2016|
01/10/2016|
29/08/2016|
11/06/2016|
23/04/2016|
05/02/2016|
18/10/2015|
01/08/2015|
04/07/2015|
16/05/2015|
16/03/2015|
29/11/2014|
22/10/2014|
20/10/2014|
14/10/2014|
06/10/2014|
19/09/2014|
12/09/2014|
28/08/2014|
22/08/2014|
10/08/2014|
18/07/2014|
22/06/2014|
22/06/2014|
09/05/2014|
30/04/2014|
21/04/2014|
13/01/2014|
17/12/2013|
21/10/2013|
06/10/2013|
01/09/2013|
24/08/2013|
21/08/2013|
03/08/2013|
08/07/2013|
27/05/2013|
20/04/2013|
25/03/2013|
14/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
03/09/2012|
25/08/2012|
19/08/2012|
13/08/2012|
04/08/2012|
11/06/2012|
11/06/2012|
22/04/2012|
10/10/2011|
10/10/2011|
25/09/2011|
25/09/2011|
21/09/2011|
15/09/2011|
15/09/2011|
19/08/2011|
14/08/2011|
06/08/2011|
02/08/2011|
28/07/2011|
24/07/2011|
02/07/2011|
02/07/2011|
29/06/2011|
29/06/2011|
28/06/2011|
28/06/2011|
18/06/2011|
18/06/2011|
14/06/2011|
14/06/2011|
10/06/2011|
10/06/2011|
31/05/2011|
31/05/2011|
26/05/2011|
26/05/2011|
04/05/2011|
04/05/2011|
02/05/2011|
02/05/2011|
08/04/2011|
08/04/2011|
22/03/2011|
10/03/2011|
06/03/2011|
20/02/2011|
06/02/2011|
22/01/2011|
12/01/2011|
08/01/2011|
01/01/2011|
29/12/2010|
25/12/2010|
23/12/2010|
19/12/2010|
26/11/2010|
22/11/2010|
16/11/2010|
06/11/2010|
03/11/2010|
13/10/2010|
10/10/2010|
04/10/2010|
22/09/2010|
15/09/2010|
04/09/2010|
04/09/2010|
28/08/2010|
28/08/2010|
22/08/2010|
22/08/2010|
18/08/2010|
18/08/2010|
13/08/2010|
07/08/2010|
31/07/2010|
31/07/2010|
27/07/2010|
24/07/2010|
14/07/2010|
10/07/2010|
10/07/2010|
06/07/2010|
02/07/2010|
01/07/2010|
27/06/2010|
19/06/2010|
12/06/2010|
08/06/2010|
01/06/2010|
29/05/2010|
27/05/2010|
25/05/2010|
19/05/2010|
16/05/2010|
08/05/2010|
04/05/2010|
30/04/2010|
26/04/2010|
17/04/2010|
11/04/2010|
01/04/2010|
14/03/2010|
28/02/2010|
15/02/2010|
13/12/2009|
13/12/2009|
15/11/2009|
15/11/2009|
05/11/2009|
27/10/2009|
20/09/2009|
16/09/2009|
06/09/2009|
22/08/2009|
22/08/2009|
19/08/2009|
11/08/2009|
11/08/2009|
02/08/2009|
02/08/2009|
14/07/2009|
14/07/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
07/03/2009|
07/03/2009|
03/03/2009|
03/03/2009|
01/03/2009|
01/03/2009|
22/02/2009|
10/01/2009|
02/01/2009|
19/11/2008|
19/11/2008|
28/10/2008|
28/10/2008|
06/10/2008|
06/10/2008|
25/09/2008|
25/09/2008|
23/04/2008|
16/04/2008|
04/04/2008|
12/03/2008|
18/01/2008|
12/01/2008|
23/11/2007|
27/10/2007|
10/10/2007|
25/09/2007|
20/09/2007|
28/08/2007|
16/07/2007|
14/07/2007|
03/07/2007|
01/06/2007|
01/06/2007|
30/04/2007|
30/04/2007|
17/04/2007|
17/04/2007|
13/04/2007|
13/04/2007|
03/04/2007|
22/03/2007|
17/03/2007|
28/02/2007|
25/01/2007|
25/01/2007|
10/01/2007|
10/01/2007|
30/12/2006|
30/12/2006|
22/12/2006|
22/12/2006|
17/12/2006|
17/12/2006|
06/12/2006|
06/12/2006|
07/11/2006|
24/10/2006|
18/10/2006|
29/08/2006|
02/08/2006|
07/07/2006|
21/06/2006|
21/06/2006|
15/05/2006|
28/03/2006|
24/01/2006|
21/01/2006|
09/01/2006|
19/12/2005|
11/12/2005|
21/11/2005|
27/09/2005|
27/09/2005|
11/09/2005|
23/08/2005|
31/07/2005|
25/07/2005|
18/07/2005|
26/06/2005|
08/06/2005|
24/05/2005|
15/05/2005|
19/04/2005|
19/04/2005|
06/04/2005|
06/04/2005|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House