Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
21/11/2005 | Un mundo que se ha vuelto loco

Caroline Glick

Se diría que el mundo se ha vuelto loco. La seguridad de Israel está siendo minada sistemáticamente por su propio gobierno y por la comunidad internacional liderada por Estados Unidos. En el presente, parece que el gobierno Sharon-Peres está metido en una perversa competición con la administración Bush por determinar quién puede presentar la política contraterrorista más alocada.

 

La semana pasada se informaba de que Estados Unidos ha entregado a la Autoridad Palestina 4,4 millones de dólares para pagar los salarios de terroristas de las Brigadas de Al Aksa de Fatah. Por su parte, el grupo terrorista mostraba su gratitud a Estados Unidos convirtiéndose en la primera organización del terror palestino en aprobar públicamente el llamamiento del presidente iraní Mahmoud Ahmedinejad a que Israel “sea barrido del mapa”.

Después tenemos las más recientes maquinaciones del gobierno Sharon-Peres con respecto a las políticas de Israel que han dejado hoy vacía Gaza.

Esta semana el ejército anunciaba que retiraba al personal no esencial de las bases que limitan con Gaza. La maniobra se hace debido a la información de que los terroristas están excavando túneles por debajo de las bases con el propósito de o bien volar las bases, o infiltrarse en Israel con el propósito de volar a los ciudadanos. Desde la desconexión, se han descubierto 16 bombas a lo largo de la nueva frontera.

Como advirtieron los críticos de la desconexión de Gaza, los palestinos han introducido de contrabando misiles antiaéreos lanzados a la espalda desde la península del Sinaí. Tras negar estas informaciones durante seis semanas, el alto mando del ejército, el General Dan Halutz, reconocía finalmente ante la Comisión de Defensa y Asuntos Exteriores de la Knesset el martes que estos misiles han sido introducidos realmente.

Los comandantes de las fuerzas aéreas, cuyas fuerzas son las únicas que continúan activas en Gaza, declaraban a los medios la semana pasada que están revisando sus métodos operacionales sobre Gaza a la luz de la presencia de estos misiles. Es decir, las fuerzas aéreas consideran que estos misiles son una amenaza para su aviación.

Si estos misiles logran abrirse camino hasta Judea y Samaria no sólo amenazarán la aviación de las fuerzas aéreas, sino a la aviación civil que despega y aterriza del Aeropuerto Ben Gurión. El hecho de que al-Qaida - cuya presencia en el Sinaí es enorme, según los análisis del jefe de inteligencia del ejército, el General Yossi Kupperwasser - y sus aliados palestinos quieran atacar a la aviación civil israelí quedó claro este verano con el ataque de misiles Katyusha en el aeropuerto internacional de Eilat, así como en el ataque del 2002 contra el avión de pasajeros israelí de Mombassa, Kenia.

Desde finales del 2002, cuando el líder del Partido Laborista Amram Mitzna propuso la noción de una retirada unilateral israelí de la franja de Gaza coronada con el desahucio de las comunidades israelíes de la zona, los críticos de la maniobra argumentaban que tal plan expondría a Israel a graves peligros de seguridad. Estas advertencias se detallaban y especificaban cada vez más mientras el primer ministro Ariel Sharon, a finales del 2003, aprobaba el plan Mitzna tras basar su campaña al cargo en reírse de ella.

Los críticos del plan explicaban que una salida unilateral de Gaza, particularmente si tal desconexión incluía vaciar la frontera de Gaza con Egipto y rendir el control del espacio aéreo sobre Gaza y su línea costera, permitiría e invitaría en la práctica a los terroristas internacionales a utilizar Gaza como su nueva base internacional del terror. Los críticos advertían además que los terroristas de Gaza transferirían sus centros de operaciones a Judea y Samaria y colocarían los principales centros de población de Israel bajo el riesgo de ataques de mortero y misiles. Las comunidades de Gush Katif y el norte de Gaza absorbieron estoicamente alrededor de 6000 de tales ataques durante los últimos cinco años. En su ausencia, y tal como advirtieron los críticos, estos misiles y morteros ya se han convertido en el azote de cerca de 40 comunidades que rodean Gaza, al oeste del Negev. Apenas la semana pasada, el ejército arrestó a dos terroristas que intentaban transferir misiles a Judea y Samaria.

Las preocupaciones de los críticos nunca fueron tratadas por Sharon o alguno de sus muchos defensores. Cambiando de tema, los defensores de Sharon, que incluían a muchos políticos de derecha e intelectuales de Israel y Estados Unidos que voluntariamente abandonaban la inteligencia que durante más de una generación les había motivado a unirse al tren de Sharon, hablaban de los peligros demográficos para la democracia de Israel. Utilizando datos de población inventados y publicados por la Autoridad Palestina, afirmaban que si Israel no se desconectaba de Gaza eliminando a su población civil de la zona y retirando sus fuerzas militares, Israel, junto con Judea, Samaria y Gaza, se convertiría en una unidad geográfica de mayoría árabe en diez años.

Los defensores del plan de Sharon argumentaban además que la gran desaparición demográfica de los árabes de Gaza sólo podría lograrse abandonando el control de las fronteras internacionales. “La ocupación continuará”, explicaban ellos, si Israel mantenía cualquier control sobre estos pasos. Y si la “ocupación” iba a continuar, continuaban ellos, Israel sería responsable aún del millón y medio de árabes de Gaza (aunque apenas haya un millón de árabes en Gaza).

Y así Israel abandonaba todo control sobre Gaza. El ejército y la policía eran desplegados para la mayor operación que ha realizado en años. Todos los recursos del estado eran puestos a su disposición mientras se entrenaban y planificaban durante meses y meses, no para luchar contra el terror palestino, no para destruir las instalaciones nucleares de Irán, sino para desahuciar a sus propios conciudadanos de sus hogares y comunidades de Gaza.

Nadie respondió nunca a la cuestión de cómo precisamente la desconexión unilateral iba a permitir a Israel desconectarse de los árabes de Gaza. Nadie explicó nunca cómo Israel iba a dejar de ser presionado por Estados Unidos y el resto de la comunidad internacional para permitir que los árabes de Gaza trabajaran en Israel o permitir su integración con los árabes de Judea y Samaria. Nadie explicó nunca cómo retirarse de Gaza serviría para algo más que incrementar la amenaza del terror sobre Israel. En lugar de responder estas cuestiones, Sharon y sus muchos defensores las ignoraron, prefiriendo atacar a los que le preguntaban afirmando que cualquiera que preguntara cómo beneficiaba el plan de retirada y expulsión a Israel era un extremista de derechas que probablemente habría asesinado a Yitzhak Rabin de tener ocasión.

Y AHORA SABEMOS porqué estas preguntas nunca fueron contestadas. Como consecuencia de la retirada de su población civil de Gaza por parte de Israel, en el transcurso de horas, Gaza fue inundada con terroristas internacionales y armamento pesado. Al contrario de las barrocas declaraciones del Ministro de Defensa Shaul Mofaz a Newsweek esta semana, donde aplaudía a Egipto por su trabajo a la hora de asegurar su frontera con Gaza, fuentes militares y fuentes palestinas han reafirmado repetidamente que la frontera entre Gaza y Egipto continúa siendo porosa y que tanto terroristas como armamento continúan siendo introducidos en Gaza de contrabando.

Teniendo en cuenta la frontera abierta entre Gaza y el Sinaí, para que Israel evite la transferencia de armamento pesado y terroristas internacionales de Gaza a Judea y Samaria y sus centros de población dentro de las líneas de armisticio de 1949 puede hacer dos cosas. Puede volver a ocupar la frontera de Gaza con el Sinaí y reinstaurar su total control sobre los pasos internacionales que entran y salen de Gaza, o puede sellar Gaza desde Israel y Judea y Samaria.

Desafortunadamente, no hay posibilidad de que el presente gobierno Sharon-Peres, que apoyó la catastrófica retirada estratégica de Gaza como piedra angular de su estrategia nacional, tome cualquiera de estas medidas. Hacerlo, después de todo, sería visto correctamente como el reconocimiento de la colosal estupidez de nuestros líderes. Y por lo tanto, en lugar de reconocer la realidad, Israel, con la prisa inútil de la comunidad internacional liderada por Estados Unidos, está controlando los daños. Conducido por Mofaz y el viceprimer ministro Shimon Peres, Israel negocia ahora la reapertura de la terminal de Rafah, que es el paso oficial entre Gaza y Egipto con la AP, la UE, Egipto y el enviado del Cuarteto, James Wolfensohn. Estas negociaciones no son nada aparte de obscenas y patéticas.

Inicialmente, Israel insistía en que su personal de seguridad fuera desplegado en la terminal de Rafah, igual que antes de que Israel abandonara Gaza. Los palestinos se rieron y dijeron que no. A continuación, Israel exigió que el personal de seguridad de la UE controlase el paso en su lugar y tuviera la autoridad para arrestar a los terroristas que entrasen o salieran de Gaza. Tanto los palestinos como la UE se rieron al unísono, pero ofrecieron que el personal de la UE pudiera estar allí como “observadores”. Finalmente Israel exigía que cámaras de televisión del circuito cerrado fueran instaladas en el paso, que transmitieran imágenes a tiempo real de todos los que atraviesan la terminal en dirección a Israel. Los palestinos se rieron de nuevo y ofrecieron enviar la grabación a Israel un día o dos después de los hechos. La estupidez de esta charada radica en que Israel negocie el control de una terminal cuando ya había abandonado voluntaria y unilateralmente todo control de la terminal. Por una vez, es difícil no estar del bando del argumento de los palestinos.

La estupidez de la postura de Israel en las negociaciones de la terminal de Rafah es exacerbada por el hecho de que las propias negociaciones son irrelevantes. Incluso si Israel recibiera todo lo que pide en estas negociaciones, el control israelí sobre la terminal de Rafah no haría nada por sellar la frontera con Egipto. Esa frontera continúa siendo completamente porosa a lo largo del Corredor de Filadelfia abandonado, que une la Rafah palestina con la Rafah egipcia.

Mientras que Israel no tiene nada más que decir con respecto a los vínculos internacionales de tierra de Gaza con Egipto, es seguro que tiene el derecho de hacer valer su propia autoridad con respecto a la frontera de Gaza con Israel, y a través de Israel hasta Judea y Samaria. Pero aquí, cediendo fácilmente a la presión internacional fácilmente soportable, Israel está entregando sus derechos de soberanía en el control de sus propias fronteras y, al hacerlo, está entregando su propia seguridad nacional.

Hasta la fecha, Israel ha acordado permitir que convoyes de vehículos privados, camiones y autobuses viajen entre Gaza y Judea y Samaria a diario. Ha convenido que la carga y las personas que viajen en estos convoyes se sometan a controles de seguridad mínimos antes de viajar. Es decir, Israel ha entregado su control sobre el movimiento entre Gaza y Judea y Samaria. El tráfico de bienes desde Gaza a los puertos israelíes va a permitirse de igual manera con mínimas molestias israelíes. Teniendo en cuenta el enorme incremento de las capacidades del terror en Gaza, el acuerdo de Israel de permitir el paso libre entre Gaza y Judea y Samaria - y a un nivel que no ha permitido desde la creación de la AP en 1994 - es simplemente demente. El hecho de que la Secretario de Estado norteamericano Condoleezza Rice haya presionado públicamente a Israel para permitir tal tráfico es una indicación de que al nivel más básico, Estados Unidos ha abandonado su compromiso de trabajar para garantizar la seguridad de Israel.

Y así contemplamos boquiabiertos este sorprendente abanico de engaños y descarrilamiento. Lo más triste de contemplar a nuestro gobierno y a los americanos combinando fuerzas para reforzar a nuestros enemigos con vistas a su próxima ronda bélica es que no se puede decir cuántos de nosotros seremos asesinados antes de reemplazarlos con líderes cuerdos, o de que los sucesos les fuercen a tener el control de sus facultades mentales.

El Reloj (Israel)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
21/03/2021|
24/06/2020|
22/07/2018|
10/07/2018|
27/05/2018|
30/03/2018|
30/03/2018|
26/12/2017|
03/07/2017|
02/07/2017|
18/02/2017|
14/01/2017|
04/01/2017|
03/12/2016|
02/12/2016|
01/10/2016|
29/08/2016|
11/06/2016|
23/04/2016|
05/02/2016|
18/10/2015|
01/08/2015|
04/07/2015|
16/05/2015|
16/03/2015|
29/11/2014|
22/10/2014|
20/10/2014|
14/10/2014|
06/10/2014|
19/09/2014|
12/09/2014|
28/08/2014|
22/08/2014|
10/08/2014|
18/07/2014|
22/06/2014|
22/06/2014|
09/05/2014|
30/04/2014|
21/04/2014|
13/01/2014|
17/12/2013|
21/10/2013|
06/10/2013|
01/09/2013|
24/08/2013|
21/08/2013|
03/08/2013|
08/07/2013|
27/05/2013|
20/04/2013|
25/03/2013|
14/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
03/09/2012|
25/08/2012|
19/08/2012|
13/08/2012|
04/08/2012|
11/06/2012|
11/06/2012|
22/04/2012|
10/10/2011|
10/10/2011|
25/09/2011|
25/09/2011|
21/09/2011|
15/09/2011|
15/09/2011|
19/08/2011|
14/08/2011|
06/08/2011|
02/08/2011|
28/07/2011|
24/07/2011|
02/07/2011|
02/07/2011|
29/06/2011|
29/06/2011|
28/06/2011|
28/06/2011|
18/06/2011|
18/06/2011|
14/06/2011|
14/06/2011|
10/06/2011|
10/06/2011|
31/05/2011|
31/05/2011|
26/05/2011|
26/05/2011|
04/05/2011|
04/05/2011|
02/05/2011|
02/05/2011|
08/04/2011|
08/04/2011|
22/03/2011|
10/03/2011|
06/03/2011|
20/02/2011|
06/02/2011|
22/01/2011|
12/01/2011|
08/01/2011|
01/01/2011|
29/12/2010|
25/12/2010|
23/12/2010|
19/12/2010|
26/11/2010|
22/11/2010|
16/11/2010|
06/11/2010|
03/11/2010|
13/10/2010|
10/10/2010|
04/10/2010|
22/09/2010|
15/09/2010|
04/09/2010|
04/09/2010|
28/08/2010|
28/08/2010|
22/08/2010|
22/08/2010|
18/08/2010|
18/08/2010|
13/08/2010|
07/08/2010|
31/07/2010|
31/07/2010|
27/07/2010|
24/07/2010|
14/07/2010|
10/07/2010|
10/07/2010|
06/07/2010|
02/07/2010|
01/07/2010|
27/06/2010|
19/06/2010|
12/06/2010|
08/06/2010|
01/06/2010|
29/05/2010|
27/05/2010|
25/05/2010|
19/05/2010|
16/05/2010|
08/05/2010|
04/05/2010|
30/04/2010|
26/04/2010|
17/04/2010|
11/04/2010|
01/04/2010|
14/03/2010|
28/02/2010|
15/02/2010|
13/12/2009|
13/12/2009|
15/11/2009|
15/11/2009|
05/11/2009|
27/10/2009|
20/09/2009|
16/09/2009|
06/09/2009|
22/08/2009|
22/08/2009|
19/08/2009|
11/08/2009|
11/08/2009|
02/08/2009|
02/08/2009|
14/07/2009|
14/07/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
07/03/2009|
07/03/2009|
03/03/2009|
03/03/2009|
01/03/2009|
01/03/2009|
22/02/2009|
10/01/2009|
02/01/2009|
19/11/2008|
19/11/2008|
28/10/2008|
28/10/2008|
06/10/2008|
06/10/2008|
25/09/2008|
25/09/2008|
23/04/2008|
16/04/2008|
04/04/2008|
12/03/2008|
18/01/2008|
12/01/2008|
23/11/2007|
27/10/2007|
10/10/2007|
25/09/2007|
20/09/2007|
28/08/2007|
16/07/2007|
14/07/2007|
03/07/2007|
01/06/2007|
01/06/2007|
30/04/2007|
30/04/2007|
17/04/2007|
17/04/2007|
13/04/2007|
13/04/2007|
03/04/2007|
22/03/2007|
17/03/2007|
28/02/2007|
25/01/2007|
25/01/2007|
10/01/2007|
10/01/2007|
30/12/2006|
30/12/2006|
22/12/2006|
22/12/2006|
17/12/2006|
17/12/2006|
06/12/2006|
06/12/2006|
07/11/2006|
24/10/2006|
18/10/2006|
29/08/2006|
02/08/2006|
07/07/2006|
21/06/2006|
21/06/2006|
15/05/2006|
28/03/2006|
24/01/2006|
21/01/2006|
09/01/2006|
19/12/2005|
11/12/2005|
13/11/2005|
27/09/2005|
27/09/2005|
11/09/2005|
23/08/2005|
31/07/2005|
25/07/2005|
18/07/2005|
26/06/2005|
08/06/2005|
24/05/2005|
15/05/2005|
19/04/2005|
19/04/2005|
06/04/2005|
06/04/2005|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House