Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
11/12/2005 | El precio de la incompetencia

Caroline Glick

El presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad es un santo varón autoproclamado. En un vídeo difundido en una página web iraní vinculada a la Guardia Revolucionaria (y del que se informa en la web Regime change in Iran), Ahmadinejad relataba que durante su discurso en la Asamblea General este otoño, “sintió una luz” que le rodeaba y le protegía.

 

El presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad es un santo varón autoproclamado. En un vídeo difundido en una página web iraní vinculada a la Guardia Revolucionaria (y del que se informa en la web Regime change in Iran), Ahmadinejad relataba que durante su discurso en la Asamblea General este otoño, “sintió una luz” que le rodeaba y le protegía. Según sus palabras, después de que apareciera la luz, “la atmósfera cambió y durante 27-28 minutos los líderes no podían parpadear… Todos los líderes estaban desconcertados, como si una mano les retuviera y les obligase a sentarse. Tenían sus ojos y oídos abiertos para escuchar el mensaje de la República Islámica”.

Aparentemente, Mr. “barrer del mapa a Israel” se siente lo bastante cómodo en su posición como para venderse no ya como simplemente el líder iraní más fundamentalista desde los años 80, sino también como un chiflado profeta místico del genocidio. ¿Y por qué no sentirse de ese modo? Su discurso acerca de liquidar a Israel apenas suscitó controversia.

Es verdad que todo tipo de líderes de todo tipo de países reputados expresaron su sorpresa ante los planes de Irán de llevar a cabo una versión actualizada del Holocausto. Muchos hasta llegaron a decir que su plan es inaceptable.

Pero después, de nuevo, por primera vez desde la revolución islámica de 1979, Estados Unidos anunciaba esta semana que se involucraría directamente con el régimen iraní. En una entrevista con Newsweek a comienzos de esta semana, el embajador norteamericano en Irak, Zalmay Khalilzad, decía, “He sido autorizado por el presidente a involucrarme con los iraníes. Habrá reuniones y eso es también un viaje y un ajuste”, de la política de América durante los últimos 26 años. Ver para creer.

Los americanos, al igual que los europeos, parecen haber perdido toda vergüenza en sus acuerdos con Irán. Desde que Irán anunciara hace seis meses que renunciaba a su acuerdo con Gran Bretaña, Francia y Alemania y reanudaba sus actividades de enriquecimiento de uranio, la política de Occidente hacia Irán se ha caracterizado por obsequiosidad frente a los insultos y la intimidación iraníes.

Cuando como consecuencia de los ataques de Londres en julio parecía como si Gran Bretaña se inclinara en favor de apoyar remitir el programa de armamento nuclear de Irán al Consejo de Seguridad de la ONU, los iraníes lanzaron una ofensiva contra las fuerzas británicas en Basora. A lo largo del fin de semana, el primer ministro británico Tony Blair anunciaba que Gran Bretaña, Francia y Alemania están interesadas en la reanudación de sus negociaciones con Irán, aun cuando los iraníes continúan enriqueciendo uranio.

La semana pasada fue el turno de Rusia de actuar como redentor de Occidente. Los rusos dieron otra excusa más a la “comunidad internacional” para negar el hecho de que la mayor amenaza para la seguridad global esté desarrollando armas nucleares. Moscú, que construyó el reactor nuclear de Irán en Bushehr y proporcionó asistencia crítica al programa de misiles balísticos de Irán, renovó una oferta (que fue rechazada previamente por europeos y americanos) de enriquecer en Rusia el uranio para los iraníes. Esta oferta permitió que la Agencia Internacional de la Energía Atómica, americanos y europeos, retrasasen de nuevo remitir a Irán al Consejo de Seguridad, a pesar del hecho de que los iraníes habían rechazado la oferta de antemano.

Y no es sólo que Teherán rechazara la oferta. Según el Daily Telegraph, los mulás están entrenando a terroristas chechenos en una base de entrenamiento de la Guardia Revolucionaria en Teherán. Como un alto funcionario occidental de inteligencia relataba al diario, “Igual que orquestaron los ataques contra las tropas británicas de Basora con el fin de presionar a Gran Bretaña a abandonar su postura al respecto del programa nuclear de Irán, están intentando presionar a Moscú respaldando a los chechenos”.

Y si la asistencia de Rusia a los programas de misiles nucleares balísticos no fuera suficiente, tenemos la asistencia de Rusia al programa espacial de Irán. El mes pasado, Irán lanzaba su primer satélite, el Sina-1, en un cohete ruso. La semana pasada Irán y Rusia firmaban otro acuerdo de cooperación en materia espacial. Por 132 millones de dólares, Rusia pondrá en órbita aún más satélites iraníes durante los dos próximos años.

Si los acuerdos con Irán no son bastante para demostrar la incompetencia y la pusilanimidad de Occidente al afrontar la creciente amenaza islámica, la conferencia en Barcelona de la Sociedad Euromediterránea a lo largo del fin de semana demostró de modo concluyente quién lleva los pantalones en esta relación patológica. Casi todos los líderes de los 25 estados miembros llegaron para debatir de terrorismo e inmigración con los 10 miembros musulmanes de la organización (e Israel). Pero los líderes musulmanes no se presentaron. Al margen del líder Recep Tayyip Erdogán y el cacique de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbás, los jefes de estado de la UE se encontraron sentándose a lo largo de una mesa de burócratas anónimos. Y a pesar de su bajo rango, no se doblegaron a la presión europea para condenar el terrorismo. En lo que respecta a la inmigración masiva procedente del norte de África, los burócratas musulmanes afirmaron que es problema de Europa y que, para solucionarlo, Europa tiene que inundar sus países con asistencia en efectivo.

De hecho, los temas de terror e inmigración islámicas son los temas más acuciantes del momento. Esta noción se hizo obvia hace unos días en Suiza con el arresto del banquero egipcio Youssef Nada, bajo cargos de financiación del terror. Nada, que ha sido durante 50 años un miembro de la Hermandad Musulmana, es próximo al jeque Youssef Qaradawi, uno de los principales ideólogos de al-Qaida y Hamas. Según la página web “The Daily Ablution”, Qaradawi era el cuarto mayor accionista del banco de Nada. En su registro del domicilio de Nada, las autoridades suizas encontraron unos documentos titulados “El proyecto”. Según el diario suizo Le Temps, el documento detalla la estrategia de la Hermandad Musulmana para permitir la toma islámica del mundo. El documento prescribe el uso del terror, la inmigración en masa a Occidente, la propaganda y la subversión con el fin de “establecer el reino de Alá por todo el mundo”.

Dos artículos del preámbulo del documento (traducido por “The Daily Ablution”), están vinculados al papel de Israel dentro de la estrategia general de jihad. El artículo 7 explica que las fuerzas islámicas deben “aceptar el principio de cooperación temporal entre los movimientos islámicos y los movimientos nacionalistas en el plano general y con argumentos tales como la lucha contra el colonialismo, la predicación y el estado judío, sin [constituir] alianzas”. El artículo 11 les prescribe “adoptar la causa palestina como parte de un plan islámico mundial… y [avanzar la causa] por medio de la jihad, puesto que sus actos son la piedra angular del renacimiento del mundo árabe hoy”. De estos dos artículos está claro que para los ideólogos de la jihad global, Israel es un componente central de su estrategia de guerra. A través de la guerra contra Israel, los jihadistas pueden construir coaliciones con las fuerzas no musulmanas que apoyan la destrucción de Israel y movilizar el apoyo del mundo árabe para la jihad general contra Occidente.

Frente al contexto de falta de escrúpulos de Occidente por una parte y el refuerzo de las fuerzas de la jihad por todo el mundo por la otra, la cuestión que se plantea naturalmente es, ¿qué hace Israel para protegerse?

En su aparición previa ante el Comité de Asuntos Exteriores y Defensa de la Knesset el miércoles, el jefe de Inteligencia del ejército, el General Aharon Ze'evi Farkash, debatió el programa nuclear de Irán. Ze'evi Farkash dijo, “La campaña diplomática internacional contra el armamento nuclear de Irán se ha debilitado. Las tentativas de la comunidad internacional se están acercando a su final. En esta fase, los iraníes tienen la última palabra y la [política] de contención diplomática está en peligro”. Extrañamente, Ze'evi Farkash añadía, “Si para finales de marzo la comunidad internacional no tiene éxito en remitir el tema al Consejo de Seguridad, será posible decir que las tentativas internacionales han fracasado”.

Lo interesante aquí es la sincronización. Al elegir finales de marzo - que coincide cuidadosamente con las elecciones generales de Israel - como fecha límite sobre Irán, Ze'evi Farkash está aislando al primer ministro Ariel Sharon de las críticas por el hecho de que durante los últimos cinco años, no ha hecho absolutamente nada y no ha desarrollado ninguna estrategia para evitar que Irán adquiriera armas nucleares. Lo que dice claramente Ze'evi Farkash es que hasta después de las elecciones, Israel puede ir tirando sin estrategia con respecto a Irán, igual que carece de un plan coherente para afrontar el terror palestino o la creciente agresión de Hezboláh.

El discurso de Sharon el jueves ante la Comisión de Editores es un ejemplo. Por una parte, Sharon dijo que Israel no seguirá el juego a un Irán con armamento nuclear. Por la otra dijo que Israel se prepara para el día en que Irán disponga de armas nucleares. Y a continuación, estipulaba que de todas maneras, Israel sigue la dirección de América a la hora de tratar el tema. En pocas palabras, Sharon indicaba que Israel carece de política para evitar la adquisición de armas nucleares por parte de Irán, igual que carece de política a la hora de tratar con los palestinos.
 
Este último punto quedó claro el martes mientras Sharon debatía el nuevo eje del terror que se origina como consecuencia del abandono de la Franja de Gaza por parte del ejército. Sharon decía, “la misión de las fuerzas [de seguridad] debe ser detener el tráfico fronterizo” entre Egipto e Israel. En opinión de Sharon, “no existe diferencia entre las infiltraciones criminales y las infiltraciones militares. Cualquiera que traspasa la frontera para propósitos criminales lo hará en el futuro para propósitos militares”.

Dicho muy bonito. Pero el nuevo fenómeno de colaboración entre los terroristas palestinos y el resto de los terroristas árabes del Sinaí, desde Hezboláh y al-Qaida, y la infiltración de ambos en Israel y Judea con la ayuda de las organizaciones criminales beduinas del Negev nunca se habría producido si Sharon no hubiera forzado una retirada de las fuerzas del ejército de la frontera internacional entre Gaza y el Sinaí. Y las fuerzas terroristas nunca se habrían sentido tan reforzadas si Sharon no hubiera expulsado a todos los judíos de los territorios de Gaza y norte de Samaria.

Hoy, el plan de Sharon para ocuparse de esta amenaza del terror fronterizo es seguir capitulando a los terroristas. La plataforma izquierdista de su nuevo partido “centrista” conducirá a retiradas masivas del ejército de Judea y Samaria y a la expulsión de decenas de miles de judíos de sus comunidades en la zona.

Ze'evi Farkash también debatió la situación en el Líbano. Explicó que Hezboláh continuará atacando a Israel con asistencia de Irán y Siria en un intento por desviar la atención internacional de la investigación de la ONU del exprimer ministro Rafik Hariri. Al igual que en el caso de los palestinos y de Irán, Israel carece también de plan para tratar con Hezboláh aparte de refugiarse y esperar lo mejor. El resultado de esta indefensión israelí es el creciente reforzamiento de Hezboláh. En los funerales por sus terroristas fallecidos durante su ofensiva contra el norte de Israel la semana pasada en el sur de Beirut, representantes oficiales del gobierno del Líbano estaban cerca para escuchar hablar al jefe de Hezboláh, Hassan Nasralah, acerca del “derecho inherente” del grupo a secuestrar soldados israelíes.

La incompetencia de Occidente al afrontar a las fuerzas de la jihad de Irán a Suiza pasando por el Líbano y Ramala demuestra claramente que la estrategia europea y cada vez más la americana para tratar con las ascendentes fuerzas de la jihad es enterrar sus cabezas en la arena. Aparentemente la esperanza es que la jihad termine con Israel. El problema es que el gobierno de Sharon está actuando exactamente de la misma manera.

Si Occidente no se compone, pagará el precio en dislocación económica, pérdida de libertades y la muerte de muchos de sus ciudadanos. Si Israel no se pone en forma, el precio que pagaremos será más de lo mismo.

El Reloj (Israel)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
21/03/2021|
24/06/2020|
22/07/2018|
10/07/2018|
27/05/2018|
30/03/2018|
30/03/2018|
26/12/2017|
03/07/2017|
02/07/2017|
18/02/2017|
14/01/2017|
04/01/2017|
03/12/2016|
02/12/2016|
01/10/2016|
29/08/2016|
11/06/2016|
23/04/2016|
05/02/2016|
18/10/2015|
01/08/2015|
04/07/2015|
16/05/2015|
16/03/2015|
29/11/2014|
22/10/2014|
20/10/2014|
14/10/2014|
06/10/2014|
19/09/2014|
12/09/2014|
28/08/2014|
22/08/2014|
10/08/2014|
18/07/2014|
22/06/2014|
22/06/2014|
09/05/2014|
30/04/2014|
21/04/2014|
13/01/2014|
17/12/2013|
21/10/2013|
06/10/2013|
01/09/2013|
24/08/2013|
21/08/2013|
03/08/2013|
08/07/2013|
27/05/2013|
20/04/2013|
25/03/2013|
14/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
03/09/2012|
25/08/2012|
19/08/2012|
13/08/2012|
04/08/2012|
11/06/2012|
11/06/2012|
22/04/2012|
10/10/2011|
10/10/2011|
25/09/2011|
25/09/2011|
21/09/2011|
15/09/2011|
15/09/2011|
19/08/2011|
14/08/2011|
06/08/2011|
02/08/2011|
28/07/2011|
24/07/2011|
02/07/2011|
02/07/2011|
29/06/2011|
29/06/2011|
28/06/2011|
28/06/2011|
18/06/2011|
18/06/2011|
14/06/2011|
14/06/2011|
10/06/2011|
10/06/2011|
31/05/2011|
31/05/2011|
26/05/2011|
26/05/2011|
04/05/2011|
04/05/2011|
02/05/2011|
02/05/2011|
08/04/2011|
08/04/2011|
22/03/2011|
10/03/2011|
06/03/2011|
20/02/2011|
06/02/2011|
22/01/2011|
12/01/2011|
08/01/2011|
01/01/2011|
29/12/2010|
25/12/2010|
23/12/2010|
19/12/2010|
26/11/2010|
22/11/2010|
16/11/2010|
06/11/2010|
03/11/2010|
13/10/2010|
10/10/2010|
04/10/2010|
22/09/2010|
15/09/2010|
04/09/2010|
04/09/2010|
28/08/2010|
28/08/2010|
22/08/2010|
22/08/2010|
18/08/2010|
18/08/2010|
13/08/2010|
07/08/2010|
31/07/2010|
31/07/2010|
27/07/2010|
24/07/2010|
14/07/2010|
10/07/2010|
10/07/2010|
06/07/2010|
02/07/2010|
01/07/2010|
27/06/2010|
19/06/2010|
12/06/2010|
08/06/2010|
01/06/2010|
29/05/2010|
27/05/2010|
25/05/2010|
19/05/2010|
16/05/2010|
08/05/2010|
04/05/2010|
30/04/2010|
26/04/2010|
17/04/2010|
11/04/2010|
01/04/2010|
14/03/2010|
28/02/2010|
15/02/2010|
13/12/2009|
13/12/2009|
15/11/2009|
15/11/2009|
05/11/2009|
27/10/2009|
20/09/2009|
16/09/2009|
06/09/2009|
22/08/2009|
22/08/2009|
19/08/2009|
11/08/2009|
11/08/2009|
02/08/2009|
02/08/2009|
14/07/2009|
14/07/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
07/03/2009|
07/03/2009|
03/03/2009|
03/03/2009|
01/03/2009|
01/03/2009|
22/02/2009|
10/01/2009|
02/01/2009|
19/11/2008|
19/11/2008|
28/10/2008|
28/10/2008|
06/10/2008|
06/10/2008|
25/09/2008|
25/09/2008|
23/04/2008|
16/04/2008|
04/04/2008|
12/03/2008|
18/01/2008|
12/01/2008|
23/11/2007|
27/10/2007|
10/10/2007|
25/09/2007|
20/09/2007|
28/08/2007|
16/07/2007|
14/07/2007|
03/07/2007|
01/06/2007|
01/06/2007|
30/04/2007|
30/04/2007|
17/04/2007|
17/04/2007|
13/04/2007|
13/04/2007|
03/04/2007|
22/03/2007|
17/03/2007|
28/02/2007|
25/01/2007|
25/01/2007|
10/01/2007|
10/01/2007|
30/12/2006|
30/12/2006|
22/12/2006|
22/12/2006|
17/12/2006|
17/12/2006|
06/12/2006|
06/12/2006|
07/11/2006|
24/10/2006|
18/10/2006|
29/08/2006|
02/08/2006|
07/07/2006|
21/06/2006|
21/06/2006|
15/05/2006|
28/03/2006|
24/01/2006|
21/01/2006|
09/01/2006|
19/12/2005|
21/11/2005|
13/11/2005|
27/09/2005|
27/09/2005|
11/09/2005|
23/08/2005|
31/07/2005|
25/07/2005|
18/07/2005|
26/06/2005|
08/06/2005|
24/05/2005|
15/05/2005|
19/04/2005|
19/04/2005|
06/04/2005|
06/04/2005|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House