Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
28/03/2006 | El desinformado electorado de Israel

Caroline Glick

El espectro político de Israel se divide entre la izquierda, representada por el Kadima, y la derecha, representada por el Likud. El Kadima quiere tratar la amenaza de Hamas montando un numerito público de censurar a Hamas al tiempo que rinde Judea y Samaria a la organización terrorista.

 

El Likud señala que rendir Judea y Samaria a Hamas imposibilitará la defensa del resto del país. Puesto que el Likud no cree que Israel debiera rendir su derecho a defenderse entregando el corazón de su tierra a una organización terrorista global que junto con Fatah y la Jihad Islámica ya ha asesinado a más de 1100 israelíes y continua comprometida con la aniquilación de Israel, objeta a rendir cualquier territorio a Hamas.

Se ha observado repetidamente en esta columna que los medios israelíes han censurado todo debate público en la materia. Los políticos visibles mediáticos de la izquierda son aplaudidos por repetir como loros las ideas recibidas de consejeros de relaciones públicas. Los políticos de la derecha son por otra parte humillados, insultados y forzados a pasar a la defensiva por atreverse a sugerir que expulsar a israelíes de sus hogares y transferir sus tierras a Hamas puede no figurar entre los intereses de Israel.

No son temas vinculados simplemente a la seguridad nacional de Israel lo que ha sido barrido bajo la alfombra por nuestras estrellas mediáticas, mientras se obsesionan por la relativa credibilidad y lenguaje corporal de nuestros políticos. Todos los temas de preocupación son ignorados.

Una semana antes de las elecciones, parece valer la pena examinar unos cuantos de estos temas de modo que tengamos al menos una cierta idea de lo que hay en juego.

En primer lugar, tenemos la economía. De todos los partidos que se presentan a estas elecciones, solamente dos han enunciado de manera algo coherente sus teorías políticas. El Likud, liderado por Binyamin Netanyahu, es un partido de mercado libre y gobierno pequeño.

Los laboristas, liderados por el sindicalista Amir Peretz, que gestionó el sindicato Histadrut mientras lo hundía en la bancarrota cobrándose con ello los fondos de pensiones de bastantes trabajadores y que hizo de la economía nacional un rehén de sus huelgas generales ilegales, sostiene que Israel tiene que adoptar el modelo socialista sudamericano que ha hecho tantas maravillas para las economías argentina, venezolana y boliviana.

La primera línea del partido Kadima no ha trazado ninguna plataforma económica. El primer ministro en funciones Ehud Olmert promete continuar las reformas de libre mercado impulsadas por Netanyahu como ministro de economía, y a la vez invertirlas, al tiempo que su representante Shimon Peres promete poner fin al "capitalismo de cerdos".

La incoherencia del Kadima obedece a sus necesidades en campaña electoral, porque la única cuestión que los medios consideran relevante o valiosa es si un candidato o un partido expresan la suficiente "sensibilidad social". Traducido a ideas, esto significa que los candidatos son juzgados por la cantidad de desprecio que muestran contra Netanyahu por haber implementado reformas de libre mercado.

Mientras que las reformas de Netanyahu provocaron una caída constante y en picado del paro y sacaron a Israel del borde del colapso económico para convertirse en el mercado de más rápido crecimiento del mundo occidental, los medios bombardean al público con estadísticas insostenibles y patentemente imaginarias que proclaman que un cuarto de los niños de Israel se mueren de hambre.

Al margen de los invisibles cientos de miles de niños muriendo de hambre, nadie parece preocuparse de que los trabajadores que cuelgan de la franja de la clase media estén pagando entre el 33 y el 40% de los ingresos en impuestos, o de que el IVA - un impuesto retrógrado como no hay dos - sea del 16,5%. Que nuestros mercados estén gestionados por monopolistas que nos gravan desde la comida a la vivienda pasando por los servicios bancarios no parece molestar a nadie, porque ellos pueden porque son monopolistas.

Todos los periodistas que arrullan la "sensibilidad social" no parecen nunca establecer una conexión entre empresarios sobrecargados fiscalmente y paro o bajos salarios para empleados con y sin cualificaciones, con educación y sin educación. Teniendo en cuenta la historia de amor de los medios con el socialismo sudamericano, era de esperar que los partidos minoritarios que tienen algo que decir acerca de la economía en general digan que odian a, y que se oponen, al capitalismo y al gobierno pequeño.

Al margen de la economía, está el tema de la crisis constitucional de Israel. Durante el transcurso de la campaña, ha habido numerosos episodios notables que ilustran la profundidad del descenso constitucional de Israel.

En primer lugar, tenemos el tratamiento del gobierno interino al comité de investigación de la Knesset que investiga la brutalidad policial empleada contra los manifestantes de Amona el mes pasado. Actuando en un desprecio claro hacia la Knesset, la Ministro de Seguridad Interna Gideon Ezra y el Ministro de Defensa Shaul Mofaz prohibieron a sus altos funcionarios testificar ante el comité. El hecho de que, como ministros del gobierno de una democracia parlamentaria, estén obligados a acatar las decisiones de la Knesset parece no haber causado impresión de ningún tipo sobre los ministros - que tienen el apoyo total de los medios en sus actividades transgresoras de la ley.

A continuación tenemos la anómala decisión del fiscal general Menachem Mazuz de proclamarse a sí mismo árbitro de qué decisiones tiene permitido tomar el gobierno interino antes de las elecciones. La semana pasada, Mazuz ordenaba que el comité de medicamentos del Ministerio de Salud, que es responsable de determinar los genéricos que deben ser cubiertos por el sistema de seguridad social, desistiera de reunirse hasta después de las elecciones. Que si el comité se reúne o no, no es asunto suyo en absoluto, no pareció ocurrírsele a Mazuz, puesto que no existe legislación legal planteada acerca del calendario de sus reuniones.

La decisión de Mazuz de convertir un comité de empleados civiles en un tema bajo supervisión directa es simplemente la última de una serie de maniobras de naturaleza dudosa por su parte, por no decir legalmente inaceptable, que han servido para dotarle de más poder del que pudiera parecer razonable a cualquier persona razonable.

Tras el infarto masivo del primer ministro Ariel Sharon en enero, Mazuz se inventó una especie de truco mágico legal Orwelliano definiendo la condición de Sharon como "incapacidad temporal de carácter permanente".

Mazuz tenía buenos motivos para actuar como lo hizo. Si hubiera declarado simplemente que Sharon estaba "incapacitado permanentemente" -- que lo está -- entonces debería haberse puesto en marcha un complicado proceso de muchas etapas para elegir y aprobar un nuevo primer ministro y un nuevo gobierno, los resultados de lo cual no están claros. Pero al declarar a Sharon "incapacitado temporalmente sobre una base permanente", Mazuz bloqueó ese proceso. Al hacerlo, se hizo con el poder para elegir al primer ministro de entre los funcionarios de Israel elegidos democráticamente y se adjudicó a sí mismo el papel de único elector del primer ministro.

La crisis constitucional de Israel tiene dos rasgos centrales - la Knesset es emasculada y el estamento legal representado por el Tribunal Supremo y el fiscal general disfrutan de un poder desproporcionadamente grande. Se mire por donde se mire, este estado de las cosas debería haber sido un tema importante en la campaña electoral. Pero aún así, no ha recibido ninguna atención.

Antes de su incapacidad temporal de naturaleza permanente, Sharon y sus consultores de relaciones públicas comenzaron a afianzar el apoyo para la reforma constitucional que transformaría Israel de una democracia parlamentaria a una democracia presidencial. Desde que Olmert reemplazó a Sharon, el Kadima ha guardado un silencio absoluto en la materia.

Por su parte, los miembros laboristas han manifestado repetidamente su satisfacción con el presente desequilibrio de poderes. Esto tiene sentido porque en temas constitucionales, la fiscalía del estado y el Tribunal Supremo dictan sentencias de manera rutinaria según las opiniones políticas izquierdistas de sus miembros, adjudicando a la izquierda poderes mucho más allá del apoyo político de su electorado.

A Netanyahu no le cabe duda de que cualquier movimiento que no sean elecciones proporcionales no sólo incrementará la transparencia que liga los parlamentarios con sus electorados, también eliminará a algunos de los partidos de apoyo más pequeños y estabilizará así a los gobiernos israelíes.

En los próximos años, la seguridad, el crecimiento económico y el orden constitucional de Israel, todo será un desafío tanto de modo familiar como no familiar. Tristemente, a causa de la parcialidad temporal de nuestros medios y la naturaleza superficial permanente que provoca la censura en todo debate público de todos los temas del día, al acercarnos a los comicios de la próxima semana, depositaremos los votos que influenciarán cómo se tratan esos desafíos sin tener idea de los temas en juego ni de la manera en que los partidos políticos los tratarán.

Una vez más, puesto que nunca han sido desafiados en ninguno de estos temas, la mayor parte de nuestros políticos también los desconocen.

CAROLINE GLICK es periodista por la Universidad de Columbia y editor jefe en funciones de The Jerusalem Post. Tras finalizar sus estudios, ingresó en el ejército y alcanzó una consejería en las negociaciones de Oslo junto al ex primer ministro Rabin. Tras abandonar la esfera política, Glick pasó al periodismo con una columna semanal de portada en el diario. Durante el reciente conflicto de Irak, fue la periodista empotrada del medio, estando en el primer escuadrón americano que entró en Bagdad y siendo la primera mujer en poner el pie en la capital durante el conflicto.

Diario Exterior (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
21/03/2021|
24/06/2020|
22/07/2018|
10/07/2018|
27/05/2018|
30/03/2018|
30/03/2018|
26/12/2017|
03/07/2017|
02/07/2017|
18/02/2017|
14/01/2017|
04/01/2017|
03/12/2016|
02/12/2016|
01/10/2016|
29/08/2016|
11/06/2016|
23/04/2016|
05/02/2016|
18/10/2015|
01/08/2015|
04/07/2015|
16/05/2015|
16/03/2015|
29/11/2014|
22/10/2014|
20/10/2014|
14/10/2014|
06/10/2014|
19/09/2014|
12/09/2014|
28/08/2014|
22/08/2014|
10/08/2014|
18/07/2014|
22/06/2014|
22/06/2014|
09/05/2014|
30/04/2014|
21/04/2014|
13/01/2014|
17/12/2013|
21/10/2013|
06/10/2013|
01/09/2013|
24/08/2013|
21/08/2013|
03/08/2013|
08/07/2013|
27/05/2013|
20/04/2013|
25/03/2013|
14/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
03/09/2012|
25/08/2012|
19/08/2012|
13/08/2012|
04/08/2012|
11/06/2012|
11/06/2012|
22/04/2012|
10/10/2011|
10/10/2011|
25/09/2011|
25/09/2011|
21/09/2011|
15/09/2011|
15/09/2011|
19/08/2011|
14/08/2011|
06/08/2011|
02/08/2011|
28/07/2011|
24/07/2011|
02/07/2011|
02/07/2011|
29/06/2011|
29/06/2011|
28/06/2011|
28/06/2011|
18/06/2011|
18/06/2011|
14/06/2011|
14/06/2011|
10/06/2011|
10/06/2011|
31/05/2011|
31/05/2011|
26/05/2011|
26/05/2011|
04/05/2011|
04/05/2011|
02/05/2011|
02/05/2011|
08/04/2011|
08/04/2011|
22/03/2011|
10/03/2011|
06/03/2011|
20/02/2011|
06/02/2011|
22/01/2011|
12/01/2011|
08/01/2011|
01/01/2011|
29/12/2010|
25/12/2010|
23/12/2010|
19/12/2010|
26/11/2010|
22/11/2010|
16/11/2010|
06/11/2010|
03/11/2010|
13/10/2010|
10/10/2010|
04/10/2010|
22/09/2010|
15/09/2010|
04/09/2010|
04/09/2010|
28/08/2010|
28/08/2010|
22/08/2010|
22/08/2010|
18/08/2010|
18/08/2010|
13/08/2010|
07/08/2010|
31/07/2010|
31/07/2010|
27/07/2010|
24/07/2010|
14/07/2010|
10/07/2010|
10/07/2010|
06/07/2010|
02/07/2010|
01/07/2010|
27/06/2010|
19/06/2010|
12/06/2010|
08/06/2010|
01/06/2010|
29/05/2010|
27/05/2010|
25/05/2010|
19/05/2010|
16/05/2010|
08/05/2010|
04/05/2010|
30/04/2010|
26/04/2010|
17/04/2010|
11/04/2010|
01/04/2010|
14/03/2010|
28/02/2010|
15/02/2010|
13/12/2009|
13/12/2009|
15/11/2009|
15/11/2009|
05/11/2009|
27/10/2009|
20/09/2009|
16/09/2009|
06/09/2009|
22/08/2009|
22/08/2009|
19/08/2009|
11/08/2009|
11/08/2009|
02/08/2009|
02/08/2009|
14/07/2009|
14/07/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
07/03/2009|
07/03/2009|
03/03/2009|
03/03/2009|
01/03/2009|
01/03/2009|
22/02/2009|
10/01/2009|
02/01/2009|
19/11/2008|
19/11/2008|
28/10/2008|
28/10/2008|
06/10/2008|
06/10/2008|
25/09/2008|
25/09/2008|
23/04/2008|
16/04/2008|
04/04/2008|
12/03/2008|
18/01/2008|
12/01/2008|
23/11/2007|
27/10/2007|
10/10/2007|
25/09/2007|
20/09/2007|
28/08/2007|
16/07/2007|
14/07/2007|
03/07/2007|
01/06/2007|
01/06/2007|
30/04/2007|
30/04/2007|
17/04/2007|
17/04/2007|
13/04/2007|
13/04/2007|
03/04/2007|
22/03/2007|
17/03/2007|
28/02/2007|
25/01/2007|
25/01/2007|
10/01/2007|
10/01/2007|
30/12/2006|
30/12/2006|
22/12/2006|
22/12/2006|
17/12/2006|
17/12/2006|
06/12/2006|
06/12/2006|
07/11/2006|
24/10/2006|
18/10/2006|
29/08/2006|
02/08/2006|
07/07/2006|
21/06/2006|
21/06/2006|
15/05/2006|
24/01/2006|
21/01/2006|
09/01/2006|
19/12/2005|
11/12/2005|
21/11/2005|
13/11/2005|
27/09/2005|
27/09/2005|
11/09/2005|
23/08/2005|
31/07/2005|
25/07/2005|
18/07/2005|
26/06/2005|
08/06/2005|
24/05/2005|
15/05/2005|
19/04/2005|
19/04/2005|
06/04/2005|
06/04/2005|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House