Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Inteligencia y Seguridad  
 
04/08/2012 | Nicaragua - Diálogo con las maras debería generalizarse

Mónica Zalaquett

Se trata de detener el desangramiento que ha convertido a Centroamérica en una de las regiones más violentas e inseguras del mundo.

 

En septiembre del 2007, insistí en un artículo titulado “Por un diálogo con las maras”, publicado en varios medios de comunicación, en que éste era el único camino efectivo para lograr la paz en la región, ante el agotamiento de las  políticas de “mano dura” que se habían aplicado en los países del llamado triángulo norte, El Salvador, Honduras y Guatemala.

Nos referíamos a establecer canales de comunicación con los líderes de las maras para poner fin a los enfrentamientos armados y las acciones delictivas, para lo cual se requería cambiar la lógica represiva de los gobiernos, por una filosofía de prevención del delito. Recordábamos que tras la guerra de los ochenta y los acuerdos de paz en Centroamérica, no se había cumplido el compromiso de los gobiernos de luchar contra la pobreza, sino que por el contrario esta se había agravado en la región, en un marco de profunda polarización social.

Hace un año, en la reunión de Presidentes en Guatemala para discutir una estrategia de seguridad para la región, varias organizaciones demandamos separar el tema de la organización criminal del problema social y dejar de arrojar con las políticas represivas a millares de jóvenes a los brazos del crimen organizado.

Como resultado de la virulenta represión con cariz social, las maras crecieron exponencialmente, hasta abarcar en la actualidad a unos cincuenta mil integrantes en las calles y unos diez mil encarcelados sólo en El Salvador, justo el país donde por fin se inició en marzo del presente año un proceso de diálogo con los dirigentes de las maras privados de libertad.

En una valiente iniciativa, el ministro de Justicia y Seguridad David Munguía Payés dio un giro a esta política tradicional de “mano dura” para alentar un “acuerdo entre pandillas” con la mediación del ex guerrillero Raúl Mijango y autoridades de la Iglesia Católica, lo que condujo al inicio de un proceso de paz y desarme de las maras, que en la actualidad está siendo apoyado y verificado por la Organización de Estados Americanos, OEA.

A consecuencia de este giro hacia el diálogo y la negociación, se han salvado a la fecha 850 vidas en El Salvador, al producirse una notable caída de los índices de homicidio de 14 a cinco diarios, según informó Mijango a los medios de comunicación.

A los cien días de iniciado este proceso, las maras Salvatrucha y Barrio 18 confirmaron desde la prisión, estar dispuestas a terminar con los delitos. Más aún, Oscar Armando Reyes, uno de los antiguos jefes de pandilla de la cárcel de Izalco llamó a “un cese de fuego definitivo” pues “no hay retroceso en nuestra decisión de cambiar. Vamos a seguir con el cese de hostilidades”.

A todas las organizaciones de la sociedad civil que hemos trabajado incesantemente porque prevalezca la prevención sobre la represión y se brinde oportunidades de trabajo y estudio a la juventud empobrecida, los avances en El Salvador nos llenan de optimismo y esperanza.

Desde el año 2010 un comunicado de las maras pedía al gobierno de El Salvador que les escuchara y le diera la oportunidad de reinsertarse.  Pero en ese entonces el comunicado, leído por el sacerdote católico Antonio Rodríguez, le acarreó la expulsión de la gubernamental Comisión Nacional de Búsqueda de Niños y Niñas Desaparecidos en el Conflicto Armado, por abordar la posibilidad de un diálogo entre el gobierno y las pandillas.

Ahora vemos que estos esfuerzos no han sido en vano, como tampoco el de muchos  funcionarios y funcionarias de buena voluntad que han apuntado hacia lo mismo desde las instituciones públicas y los cuerpos policiales. Ahora lo importante es que se consolide que el camino iniciado por El Salvador, y sea retomado cuanto antes en Honduras y Guatemala.

Lamentablemente el gobierno de Guatemala ha tomado distancia inicialmente de la posibilidad de un diálogo, lo que mereció la crítica de Virgilio Alvarez, ex director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO, quien consideró que en ese país “no hay pandilleros inteligentes y…no tenemos políticos inteligentes”, descartando una posibilidad de negociación.

En lo personal creo que hay razones para mostrar optimismo. Tampoco en El Salvador, podía esperarse el diálogo que se lleva a cabo en la actualidad. En ese país se ejecutaron los planes de Mano Dura y Super Mano dura con la mayor virulencia, incluyendo la actuación de escuadrones de la muerte. Y ahora se ha abierto una posibilidad cercana para construir la paz.

Pero creo que es necesario y urgente, que los gobiernos de Guatemala y Honduras reflexionen con mayor apertura sobre los avances logrados en El Salvador y emprendan su propio esfuerzo por el único camino posible, el del diálogo y el entendimiento.  Quizás se requiera para ello del apoyo de organismos multilaterales, como la organización de Naciones Unidas o la misma OEA. Quizás el Secretario General, José Miguel Insulza quien tuvo la valiosa iniciativa de respaldar el esfuerzo iniciado en El Salvador, pueda intermediar con los gobiernos de esos países para alentar esa posibilidad.

Se trata de detener el desangramiento que ha convertido a Centroamérica en una de las regiones más violentas e inseguras del mundo, y donde son los adolescentes y jóvenes quienes más pierden la vida. Nadie espera que esto ocurra a lo inmediato.  De seguro se tratará un proceso complejo, lleno de altibajos y retrocesos. Pero no cabe duda de que el diálogo marcará de ahora en adelante el camino hacia la paz, y de que ese camino por fin ha comenzado.

*Directora, Centro de Prevención de la Violencia, CEPREV

Confidencial Digital (Ni) (Nicaragua)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 44136 )
fecha titulo
24/04/2020 Argentina- Informe de Coyuntura semanal (versión corta) al 21 de abril sobre la situación política y económica argentina
23/04/2020 Geopolítica del petróleo: La gran batalla por la cuota de mercado
20/04/2020 Argentina- Inflación y emisión: ¿qué pasará después de la cuarentena?
14/04/2020 Coronavirus en la Argentina. Alberto Fernández lleva al kirchnerismo a su lado más oscuro
09/04/2020 Argentina - Coronavirus: ¿No hay Estado presente para salvar a la economía?
06/04/2020 Argentina - ¿Una guerra de todos?
06/04/2020 El nuevo mundo de los corona-zombies
28/03/2020 Enfoque: La transición no tan silenciosa
25/03/2020 Agentina - Informe de Coyuntura semanal (versión corta) al 24 de marzo sobre la situación política y económica argentina
22/02/2019 Análisis de coyuntura: El plan RenovAr estructural en la política climática


 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House