Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
24/07/2014 | Fidel Castro y el mundo de ayer

Gina Montaner

Los dirigentes de China o Rusia ven a los líderes cubanos como los 'Corleone' de la region.Les abren el paso al resto de Latinoamérica, donde buscan negocios y aliados

 

Stefan Zweig tituló sus memorias 'El mundo de ayer', a modo de recuerdo de la Europa del siglo XX que vio desintegrarse y de la que tuvo que huir ante el avance del nazismo.

Fidel Castro está en las antípodas de la sensibilidad de Zweig, a quien el colapso de la civilización se le hacía insoportable. Castro representa lo contrario: el caudillo despótico que desprecia al individuo. Pero lo que sí tiene en común el ex gobernante cubano con Zweig es su añoranza por un mundo que ya no existe por mucho que se aferre a él en sus disparatadas reflexiones. Sin ir más lejos, su última epístola está dedicada a los viajes de Putin y del presidente chino Xi Jinping a Cuba. Durante su estancia en La Habana, ambos mandatarios se han reunido con el anciano líder.

En su escrito, Fidel Castro asegura que Rusia y China "están llamados" a encabezar un "nuevo mundo" para la "supervivencia humana". Según cree, sólo ellos podrían detener la "exterminadora guerra" del "imperialismo". Es el Fidel nostálgico de un mundo en el que la Guerra Fría dominaba el planeta. La añoranza por una isla repleta de ojivas apuntando a Estados Unidos y que no acaba de creer que Putin no piensa reabrir la base de Lourdes, cuyo fin era espiar a Washington desde Cuba.

Nostalgia del protagonismo perdido

Castro, que siente nostalgia por no estar metido en todos los conflictos, se apresuró a culpar a los ucranianos del derribo del avión malasio. De qué otro modo iba a ser, si a su paso por La Habana Putin les condonó el 90% de su cuantiosa deuda con la antigua URSS. Poco o nada pueden dar los cubanos a cambio, pero los Castro todavía tienen influencia sobre un sector de Latinoamérica con el que el presidente ruso quiere abrir mercados mientras Europa y Estados Unidos aumentan las sanciones contra Moscú.

Lo mismo sucede con los chinos a la hora de visitar Cuba. Xi Jinping puede firmar un puñado de acuerdos con unos antiguos socios que no siempre fueron amigos, pero el Estado cubano no es un mercado atractivo para el gigante asiático. Como los rusos, los dirigentes chinos ven en los hermanos Castro a 'los viejos Corleone de la región', una tarjeta de presentación en la órbita de los países que todavía perciben como mentores a los esclerotizados dirigentes cubanos. De ahí los viajes que Maduro, Ortega, Lula, Mujica o Cristina Fernández de Kirchner hacen periódicamente a la isla.

El paso por Cuba es hoy, más que nada, una peregrinación; como la visita a un santo que alguna vez hizo milagros.

La revolución cubana tuvo sus años de predominio, y no precisamente por multiplicar los panes y los peces, sino por hacerlos desaparecer. Ahora, cuando Putin y Xi Jinping se fotografían con Fidel, es como si rindieran homenaje ante la tumba de Lenin. 'Souvenirs' del mundo de ayer.

El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
13/02/2019|
05/11/2018|
07/09/2018|
03/08/2018|
17/07/2018|
14/06/2018|
17/02/2018|
30/01/2018|
30/09/2017|
24/07/2017|
09/07/2017|
17/06/2017|
14/05/2017|
05/05/2017|
22/04/2017|
20/04/2017|
06/03/2017|
01/03/2017|
14/02/2017|
16/01/2017|
04/01/2017|
19/11/2016|
13/09/2016|
11/07/2016|
03/07/2016|
15/05/2016|
17/04/2016|
17/03/2016|
03/03/2016|
23/01/2016|
17/12/2015|
07/12/2015|
29/11/2015|
29/09/2015|
19/09/2015|
09/08/2015|
09/06/2015|
21/05/2015|
11/04/2015|
07/04/2015|
11/03/2015|
04/02/2015|
18/12/2014|
07/10/2014|
23/09/2014|
28/07/2014|
01/07/2014|
10/06/2014|
27/05/2014|
13/05/2014|
12/05/2014|
14/04/2014|
27/03/2014|
23/03/2014|
23/01/2014|
23/12/2013|
26/11/2013|
21/10/2013|
19/08/2013|
23/04/2013|
28/01/2013|
14/01/2013|
02/07/2012|
21/05/2012|
06/07/2011|
06/07/2011|
24/01/2011|
03/05/2010|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House