Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
17/03/2016 | Trump, Clinton y el plan de Dios

Gina Montaner

Tras los resultados del 'supermartes' todo apunta a que Clinton y Trump librarán una feroz batalla para ocupar la Casa Blanca.

 

Después de este supermartes todo apunta a que Hillary Clinton y Donald Trumppodrían ser los candidatos presidenciales de los partidos demócrata y republicano respectivamente. De algún modo, a la vez que ha ido eliminando a sus contrincantes a golpe de descalificativos que le han valido cada vez más simpatizantes, el millonario empresario ha anticipado que tarde o temprano le llegaría la hora de quitarse los guantes frente a Clinton.

Los resultados de este martes parecen darle la razón a este pendenciero outsider que ha tomado por asalto al partido republicano. El propio establishment aún no se ha despertado de la pesadilla que supone haberle brindado su plataforma a un candidato al que de entrada apenas toleraban, y ahora sencillamente le temen como un vendavaldestructor.

De todas las victorias -ganando en Illinois y Carolina el Norte- la más preciada para Trump ha sido la de Florida, llevándose 99 delegados que lo acercan más al número mágico de 1,237 que necesitaría para ser coronado en la convención republicana que se celebrará en julio. Desde hace días las encuestas le daban una amplia ventaja frente al senador cubanoamericano Marco Rubio, quien hasta la víspera de estas primarias luchó por arañar en su propio estado los votos que requería para validar su menguante imagen de poster boy de los republicanos.

Pero las repetidas burlas de Trump, quien llegó a tildarlo de "pequeño Marco", acabaron por hacer mella en un candidato bisoño que hace meses se perfilaba como el relevo generacional de un partido que en 2012, cuando Romney perdió estrepitosamente contra Obama, se había planteado una regeneración obligada.

Con emoción contenida, este martes Rubio tiró la toalla en Miami ante un público entregado, admitiendo "No está en el plan de Dios que sea Presidente en 2016, o quizá, nunca". En su discurso de retirada este hijo de exiliados cubanos le concedió la victoria a Trump, llegando a una amarga conclusión: a pesar de que el país está necesitado de ideas y principios, al menos en las filas republicanas las bases abrazan una retórica inflamada por el temor y la ira.

Cuando parece casi inevitable que Trump sea nominado mientras continúan en la batalla Ted Cruz y John Kasich, la convención puede derivar en un cisma. A estas alturas es inevitable que el partido republicano se haga la siguiente pregunta: ¿Mereció la pena abrirle las puertas por interés a un candidato que la mayoría rechazaba e incuso repudiaba? En julio Cleveland podría ser escenario de un harakiri colectivo.

En este súpermartes la otra gran ganadora ha sido Hillary Clinton, a quien Bernie Sanders le ha pisado los talones desde el principio, seduciendo a unos millenials que se le resisten a la ex Secretaria de Estado. Pero después del susto en Michigan, donde Sanders tomó vuelo, en esta ocasión Clinton ha conquistado Florida, Ohio, Illinois y Carolina del Norte.

Clinton ahora parece imparable y toma distancia con Sanders. El senador por Vermont comienza a sonar repetitivo con arengas en contra del uno por ciento privilegiado de la nación, los chacales de Wall Street y su defensa a ultranza de un proteccionismo económico que lo acercan a Trump en su afán aislacionista. Sin el voto mayoritario de los latinos y afroamericanos, con el que hasta ahora cuenta el bando de Clinton, difícilmente le bastarán el entusiasmo de los jóvenes y los antisistema para desbancar a la sucesora de una potente dinastía en la convención que tendrá lugar en Filadelfia.

Parece que al final estaría en el plan de Dios que Donald Trump y Hillary Clinton libren la batalla para ocupar la Casa Blanca. Será una pelea dura. Como en el más feroz de los reality shows.

El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
13/02/2019|
05/11/2018|
07/09/2018|
03/08/2018|
17/07/2018|
14/06/2018|
17/02/2018|
30/01/2018|
30/09/2017|
24/07/2017|
09/07/2017|
17/06/2017|
14/05/2017|
05/05/2017|
22/04/2017|
20/04/2017|
06/03/2017|
01/03/2017|
14/02/2017|
16/01/2017|
04/01/2017|
19/11/2016|
13/09/2016|
11/07/2016|
03/07/2016|
15/05/2016|
17/04/2016|
03/03/2016|
23/01/2016|
17/12/2015|
07/12/2015|
29/11/2015|
29/09/2015|
19/09/2015|
09/08/2015|
09/06/2015|
21/05/2015|
11/04/2015|
07/04/2015|
11/03/2015|
04/02/2015|
18/12/2014|
07/10/2014|
23/09/2014|
28/07/2014|
24/07/2014|
01/07/2014|
10/06/2014|
27/05/2014|
13/05/2014|
12/05/2014|
14/04/2014|
27/03/2014|
23/03/2014|
23/01/2014|
23/12/2013|
26/11/2013|
21/10/2013|
19/08/2013|
23/04/2013|
28/01/2013|
14/01/2013|
02/07/2012|
21/05/2012|
06/07/2011|
06/07/2011|
24/01/2011|
03/05/2010|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House