Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Parrilla  
 
24/10/2006 | La peligrosa repetición de la historia

Caroline Glick

Como consecuencia de la prueba de la bomba atómica de Corea del Norte, Estados Unidos puede apoyar acciones militares por parte de Japón y Corea del Sur contra Corea del Norte; levantar su escudo de misiles; y quizá poner fin a su moratoria autoimpuesta de 14 años de duración sobre las pruebas nucleares, y así remodelar su arsenal nuclear.

 

Se diría que Karl Marx captó las cosas al revés. La historia no se repite a sí misma primero como tragedia y después como farsa. En lugar de eso, se repite primero como farsa y después como tragedia. Esta, quizá más que ninguna otra, es la conclusión a la que una llega de la prueba nuclear de Corea del Norte el 12 de octubre.

Fue la administración la que allá por los exitosos 90 inició la política de apaciguar a Corea del Norte. A lo largo de toda la década, Estados Unidos no reparó en gastos a la hora de agasajar a los estalinistas de Corea del Norte, que siempre respondieron recogiendo las concesiones norteamericanas y escalando sus actividades nucleares y balísticas y sus amenazas contra Estados Unidos y sus aliados asiáticos.

La farsa fue entonces la visita de la secretario de estado norteamericana Madeleine Albright a Pyongyang a finales de octubre del 2000, dos semanas antes de las elecciones presidenciales norteamericanas. Allí, después de que los norcoreanos probaran con éxito el proyectil balístico Taepo-Dong frente a la costa de Japón en 1998 y rehusaran poner fin a sus programas balísticos o a sus exportaciones balísticas a Irán, Albright se marcó un baile con Kim Jong-Il. Su bufonada fue la coronación perfecta a ocho años de adicción de la administración Clinton al ceremonial por encima de los resultados.

Mientras que el tono de América hacia Corea del Norte destacó bajo la administración Bush, hubo pocos cambios sustanciales en sus políticas.

El secretario de estado Colin Powell se reunió con su homólogo norcoreano Pak Nam Sun, y hasta la fecha, las tentativas norteamericanas por alcanzar un acuerdo con Pyongyang no han terminado. Y ahora, Pyongyang, junto con sus proyectiles balísticos de medio y largo alcance, ha probado una bomba nuclear.

POR SUPUESTO también está el aliado de Corea del Norte, Irán. También hacia Irán, la parte sustancial de las políticas de la administración Bush difiere muy poco de las de su sucesor. Al igual que Corea del Norte, los iraníes responden a las tentativas norteamericanas de apaciguamiento escalando su retórica y redoblando su acumulación militar ofensiva de misiles y capacidad nuclear.

El gran cambio pues que tuvo lugar bajo la administración Bush, un cambio por el que el Presidente George W. Bush ha sido crucificado por sus rivales políticos, ha sido retórico.

Mientras que hipócrita, la división entre retórico y sustancial tiene algo a recomendar. El beneficio de la presente postura norteamericana hacia Corea del Norte e Irán es que la retórica ha dejado abierta la posibilidad de que la propia política sea por fin adaptada a la realidad. Al contrario de la situación de los años 90, el público norteamericano está hoy por lo menos al tanto de que estos estados son una amenaza para los intereses de la seguridad nacional de Estados Unidos.

Como consecuencia de la prueba de la bomba atómica de Corea del Norte, Estados Unidos puede apoyar acciones militares por parte de Japón y Corea del Sur contra Corea del Norte; levantar su escudo de misiles; y quizá poner fin a su moratoria autoimpuesta de 14 años de duración sobre las pruebas nucleares, y así remodelar su arsenal nuclear.

Si la administración Bush cambiara su política con respecto a Irán mañana - empezando por obligar a Europa por vergüenza a poner fin a su apaciguamiento, y amenazando a Rusia con sanciones comerciales si Moscú continúa apoyando a Irán, Siria y Hezbolá, al tiempo que prepara sus opciones militares para atacar las instalaciones nucleares de Irán - el público norteamericano comprendería el motivo por el que fue necesario el cambio político. En la práctica, tal maniobra podría incluso ayudar al Partido Republicano en las próximas elecciones.

PERTURBADORAMENTE, MIENTRAS que Bush ha allanado el camino retóricamente para un cambio de política hacia Corea del Norte e Irán, no ha hecho tal cosa en las relaciones de Estados Unidos con la Autoridad Palestina gobernada por el terror. Y al igual que es el caso con Irán y Corea del Norte, la prolongación torpe y pobremente considerada de la política de apaciguamiento de la administración Clinton hacia la AP durante los años de Bush solo ha exacerbado y escalado la amenaza planteada por la AP a los intereses de seguridad nacional norteamericanos y a la seguridad nacional de los aliados norteamericanos - primero y principalmente, de Israel.

En los años 90, el padre del terrorismo moderno, Yasser Arafat, fue el visitante extranjero más frecuente de la Casa Blanca. La cabeza de la OLP fue el objeto de adoración de los Clintonitas. No les importó que Arafat nunca revocase la Carta de la OLP que pide la destrucción de Israel. No les importó que adoctrinase a una generación de niños palestinos entera para convertirse en terroristas suicida de la jihad contra los judíos. No les importó que utilizase los miles de millones de dólares del contribuyente norteamericano y europeo para levantar el ejército terrorista más grande del mundo. Arafat aparecía en las ceremonias de firmas. Era el emblema del apaciguamiento.

La administración Clinton se comprometió hasta el final con una política hacia los palestinos que, al igual que sus políticas hacia Irán y Corea del Norte, la exponía a un chantaje en constante crecimiento. Mientras la amenaza del terror emanaba de las zonas controladas por la AP, dar poder a Arafat se convirtió en la obsesión de la Casa Blanca de Clinton. Arafat fue regado con dinero, armas y amor. Ninguna consideración israelí de seguridad pudo tener posibilidades frente a la necesidad de reforzar a Arafat.

Entre atentado y atentado, Arafat era enriquecido y dotado de poder. La seguridad israelí se convirtió en el principal obstáculo para las ceremonias de firma.

Después de siete años, el mito de Arafat el pacificador explotó en la cara de más de un millar de israelíes que serían asesinados a lo largo de los seis años siguientes de jihad palestina. Pero el mito de la AP pervivió.

Durante los seis últimos años cada indicación clara y explosiva de que la propia AP es una entidad terrorista se ha encontrado con más sobrecogedoras manifestaciones norteamericanas de apoyo a dotar de poder y estado a los palestinos. El hecho de que los últimos seis años han dejado impasible al Departamento de Estado quedaba absolutamente claro durante la visita de la Secretario de Estado Condolizza Rice la semana pasada.

Desde que Arafat nombró a Mahmoud Abbás, su representante durante 40 años, primer ministro de la AP en el 2003, Estados Unidos ha defendido a Abbás como hombre de paz, moderado y líder respetable que la administración Bush quiere reforzar. Para este fin, la administración Bush ha pasado por alto intencionadamente el claro apoyo de Abbás al terrorismo. Ha excusado sus constantes llamamientos a fusionar su grupo terrorista Fatah con Hamas y la Jihad Islámica. Ha ignorado el hecho de que su grupo terrorista Fatah ha cometido más actos de terrorismo que Hamas, y que la implicación de Fatah en el terrorismo y la sofisticación de sus ataques no ha hecho más que incrementarse desde que Abbás reemplazase a Arafat tras la muerte del segundo en noviembre del 2004.

Durante su visita la semana pasada, a petición de Abbás, Rice era convocada para reunirse con el comandante de Fatah Hussein a-Sheikh en el consulado general norteamericano de Jerusalén. La reunión fue convocada en el último minuto cuando activistas israelíes exigieron que Sheikh, directamente responsable del asesinato de docenas de israelíes y varios nacionales norteamericanos, fuera arrestado por la policía de Israel a su llegada al consulado. Aún así, Rice se reunió con otros líderes de Fatah, como Mohammed Dahlán, que ha estado directamente implicado en el asesinato de israelíes en atentados terroristas perpetrados por los hombres bajo su mando.

AÚN MAS preocupantemente, Rice ha bendecido oficialmente la política creada por el General del ejército norteamericano Keith Dayton de expandir hasta en un 70% el ejército personal y la guardia presidencial de Abbás. La administración quiere recaudar alrededor de 20 millones de dólares para financiar el entrenamiento y la expansión y el armamento del ejército de Abbás de 3500 a 6000 soldados. Este movimiento llega después de que Estados Unidos transfiriera 3000 rifles y un millón de cargadores a la Fuerza 17 en junio. Pero la Fuerza 17 es el ejército terrorista encabezado por terroristas.

Inmediatamente después de recibir el cargamento de armas, Abbás nombraba comandante de la fuerza a Mahmoud Damra. Damra, que al igual que muchos de los oficiales y soldados de la Fuerza 17 hace doblete como terrorista de Fatah, estaba en busca y captura por Israel debido a su implicación directa en el asesinato terrorista de 15 israelíes al menos. Uno de sus representantes afirmaba que los rifles norteamericanos fueron utilizados inmediatamente para atacar el autobús escolar que transportaba niñas israelíes en Judea.

Israel detenía a Damra en un control poco después de aceptar el nombramiento de Abbás. Estados Unidos comenzó inmediatamente a presionar a Israel para liberarlo.

Además de la implicación directa de Damra en el terror de Fatah, también ha reforzado los lazos con Irán y Hezbolá. En el 2002, Arafat le nombraba presuntamente funcionario de enlace de la Fuerza 17 con Irán y Hezbolá. El hecho de que Abbás nombrase a Damra mando máximo de la Fuerza 17 justo al comienzo de la semana en que Fatah y Hamas iniciaban la guerra de Irán a distancia contra Israel atacando posiciones del ejército en Kerem Shalom y secuestrando al cabo Gilad Shalit, debería decir algo acerca de las intenciones de Abbás. Aún así, la semana pasada, a Rice le faltaban halagos para Abbás.

La prueba nuclear de Corea del Norte y la intimidación nuclear de Irán nos demuestran lo que sucede cuando políticas fracasadas no son dejadas de lado. Debido en parte a su continua legitimidad respaldada por Estados Unidos, la AP es utilizada por Pakistán como excusa para el patrocinio del terror y la proliferación nuclear, y por parte de los jihadistas por todo el mundo como justificación a los ataques contra objetivos occidentales y judíos.

No hay duda de que la prueba nuclear norcoreana es un punto de inflexión en esta guerra mundial.

La pregunta es si obligará por fin a Estados Unidos a abandonar el apaciguamiento definitivamente, o si Rice convencerá al Presidente Bush de aceptar los riesgos repitiendo la historia una tercera o cuarta vez.



CAROLINE GLICK es periodista por la Universidad de Columbia y editor jefe en funciones de The Jerusalem Post.

Diario Exterior (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
21/03/2021|
24/06/2020|
22/07/2018|
10/07/2018|
27/05/2018|
30/03/2018|
30/03/2018|
26/12/2017|
03/07/2017|
02/07/2017|
18/02/2017|
14/01/2017|
04/01/2017|
03/12/2016|
02/12/2016|
01/10/2016|
29/08/2016|
11/06/2016|
23/04/2016|
05/02/2016|
18/10/2015|
01/08/2015|
04/07/2015|
16/05/2015|
16/03/2015|
29/11/2014|
22/10/2014|
20/10/2014|
14/10/2014|
06/10/2014|
19/09/2014|
12/09/2014|
28/08/2014|
22/08/2014|
10/08/2014|
18/07/2014|
22/06/2014|
22/06/2014|
09/05/2014|
30/04/2014|
21/04/2014|
13/01/2014|
17/12/2013|
21/10/2013|
06/10/2013|
01/09/2013|
24/08/2013|
21/08/2013|
03/08/2013|
08/07/2013|
27/05/2013|
20/04/2013|
25/03/2013|
14/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
03/09/2012|
25/08/2012|
19/08/2012|
13/08/2012|
04/08/2012|
11/06/2012|
11/06/2012|
22/04/2012|
10/10/2011|
10/10/2011|
25/09/2011|
25/09/2011|
21/09/2011|
15/09/2011|
15/09/2011|
19/08/2011|
14/08/2011|
06/08/2011|
02/08/2011|
28/07/2011|
24/07/2011|
02/07/2011|
02/07/2011|
29/06/2011|
29/06/2011|
28/06/2011|
28/06/2011|
18/06/2011|
18/06/2011|
14/06/2011|
14/06/2011|
10/06/2011|
10/06/2011|
31/05/2011|
31/05/2011|
26/05/2011|
26/05/2011|
04/05/2011|
04/05/2011|
02/05/2011|
02/05/2011|
08/04/2011|
08/04/2011|
22/03/2011|
10/03/2011|
06/03/2011|
20/02/2011|
06/02/2011|
22/01/2011|
12/01/2011|
08/01/2011|
01/01/2011|
29/12/2010|
25/12/2010|
23/12/2010|
19/12/2010|
26/11/2010|
22/11/2010|
16/11/2010|
06/11/2010|
03/11/2010|
13/10/2010|
10/10/2010|
04/10/2010|
22/09/2010|
15/09/2010|
04/09/2010|
04/09/2010|
28/08/2010|
28/08/2010|
22/08/2010|
22/08/2010|
18/08/2010|
18/08/2010|
13/08/2010|
07/08/2010|
31/07/2010|
31/07/2010|
27/07/2010|
24/07/2010|
14/07/2010|
10/07/2010|
10/07/2010|
06/07/2010|
02/07/2010|
01/07/2010|
27/06/2010|
19/06/2010|
12/06/2010|
08/06/2010|
01/06/2010|
29/05/2010|
27/05/2010|
25/05/2010|
19/05/2010|
16/05/2010|
08/05/2010|
04/05/2010|
30/04/2010|
26/04/2010|
17/04/2010|
11/04/2010|
01/04/2010|
14/03/2010|
28/02/2010|
15/02/2010|
13/12/2009|
13/12/2009|
15/11/2009|
15/11/2009|
05/11/2009|
27/10/2009|
20/09/2009|
16/09/2009|
06/09/2009|
22/08/2009|
22/08/2009|
19/08/2009|
11/08/2009|
11/08/2009|
02/08/2009|
02/08/2009|
14/07/2009|
14/07/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
07/03/2009|
07/03/2009|
03/03/2009|
03/03/2009|
01/03/2009|
01/03/2009|
22/02/2009|
10/01/2009|
02/01/2009|
19/11/2008|
19/11/2008|
28/10/2008|
28/10/2008|
06/10/2008|
06/10/2008|
25/09/2008|
25/09/2008|
23/04/2008|
16/04/2008|
04/04/2008|
12/03/2008|
18/01/2008|
12/01/2008|
23/11/2007|
27/10/2007|
10/10/2007|
25/09/2007|
20/09/2007|
28/08/2007|
16/07/2007|
14/07/2007|
03/07/2007|
01/06/2007|
01/06/2007|
30/04/2007|
30/04/2007|
17/04/2007|
17/04/2007|
13/04/2007|
13/04/2007|
03/04/2007|
22/03/2007|
17/03/2007|
28/02/2007|
25/01/2007|
25/01/2007|
10/01/2007|
10/01/2007|
30/12/2006|
30/12/2006|
22/12/2006|
22/12/2006|
17/12/2006|
17/12/2006|
06/12/2006|
06/12/2006|
07/11/2006|
18/10/2006|
29/08/2006|
02/08/2006|
07/07/2006|
21/06/2006|
21/06/2006|
15/05/2006|
28/03/2006|
24/01/2006|
21/01/2006|
09/01/2006|
19/12/2005|
11/12/2005|
21/11/2005|
13/11/2005|
27/09/2005|
27/09/2005|
11/09/2005|
23/08/2005|
31/07/2005|
25/07/2005|
18/07/2005|
26/06/2005|
08/06/2005|
24/05/2005|
15/05/2005|
19/04/2005|
19/04/2005|
06/04/2005|
06/04/2005|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House