Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Transparencia  
 
14/08/2002 | Corrupción e ignorancia en la salud argentina

Alfredo Lepredour

Segunda Nota

 

EL CONVENIO DEL PAMI

El 31 de mayo pasado, con la presencia y por orden del Presidente de la Nación Eduardo Duhalde, el ministro de Salud Ginés González García firmó con la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME), la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA), y la Cámara Empresaria de Laboratorios Farmacéuticos (COOPERALA) un convenio de suministro de medicamentos para el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, el conocido PAMI, mediante el cual se retribuiría por sus productos con 18 millones y medio de pesos mensuales a los más de 200 socios de aquellas cámaras.

El convenio, más después de la devaluación, importa un significativo ahorro para el PAMI, que venía gastando, desde mediados de los ’90 alrededor de 25 millones de pesos mensuales.

Más allá de que existió una disminución en las prestaciones, producto de la aplicación del decreto 486/2002 de emergencia sanitaria y de las directrices dictadas en su consecuencia, la magnitud devaluatoria y el incremento de los precios de los medicamentos al consumidor, muestran que en verdad las empresas productoras han afinado su lápiz en la fijación de precios para el PAMI, lo que denota dadas las magnitudes la evidente rapacería que traducían los precios anteriores, si tenemos en cuenta que el PAMI representa el 24% de la demanda de medicamentos del mercado argentino.

Dice el refrán que, cuando la limosna es grande hasta el Santo desconfía. Veremos porqué.

Llamó la atención al firmarse el convenio que el tema de los genéricos, política que constituye el pilar de la que lleva adelante el Ministerio de Salud en materia de medicamentos, se hubiese apenas rozado, ya que su aplicación profunda podría haber llevado aún a ahorros superiores en la factura mensual que debe afrontar el PAMI.

Este organismo formalmente dio a conocer un vademécum por genérico, http://www.pami.org.ar/medicamentos/EL%20INSTITUTO%20RECOMIENDA.doc, pero esto sería sólo una formalidad.

Así el Colegio Farmacéutico de Córdoba publicó un vademécum PAMI pero de productos por marca http://www.colfacor.org.ar/pami.txt y en la provincia de Buenos Aires se denunció al interventor Corchuelo Blasco por el incumplimiento de la normativa de genéricos.

Analistas del mercado de medicamentos sostienen que la fijación del precio de $ 18.500.000.- mensuales hasta el 5 de agosto de 2002 fue un acto de realismo de los laboratorios ante la imposibilidad real del gobierno de pagar un peso más, y que la contraprestación consistió precisamente en no aplicar la política de genéricos para el PAMI y posibilitar que los laboratorios, a través de la suba de precios, puedan resarcirse –con el pago de los afiliados– de lo que dejaron de cobrar de más al PAMI.

La otra punta pasa porque la administración del convenio PAMI, por los laboratorios se lleva adelante a través de una mandataria como ACE (Agrupación para la Administración del Sistema de Provisión, Distribución y Dispensación de Medicamentos) que gestionaba ya en la década del ’90 los convenios firmados por Víctor Alderete.

Las mandatarias a su vez realizan convenios con los farmacéuticos. Las farmacias asociadas pagaban inicialmente un canon del 5%, aunque entregando entre el 20 y el 25% de sus márgenes de ganancia (teniendo en cuenta que un descuento bueno esta entre un 30 y un 32%, queda claro que el margen que les queda a favor es muy escaso).

Es decir que garantizando genéricos en vez de marcas, subiendo los precios que pagan los afiliados y disminuyendo los márgenes de las farmacias, los laboratorios pudieron “generosamente” vender sus productos a quien tiene el 24% del mercado a $ 18.500.000.- mensuales.

ROEMMERS Y BAGO

La génesis del convenio y el rol que tuvieron en él Alberto Roemmers y los hermanos Sebastián y Juan Carlos Bagó –los verdaderos zares de la industria farmacéutica que funciona en la Argentina (‘nacional’ y extranjera)– negociándolo directamente con el presidente Duhalde nos muestra un parámetro de actuación que vale la pena analizar.

El presidente Duhalde, cuyo tránsito desde oscuro concejal lomense impulsado por Carlos Auyero en las listas del Frejuli en 1973 a su actual sitial pudo haber estado teñido de ilegalidades, nunca de transgresiones sabe reconocer cuando sugerencias o pedidos encierran órdenes.

A diferencia de otros hombres de la industria, como los CEOs de los laboratorios extranjeros o empresarios nacionales importantes como Hernán López Bernabó (Microsules-Bernabó) o Alberto Alvarez Saavedra (Gador), o Gregorio Zidar (Laboratorios Beta), que se relacionan con los funcionarios de igual a igual, buscan su trato y amistad y crean la confianza necesaria como para llegado el caso compartir negocios o ‘habilitar cajas’, los Roemmers y los Bagó saben que, aquí en la Argentina, no tienen que pedir favores sino dar órdenes en los más altos escalones del poder en la inteligencia que serán cumplidas y que luego raramente ellos, sino la mayor parte de las veces un gerente deberán acercarse al Coti, o al Kohan-Bauzá o al Pampuro-Tempone de la hora llevando en ofrenda la valija pertinente.

En la industria farmacéutica argentina han sabido coexistir empresas familiares argentinas de segunda y tercera generación con conglomerados multinacionales. Más allá de situaciones de controversia entre laboratorios extranjeros y nacional –como la patentaria que describimos en nota anterior– al verdadero liderazgo aristocrático ejercido por los Roemmers y los Bagó se han subordinado todos, por imperio de la efectividad de los resultados.

LAS PREPAGAS

Los lineamientos estratégicos del convenio con el PAMI –es un secreto a voces– habrían sido los seguidos en la relación entre los laboratorios y las prepagas.

Aquí también la realidad les marcó que la deuda con este sector contenía un importante componente de incobrabilidad y que la capacidad de pago había disminuido. Al sector farmacéutico, por otra parte, poco es lo que quedaría por sacarle ya que –como en el Estanciero o el Monopoly– pronto se extinguirá como tal por confusión.

Queda, pues, sólo el público para pagar las cuentas.

El resultado fue sencillo: las prepagas continúan su cobertura de medicamentos, pero bajan el porcentaje y suben sus cuotas; paralelamente se les da algún respiro en sus deudas por medicamentos, pero se sube el precio. Con el menor porcentaje de descuento y el mayor precio, el público cubre los quebrantos. Y para que todo siga seguro, las prepagas continúan recetando marcas.

 

Who is who?: JUAN CARLOS BAGO Con un perfil en lo empresario algo más bajo que su hermano Sebastián o Alberto Roemmers, el Dr. Juan Carlos Bagó es una de las piezas fundamentales para la configuración de estas verdaderías baronías en las que se han convertido los chiefs of industries de ambas empresas líderes. A la capacidad empresaria y al igual que en los otros casos, Juan Carlos Bagó ha sabido sumar otra esfera de actividad: el turf.

En 1980 fundó el Haras Firmamento, que en poco más de veinte años se ha convertido en uno de los líderes de los criadores argentinos. Entre sus padrillos se destacaron Fitzcarraldo, ganador como tal de la estadística 1992, hijo de Cipayo, y padre de más de 50 ganadores clásicos. Y en la actualidad Romanov –irlandés- y Poliglote –inglés-, ganadores respectivamente de más de ₤ 500.000 y ₤ 350.000 en los circos europeos, y portadores de verdaderos ‘jefes de raza’ entre los milleros del elevage mundial.

El Haras Firmamento ganó la estadística 2001 de criadores con más de dos millones trescientos mil dólares de premios obtenidos por sus productos y está primero en la de los siete primeros meses del año en curso, habiendo sus productos obtenido premios por $ 1.112.312, ganando 111 de las 303 carreras en que participaron.

El establecimiento tiene para su sección cría 800 has. en Sierra de los Padres, y para la cuida un campo de 75 has. En Villa Elisa, en las afueras de La Plata y a menos de una hora del centro de Buenos Aires, el Haras Firmamento cuenta con 120 boxes, una pista de arena de 1200 m y otra de césped de 800, las que constituyen, sin duda el ‘hipódromo privado’ más céntrico de la República.

Los orígenes humildes de muchos de los dirigentes políticos argentinos, su escasa formación intelectual, la falta de frenos morales y su exacerbada ambición de ascenso social los dota de irresistible sumisión ante éxitos de la naturaleza de los de Juan Carlos Bagó. Sus importantes logros en el turf alimentan su influencia social y repercuten favorablemente en toda la esfera de sus negocios. A.L.

Offnews.info (Argentina)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 5720 )
fecha titulo
24/04/2020 Argentina- Informe de Coyuntura semanal (versión corta) al 21 de abril sobre la situación política y económica argentina
20/04/2020 Argentina- Inflación y emisión: ¿qué pasará después de la cuarentena?
14/04/2020 Coronavirus en la Argentina. Alberto Fernández lleva al kirchnerismo a su lado más oscuro
09/04/2020 Argentina - Coronavirus: ¿No hay Estado presente para salvar a la economía?
06/04/2020 Argentina - ¿Una guerra de todos?
06/04/2020 El nuevo mundo de los corona-zombies
25/03/2020 Agentina - Informe de Coyuntura semanal (versión corta) al 24 de marzo sobre la situación política y económica argentina
22/09/2018 Sin dudas, la Argentina necesita volver a tener moneda
22/09/2018 3 Reasons Why the Monos Trial in Argentina Matters
06/09/2018 Argentina- La crisis dejó al descubierto las mismas miserias


Otras Notas del Autor
fecha
Título
11/07/2013|
25/07/2002|
25/07/2002|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House