Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Transparencia  
 
03/03/2017 | Argentina- Isolux Corsán de España echó a la cúpula argentina, incluyendo a Juan Carlos Goycochea en la usina de Río Turbio

OPI Santa Cruz - Staff

La decisión de despedir al Presidente regional de Isolux Corsán y de toda la cúpula argentina de la empresa, se tomó en España. Juan Carlos Goycochea era la cabeza de un enredo financiero, de empresas, acuerdos con la UTN, negocios espurios con empresas del área de Planificación y todo tipo de irregularidades con sobreprecios y pagos sospechosos a terceros.

 

Desde hace varios años OPI viene denunciando las irregularidades y corrupción en la obra de la mega usina y una vez más, la realidad alcanzó al relato y las desmentidas. Solo que la justicia vino de España, no de nuestro país. (Por Rubén Lasagno)

Desde el 2011, al menos, OPI viene señalando una serie de irregularidades, sobreprecios, acuerdos truchos, negociados y contratos sospechosos entre quien estaba a cargo de la obra de la mega usina de Río Turbio, Juan Carlos Goycochea, presidente de Isolux Corsán para la región y el entonces Ministro de Planificación Julio de Vido, a instancias de la ex presidenta Cristina Fernández, sin embargo jamás hubo un atisbo de investigación, denuncia y (mucho menos) imputación por los gruesos delitos, al responsable de llevar a cabo una obra que fue presupuestada en poco menos de 500 millones de dólares y terminaron calculando un costo de 1.690 millones de la misma moneda. Era, a todas luces y sin tanto análisis, una mega-corrupción kirchnerista y a nadie pareció importarle, a pesar de las claras señales que dimos tantas veces al indicar y denunciar las irregularidades en las compras, armados y servicios que se realizaban dentro del obrador de la usina térmica, a cargo de Juan Carlos Goyochea.

La decisión la tomaron en Madrid, España. En el mes de enero Isolux Corsán cerró la investigación que venía haciendo la nueva gerencia de esa empresa en España Nemesio Fernández-Cuesta por “la apropiación de fondos por parte de la cúpula de la empresa en Argentina” y decidió echar a todos ellos, incluyendo (y especialmente) al Presidente Juan Carlos Goycochea, un amigo en los negocios de Julio de Vido y a quien apuntamos en muchas ocasiones con denuncias de corrupción desde nuestro medio, generando una serie de réplicas, cada vez que informábamos sobre las mentiras de la mega usina, los sobreprecios, los contratos truchos con la UTN y hasta lo descubrimos como responsable del encubrimiento de un accidente radiológico con Iridio-192 que sucedió en el año 2015 y que nunca fue reportado oficialmente. Cabe acotar, que mucha de esta información de OPI se hicieron eco algunos diarios españoles en diversas circunstancias y está claro que estábamos en el camino correcto con las pruebas que generábamos nuestros informes, respecto de Isolux.

El periodista del diario madrileño “Expansión”, C. Morán Madrid, acaba de escribir un artículo donde detalla que Isolux Corsán de España, luego del cambio gerencial que operó en la empresa, comenzó a investigar el “caso argentino” y colabora actualmente con la justicia para desbaratar una trama de corrupción en la que están involucrados los responsables en Argentina, a quienes les aplicó el “régimen disciplinario”, contra los que a su vez ha presentado una querella por malversación de fondos privados.

Téngase en cuenta que desde Isolux se lo echa a Juan Carlos Goycochea por malversas fondos de la empresa mientras que en Argentina, no hay una sola imputación conocida sobre quien fue socio de Julio de Vido y está sospechado de corrupción con el Estado, sin que a ningún fiscal hoy se le haya ocurrido investigar y mucho menos denunciar.

“Isolux ha tomado una decisión contundente contra la estructura directiva de Argentina, el principal mercado de la empresa española por cifra de negocio y cartera. Isolux ha comunicado el despido disciplinario del hasta ahora presidente de la empresa en Argentina, Juan Carlos de Goycoechea y de los directores Financieros, de Recursos Humanos y Desarrollo de Negocio en ese país”, describe el diario Expansión de Madrid, sobre un comunicado de la empresa madre.

“Los despidos se producen tras una exhaustiva investigación interna que se ha traducido en una denuncia en los tribunales por malversación de fondos privados hace dos semanas. La detección de irregularidades es fruto de la investigación interna que la nueva dirección de Isolux, con Nemesio Fernández-Cuesta al frente, abrió al poco de tomar las riendas del grupo, a mediados del año pasado. En ese momento, los bancos acreedores tomaron el timón de la compañía y decidieron hacer borrón y cuenta nueva respecto a la anterior administración de Isolux presidida por Luis Delso, fuera de la compañía desde 2016”, continúa la noticia del medio madrileño.

Tras aclarar que la Argentina es el principal mercado de la empresa española por cifra de negocio y cartera, indica la noticia que Isolux de España, fichó a Natalia Butragueño, procedente de Santander, para hacerse cargo de la dirección de Auditoría y Cumplimiento que, en los últimos meses, con la colaboración de Deloitte, PwC y KPMG, se ha dedicado a examinar en profundidad todos los contratos de intermediación y pagos considerados sospechosos. Detrás de esta investigación masiva están las causas abiertas en las que la empresa está implicada por los supuestos pagos irregulares a funcionarios de Adif en España y la investigación del supuesto patrimonio oculto de la familia Pujol, un contratista que fue favorecido con millonarios contratos de Isolux en Cataluña y hoy está investigado junto al ex presidente de la empresa.

“Fuentes próximas al grupo de infraestructuras español confirman los despidos disciplinarios llevados a cabo hace dos semanas en Argentina”, confirma el diario y agrega “La compañía ha encargado una auditoría forensic (análisis especial) a la firma EY para investigar el alcance de los posibles delitos cometidos. El asunto está en manos de los abogados de Isolux, que aún no disponen de resultados totalmente concluyentes”.

Sobre los alcances de la investigación remarca “Fuentes implicadas en la investigación señalan que los directivos despedidos han podido malversar varios millones de euros en beneficio propio a través de distintas practicas como, por ejemplo, la entrega de cheques postdatados (pago diferido). Isolux ha puesto en conocimiento de las autoridades argentinas todos estos acontecimientos con el objetivo de proteger su imagen en el país, donde figura como uno de los mayores contratistas en el área de infraestructuras y de energía.

Según los datos disponibles, Argentina representaba el 35% de la cifra de negocio en 2015, con un cartera de trabajo de cerca de 1.000 millones de euros. El siguiente mercado, a mucha distancia, es España, que representa algo más del 10%. Entre los contratos más valiosos en el país destaca la central térmica de Rio Turbio, un proyecto de 1.260 millones de euros, o la construcción de dos ciclos simples de más de 800 MW por otros 1.000 millones de euros”, agrega la nota.

De acuerdo a la información proveniente de España, Isolux Corsán ha puesto en revisión todos los contratos con agentes intermediarios (comisionistas). La empresa ha paralizado los pagos asociados a estos trabajos hasta que se justifique su veracidad. Este trabajo de análisis discurre en paralelo a la revisión de todos aquellos proyectos donde la compañía ha incurrido en pérdidas por sobrecostes y mala planificación de obras. Esta revisión, claro está, incluye a la obra de la termousina de Río Turbio y es posible que en un corto tiempo, conozcamos los negociados y encubrimiento en los que Juan Carlos Goycochea estuvo mezclado con sus socios kirchneristas ( caso: inveresiones, compras y ocultamiento de impactos medioambientales negativos) y que hasta ahora “ningún fiscal ni juez vio, ni se enteró”, en un país donde el trabajo periodístico suele verse como “chicanas” u “operaciones” (así las describía el propio Goycochea) y con esa excusa la mala justicia evita cumplir el objetivo primordial de su existencia: investigar, imputar y procesar.

Es posible que como en tantos otros casos, las pruebas, los indicios y el castigo, venga de afuera. En nuestro país aún no hay vocación de limpieza moral ni de castigo cierto a la corrupción y los corruptos. Éste caso es paradigmático. Posiblemente en poco tiempo nos enteremos por la investigación española, lo que pasaba en Isolux Corsán de Río Turbio y quiénes son los responsables de tanta corrupción en la década pasada. (Agencia OPI Santa Cruz)

OPI Santa Cruz (Argentina)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
14/12/2014|
23/11/2014|
13/06/2014|
18/09/2013|
10/08/2013|
11/06/2013|
11/09/2012|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House