Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Sociedad  
 
02/01/2020 | En Finlandia desempleados reciben 560 euros al mes

Jorge V. Ordenes

El gobierno de Finlandia paga ese monto a parados con buenos resultados. Se benefician 2000 finlandeses de 26 a 58 años que, escogidos al azar de 175.000 desempleados en 2016, reciben una renta de 560 euros al mes por dos años a fin de tener para gastos básicos, preservar la salud y la buena disposición, elementos importantes para convivir en sociedad.

 

El desempleo entonces en Finlandia llega al 8%. Para el efecto, la agencia de seguridad social del país, Kela, cuenta con 20 millones de euros hasta diciembre de 2018. Los resultados preliminares se conocen en febrero de 2019, los definitivos en 2020. El propósito del experimento es estudiar la naturaleza del empleo y facilitar el ingreso del ciudadano a la fuerza laboral con mayor motivación. Según Minna Ylikännó, directora de Kela, los mayores beneficios de la prueba se dieron en salud y bienestar de los participantes en comparación a miles de desempleados que no participaron. “Menos problemas de salud, estrés, humor y concentración… mostraron más confianza en su futuro y en la capacidad de moldearlo.” Como precedente, los habitantes de Alaska, EEUU, reciben una renta básica de $2,072 mensuales desde 1982 del gas natural y petróleo que se extrae del territorio. Se apunta a que el pago de un salario universal ha de ser beneficioso. Hoy en ese Estado norteamericano cada ciudadano recibe $2.072 al año; una familia de cuatro recibe como $8.248.

Hace más de cien años Finlandia intentó una revolución socialista en la que los trabajadores urbanos y del campo, cansados de sus miserables condiciones de trabajo, se rebelaron. La reacción de terratenientes y conservadores, y de la clase media, fue violenta. Estalló la guerra civil con matanzas y, después de meses, los capitalistas aplastaron la rebelión que costó 35.000 vidas. Traumatizados y emprobrecidos los derrotados tardaron décadas en recuperarse. A. Partenen y T. Corson en el NYT citan al profesor de historia finlandés, P. Ketunen, diciendo que los terratenientes promovieron la afortunada idea del “heroico individualismo,” del “agricultor independiente” de ningún sindicato, esto durante la primera mitad del siglo XX lo que previno el retorno del socialismo como fuerza política. Pero luego surgió la segunda guerra mundial.

El país luchó sangrientamente y a un elevado costo contra la expansionista Unión Soviética. Después de la guerra, los sindicatos y sus simpatizantes se fortalecieron en momentos en que el país se industrializaba, se educaba y expandía sus relaciones internacionales. Los empleadores, presionados por políticos, sopesaban las necesidades de los trabajadores y, tras evitar nuevos conflictos y proteger sus intereses, los capitalistas cambiaron de táctica y negociaron con el gobierno la manera de incorporar a los trabajadores al cometido capitalista de modo que ellos también participasen de él. Incluso aceptaron lo inaceptable para el mundo capitalista: pagar más impuestos para dar mejores beneficios sociales estatales a los trabajadores lo que hasta hoy se traduce en un adecuado sistema de salud, educación fiscal desde el jardín de infantes hasta el doctorado universitario, vacaciones pre y post natales pagadas, seguros de desempleo, etc. ¿Socialismo? Pues no tanto porque el país es internacionalmente conocido como capitalista de éxito inédito. En la semana del 8 de diciembre de 2019, Sanna Marin, de 34 años de edad, tomó posesión como primer ministro de Finlandia, la más joven de la historia del país.

Hoy Bolivia (Estados Unidos)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
08/03/2020|
25/02/2020|
27/01/2020|
22/01/2020|
01/08/2019|
22/04/2006|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House