Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
16/02/2012 | La política externa brasileña que puede cambiar a la ONU

Juan Arias

Brasil es visto hoy como un laboratorio sociológico y no sólo como una gran potencia económica. Su política externa, por ejemplo presenta una característica original que podría acabar influenciando a la misma Organización de las Naciones Unidas (ONU) como acaba de asegurar, María Luiza Viotti, embajadora de Brasil en dicho organismo.

 

En verdad, Brasil es visto, ya desde hace más de 20 años por filósofos internacionales como un posible laboratorio de un mundo sin conflictos, debido a su capacidad de mantener vivo un grado fuerte de política multicultural, multiétnica y de gran sincretismo religioso, al mismo tiempo que es uno de los países que mayor tiempo llega sin guerras.

A ello hay que añadir que Brasil, casi un continente con 27 Estados, algunos de ellos, como el de São Paulo que tiene una población como la de España, consigue vivir sin tensiones regionales ni nacionalismos, bajo una misma lengua y un mismo orgullo de sus ciudadanos de ser brasileños.


La original política externa tradicional brasileña es seguramente un reflejo de esos elementos que los filósofos empezaron a ver ya años atrás, fundados en la defensa del diálogo y de soluciones pacíficas en los conflictos mundiales. Ello responde a esa índole clásica brasileña más cercana a la búsqueda de la paz y la conciliación que de la pelea y la guerra.


Siempre he defendido jocosamente, que es difícil discutir y menos pelearse con un brasileño, porque tiende a echar agua al fuego de la polémica, acepta fácilmente que ha podido equivocarse y no reacciona con acritud ni siquiera a una actitud violenta dialecticamente.


Ello se refleja en la original política externa brasileña hasta el punto que ha sido elaborada aquí, como señala Viotti, una teoría sobre la diferencia, frente a los conflictos mundiales, de “responsabilidad de proteger” y de “responsabilidad para proteger”, dos conceptos diferentes. Para Brasil existe no sólo la responsabilidad de proteger a un país tiranizado donde sus ciudadanos son masacrados por un poder absolutista, como fue el caso de Libia, sino también "la responsabilidad al proteger”.

Según la diplomacia brasileña era justo, por ejemplo “proteger” a los ciudadanos libios, pero faltó responsabilidad a la hora y en el modo de protegerlos. Ello ha llevado a Brasil a desarrollar y presentar ala ONU el concepto de “responsabilidad al proteger”, con los siguientes elementos: 1) valorar la prevención y la importancia de los medios pacíficos a la hora de resolver un conflicto; 2) la excepcionalidad de medios coercitivos, como la guerra; 3) la obligación de que la acción militar no cause daños mayores de los que intenta evitar; 4) la observación rigurosa de los mandatos; 5) la importancia de la proporcionalidad y de los límites en el empleo de la fuerza en las circunstancias excepcionales en que si hicieran necesarias y 6) la necesidad de una fuerte vigilancia en el cumplimiento de las resoluciones


La original idea brasileña de una política externa basada en la prevención y más en el diálogo que en el uso de la fuerza, ha sido ya estudiada y considerada positiva por embajadores de 25 países. En la discusión quedó patente que Brasil ha abierto una discusión que se ha hecho crucial después de la intervención en Libia y e una posible intervención en Irán.


El hecho de que Brasil está haciendo escuela en un tema tan candente y crucial en la política mundial en este momento lo demuestra el hecho de que va a organizarse un debate en la ONU sobre el tema “responsabilidad para proteger”, presidido por el actual ministro de Asuntos Exteriores brasileño, Antonio Aguiar Patriota. Había sido ya embajador en los Estados Unidos y fue uno de los pocos ministros que Dilma escogió personalmente prescindiendo del que había sido el ministro en los dos gobiernos de Lula, Celso Amorin, hoy ministro de Defensa.

La Presidenta Dilma ha abrazado el nuevo concepto elaborado por la diplomacia brasileña que ha sido tan apreciado en la ONU. “Mucho se habla hoy de la responsabilidad de proteger y muy poco de la responsabilidad para proteger. Son dos conceptos que deben madurar juntos”, ha afirmado después de haber constatado que “el mundo sufre hoy las dolorosas consecuencias de intervenciones que han agravado los conflictos, haciendo posible la infiltración del terrorismo donde no existía, e inaugurando nuevos ciclos de violencia y multiplicando el número de victimas civiles”.

Según la embajadora Viotti, hoy Brasil “tiene credibilidad para promover ese nuevo debate en la ONU, ya que nuestro discurso a favor de la paz está amparado por una actuación que va más allá de la retórica y valoriza en la práctica la diplomacia y el diálogo”.


Ese es también el Brasil creativo, abriendo brecha en una nueva diplomacia mundial de diálogo y de paz, a pesar de ser azotado aún interiormente por las muchas violencias, que la política cotidiana, mucho menos moderna que su política diplomática, no es capaz de resolver.

El País (Es) (España)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 1036 )
fecha titulo
29/11/2014 Brasil - Dilma Rousseff: ¿Sabia o traidora?
28/10/2014 Brasil, el mundo de mañana
22/10/2014 Brasil - Juego sucio en la campaña
22/10/2014 Segunda vuelta: estas son las Fortalezas y debilidades de los candidatos a presidir Brasil
21/10/2014 Brasil - ''¿Y Dilma, qué ha conseguido?''
21/10/2014 La esquizofrenia populista
07/10/2014 Neves enfrenta complicado desafío en Brasil
07/10/2014 Sorpresa en Brasil
07/10/2014 Las elecciones en Brasil siguen sorprendiendo
07/10/2014 Brasil - Marina Silva o el versículo suelto


Otras Notas del Autor
fecha
Título
18/01/2019|
30/07/2018|
05/07/2018|
26/11/2017|
12/09/2017|
07/07/2017|
27/02/2017|
12/01/2017|
17/11/2016|
15/10/2016|
19/09/2016|
17/09/2016|
24/08/2016|
05/07/2016|
11/06/2016|
07/06/2016|
27/04/2016|
22/04/2016|
11/04/2016|
12/03/2016|
05/02/2016|
28/01/2016|
22/01/2016|
17/12/2015|
12/12/2015|
01/12/2015|
19/11/2015|
10/11/2015|
26/10/2015|
06/10/2015|
03/10/2015|
08/05/2015|
30/04/2015|
25/04/2015|
15/04/2015|
31/03/2015|
28/03/2015|
16/03/2015|
14/03/2015|
13/02/2015|
05/02/2015|
27/01/2015|
11/01/2015|
29/12/2014|
16/12/2014|
29/11/2014|
27/11/2014|
09/11/2014|
24/10/2014|
18/10/2014|
06/10/2014|
05/10/2014|
04/10/2014|
27/09/2014|
23/09/2014|
20/09/2014|
13/09/2014|
06/09/2014|
24/08/2014|
22/08/2014|
21/08/2014|
19/08/2014|
18/08/2014|
29/07/2014|
03/07/2014|
20/06/2014|
28/05/2014|
23/05/2014|
14/05/2014|
06/05/2014|
04/05/2014|
22/03/2014|
23/02/2014|
17/02/2014|
19/01/2014|
07/01/2014|
04/01/2014|
02/01/2014|
04/12/2013|
12/11/2013|
08/11/2013|
25/10/2013|
17/08/2013|
16/08/2013|
07/08/2013|
07/08/2013|
18/07/2013|
12/07/2013|
03/07/2013|
26/06/2013|
24/06/2013|
21/06/2013|
04/06/2013|
30/05/2013|
30/04/2013|
26/04/2013|
23/04/2013|
19/04/2013|
15/04/2013|
11/04/2013|
09/03/2013|
08/03/2013|
28/02/2013|
23/02/2013|
23/02/2013|
13/02/2013|
12/02/2013|
04/12/2012|
04/12/2012|
04/11/2012|
06/09/2012|
04/09/2012|
12/08/2012|
02/08/2012|
11/07/2012|
04/07/2012|
20/04/2012|
05/04/2012|
03/04/2012|
28/03/2012|
20/03/2012|
20/03/2012|
17/03/2012|
17/03/2012|
15/03/2012|
15/03/2012|
10/03/2012|
10/03/2012|
27/02/2012|
27/02/2012|
27/02/2012|
28/10/2011|
09/10/2011|
01/10/2011|
30/09/2011|
23/09/2011|
20/09/2011|
11/09/2011|
10/09/2011|
18/08/2011|
17/08/2011|
16/08/2011|
06/08/2011|
28/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
08/07/2011|
08/07/2011|
25/06/2011|
25/06/2011|
15/06/2011|
15/06/2011|
09/06/2011|
09/06/2011|
21/05/2011|
21/05/2011|
04/04/2011|
09/03/2011|
04/01/2011|
30/11/2010|
25/11/2010|
15/10/2010|
01/09/2010|
01/09/2010|
10/06/2010|
09/06/2010|
16/04/2010|
21/02/2010|
07/12/2009|
07/12/2009|
03/12/2009|
03/12/2009|
30/10/2009|
09/08/2009|
09/08/2009|
03/03/2009|
03/03/2009|
28/01/2009|
07/11/2008|
07/11/2008|
28/10/2008|
28/10/2008|
02/10/2008|
02/10/2008|
04/05/2008|
01/04/2008|
26/12/2007|
29/07/2007|
28/03/2007|
18/09/2006|
09/03/2006|
19/04/2005|
19/04/2005|
03/04/2005|
03/04/2005|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House