Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Parrilla  
 
17/01/2019 | Londres y Washington

Pedro Rodriguez

Dos democracias de referencia comparten las peores consecuencias del nacional-populismo

 

Churchill, de madre neoyorquina y padre londinense, al definir la «relación especial» entre Gran Bretaña y Estados Unidos insistía en su historia común, una lengua más o menos compartida, culturas convergentes, responsabilidades repartidas, y sobre todo, la importancia de haber luchado dentro del mismo bando en dos guerras mundiales contra la tiranía durante el siglo XX. Un reconfortante coctel liberal que servía para dar una oportunidad a la paz, la prosperidad y los valores occidentales.

En este desconcertante arranque del 2019, el «New York Times» ha redefinido esa compartida «relación especial» en otros términos mucho más desmoralizadores: «Dos gobiernos paralizados. Dos proyectos populistas estancados. Dos venerables democracias en crisis». Y es que resulta muy difícil no reparar en la sincronización para mal, muy mal, entre los relojes políticos de Londres y Washington.

Trump –empeñado en construir su muro medieval en la frontera con México– mantiene un cierre parcial de la administración con 800.000 funcionarios como rehenes sin sueldo. De hecho, las últimas cuatro semanas tan dolorosas como costosas superan cualquier otro pulso político-presupuestario librado en EE.UU.

En la otra orilla del Atlántico, Theresa May ha sufrido la mayor derrota parlamentaria de un primer ministro en la era democrático de Gran Bretaña. Una humillación que empuja al Reino Unido hacia el caos político a tan solo diez semanas de su prevista salida de la UE. Otra vez queda demostrado que nadie sabe qué hacer para salir de la penosa trampa del Brexit, que ha terminado por monopolizar la propia identidad nacional de un país como Gran Bretaña.

Mientras Steve Bannon, estratega del Trumpismo, se frota las manos ante esta hoguera de paralelismos, las consecuencias empiezan a afectar a cuestiones de paz y prosperidad. Estamos hablando de dos pilares básicos de la OTAN con un decisivo papel en operaciones de seguridad por todo el mundo. Y de dos aliados dispuestos a renegar de sus acuerdos multilaterales en materia comercial. Todo para beneficio de China, Rusia o el nacionalismo que desde 2016 ha convertido los vínculos atlánticos en una charca populista.

ABC (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
03/01/2019|
24/12/2018|
06/09/2018|
04/09/2018|
30/08/2018|
15/08/2018|
09/08/2018|
08/08/2018|
03/08/2018|
07/07/2018|
22/06/2018|
04/02/2018|
09/03/2017|
23/01/2017|
13/07/2011|
13/07/2011|
17/02/2011|
21/01/2011|
20/10/2010|
08/10/2010|
26/07/2010|
22/06/2010|
15/06/2010|
11/06/2010|
10/06/2010|
22/05/2010|
13/05/2010|
04/05/2010|
01/05/2010|
25/04/2010|
22/02/2010|
12/02/2010|
19/01/2010|
08/01/2010|
08/12/2009|
08/12/2009|
12/11/2009|
12/11/2009|
14/08/2009|
14/08/2009|
04/08/2009|
04/08/2009|
26/07/2009|
26/07/2009|
20/03/2009|
21/12/2008|
12/10/2008|
12/10/2008|
21/07/2008|
21/07/2008|
02/09/2007|
02/09/2007|
19/08/2007|
06/08/2007|
20/05/2007|
20/05/2007|
15/05/2007|
15/05/2007|
03/05/2006|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House