Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Parrilla  
 
04/04/2012 | Una recolección de firmas para apoyar al candidato latinoamericano y heterodoxo al Banco Mundial

Alejandro Rebossio

No es la primera vez que Latinoamérica tiene un candidato para dirigir las instituciones de Bretton Woods. El año pasado ya postuló al mexicano Agustín Cartens para dirigir el Fondo Monetario Internacional (FMI), que finalmente quedó a cargo de la francesa Christina Lagarde, una europea, como marca la tradición. La noticia ahora es que esta vez Latinoamérica cuenta con un candidato heterodoxo, crítico del neoliberalismo, para presidir el Banco Mundial.

 

 Se trata del economista colombiano José Antonio Ocampo, que ha escrito un par de libros con el Nobel Joseph Stiglitz y que ha participado en el grupo que él dirigió en la ONU para analizar la reforma de la arquitectura financiera internacional tras la crisis de 2008. En el camino, Ocampo enfrenta por lo menos dos escollos: el cargo al que aspira siempre ha sido ocupado por norteamericanos y además su país no lo apoya. Pero un nutrido grupo de economistas e investigadores de toda Latinoamérica está juntando firmas para presentar una carta de apoyo a su par colombiano, que pasado mañana rinde examen ante el directorio del Banco Mundial. Quieren demostrar que no está solo.

“Las credenciales del señor Ocampo son todas bien conocidas”, dicen los expertos. Recuerdan que en su país fue ministro de Finanzas (en el Gobierno de Ernesto Samper), de Agricultura (en el de César Gaviria), de Planeamiento y gobernador del banco central. “También desarrolló una carrera muy satisfactoria en Naciones Unidas, primero como secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y después como subsecretario general de Asuntos Económicos y Sociales. También ha enseñado e investigado sobre desarrollo económico en diversas universidades del mundo, incluidas la Nacional de Colombia, la de los Andes, Cambridge, Yale, Oxford y ahora en Columbia”, enumera la carta, antes de catalogarlo como uno de los máximos especialistas en políticas de desarrollo económico del mundo. “Muchos de nosotros hemos tenido la oportunidad de trabajar con él y ser testigos de su liderazgo intelectual, su capacidad para coordinar grandes grupos de profesionales y su incansable y rigurosa cultura del trabajo”, señalan los economistas. “Una cosa que fascina de él es su profunda comprensión de tan diversos aspectos del desarrollo económico, incluidos el comercio y las finanzas internacionales, la deuda pública, la pobreza, la inequidad, la macroeconomía, el cambio estructural y la innovación industrial, y su habilidad para combinar conceptos e ideas muy abstractos con conocimientos concretos y prácticos del mundo real”, añaden sus promotores. “Estamos convencidos de que el señor Ocampo es el major candidato de los tres en consideración del directorio del Banco Mundial porque es el único que combina una extensa y rica experiencia en asuntos de desarrollo con tres perspectivas clave: como un hacedor de políticas, como un funcionario internacional de alto nivel y como un investigador líder en el ámbito del desarrollo económico”, plantean los colegas del exjefe de CEPAL. “Si la selección del próximo presidente del Banco Mundial se basa solo en los méritos, sin duda José Antonio Ocampo es el único calificado para el puesto”, concluyen sus pares latinoamericanos.

Entre los firmantes están el execonomista jefe del Banco Mundial para América Latina, Guillermo Perry, y una larga lista de otros colegas colombianos. También están los argentinos Roberto Frenkel y Jorge Gaggero. Todos ellos llaman a otros economistas e investigadores de la región a adherir a la carta de respaldo a Ocampo enviando un correo electrónico a apoyoaocampo@gmail.com, con los datos del nombre, la afiliación profesional y el país de origen. Más allá de la carta, el secretario general iberoamericano, el uruguayo Enrique Iglesias, lo ha respaldado. También el peruano Oscar Ugarteche, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Después de que Robert Zoellick anunciara que dejaría la presidencia del Banco Mundial a mitad de este año, el presidente de EE UU, Barack Obama, comenzó a buscar reemplazante, pero se encontró con que varios países emergentes reclamaron, como en la elección del año pasado en el FMI, que su voz se tuviera en cuenta, pese a que los desarrollados controlan la mayoría accionaria de ambas instituciones. Hace dos semanas cerró la presentación de candidaturas y el 20 de abril se votará. EE UU tenía un candidato inscripto, el economista Jeffrey Sachs, famoso por sus terapias de choque en Bolivia, Polonia y Rusia en los 80 y principios de los 90, pero que en los últimos años, como profesor en la Universidad de Columbia y asesor de la ONU, se distinguió por su lucha por el desarrollo económico, la sustentabilidad ambiental, la reducción de la pobreza, la cancelación de la deuda de los países pobres y la crítica a la globalización. Pero a último momento se bajó de la postulación porque Obama promovió a Jim Yong-kim, un médico nacido en Corea del Sur y nacionalizado norteamericano que dirige la Universidad de Dartmouth y que trabajó en la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el combate contra el sida. El presidente de EE UU dijo que por fin un experto en temas de desarrollo iba a presidir el Banco Mundial, que se dedica, a diferencia del FMI y sus rescates financieros, a prestar dinero para proyectos de infraestructura y sociales. Sachs también apoyó a Jim, que enfrentará a Ocampo y a la ministra nigeriana de Finanzas, Ngozi Okonjo-Iweala.

El Grupo de los 24, que reúne a países emergentes en el Banco Mundial, fue el que promovió que Ocampo y Okonjo se presentaran como alternativas al candidato norteamericano de turno. La nigeriana ya recibió el apoyo de la Unión Africana, mientras que el colombiano no cuenta con el del Gobierno del conservador Juan Manuel Santos. Hasta hace poco Chile apoyaba a Sachs. De todos modos, los votos latinoamericanos que cuentan son los de los dos países de la región con asiento en el directorio del Banco Mundial, Brasil y Argentina, y el de España, que representa a otros como México. Ninguno de los tres han definido públicamente su voto, aunque el Brasil de Dilma Rousseff ha sido uno de los promotores de Ocampo en el Grupo de los 24.

En una reciente entrevista le pregunté al ministro de Hacienda de Colombia, Juan Carlos Echeverry, por qué no apoyaban a Ocampo. Así me contestó: “Colombia tiene ahora una candidatura muy fuerte en la OIT (Organización Internacional del Trabajo), la del vicepresidente (Angelino) Garzón. Tiene altas probabilidades de ganar. Nuestros soportes a esta candidatura quedaron un poco confundidos (con la candidatura de Ocampo) sobre cuál iba a ser nuestra apuesta para los organismos internacionales. Por eso le manifestamos a José Antonio Ocampo que Colombia necesitaba enfocarse en la candidatura que lleva varios meses y que no podía dejar que se contaminara por otra que puede ser meritoria”. Le pregunté entonces si la falta de respaldo del Gobierno de Santos a un economista de centroizquierdas no escondía razones ideológicas. “No, lo que no podemos es contaminar una candidatura con altas posibilidades de triunfar con la de José Antonio Ocampo, que básicamente es simbólica, tal cual él la ha presentado. Éste es el dilema diplomático que tiene Colombia, que ha tenido una respuesta muy colombiana, muy pragmática”, respondió Echeverry.

También hace poco había entrevistado a Ocampo. Aunque por un tema puntual: el impacto de la desaceleración de China en Latinoamérica. “El impacto principal que ha tenido China en Latinoamérica es por los precios de los productos básicos, sobre todo los mineros y energéticos, que son a su vez de las principales exportaciones latinoamericanas a China”, contaba aquella vez. “Son muy pocas las economías que pueden crecer al 9% por tanto tiempo. Puede durar dos o tres décadas. Es normal que crezcan algo menos. Es lógico que China desacelere. Ocurrió con Japón, Corea del Sur y Taiwán”, explicaba Ocampo.

“No veo un impacto directo (de la desaceleración china) sobre México, que hasta podría beneficiarse porque la economía china está siendo menos competitiva”, relataba el profesor de Columbia. “México compite con China (en productos industriales). Sudamérica compite y es complementaria. La desaceleración china puede afectarlas expectativas de crecimiento de Brasil, aunque no veo que la soja vaya a tener un impacto significativo”, decía hace una semanas. En efecto, esta oleaginosa ha subido de precio porque la demanda china de alimentos continúa firme y por la sequía en Brasil, Paraguay y Argentina.

“Si uno mira los últimos cinco o diez años, los minerales y el petróleo subieron de precio por la demanda adicional que creó China. Ambos están en niveles históricamente altos, en comparación con los de las manufacturas en el comercio internacional. Las materias primas agrícolas, no. Se recuperaron de la caída de los 80 y 90. Las agrícolas de clima templado están en los niveles de los 70 y las de clima tropical, aún por debajo. Así que los exportadores de metales son los potencialmente más afectados, como Chile, Perú, pero también Brasil, con el mineral de hierro. En cambio, en el caso del petróleo, que exportan Colombia, Ecuador y Venezuela, hay otros factores que influyen en el precio”, se refirió a las tensiones en Oriente Medio que los encarecen. Pero quizá a Ocampo no le alcancen todos sus conocimientos económicos para derrotar al candidato de la tradición, el médico Jim.

El País (Es) (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
02/01/2016|
09/08/2015|
14/05/2015|
26/02/2015|
07/01/2015|
07/12/2014|
28/08/2014|
15/08/2014|
30/07/2014|
28/07/2014|
24/07/2014|
19/06/2014|
12/06/2014|
04/05/2014|
25/04/2014|
16/02/2014|
15/01/2014|
16/12/2013|
04/12/2013|
19/11/2013|
16/11/2013|
08/11/2013|
24/10/2013|
21/10/2013|
05/10/2013|
01/09/2013|
21/08/2013|
19/08/2013|
12/08/2013|
11/08/2013|
25/05/2013|
18/05/2013|
08/05/2013|
08/05/2013|
18/04/2013|
15/04/2013|
30/03/2013|
29/03/2013|
19/03/2013|
13/03/2013|
13/03/2013|
29/12/2012|
06/12/2012|
06/12/2012|
04/12/2012|
29/11/2012|
23/11/2012|
21/11/2012|
06/11/2012|
02/11/2012|
30/10/2012|
26/10/2012|
25/10/2012|
04/09/2012|
02/09/2012|
31/08/2012|
29/08/2012|
28/08/2012|
25/08/2012|
23/08/2012|
21/08/2012|
13/08/2012|
11/08/2012|
03/08/2012|
02/08/2012|
30/07/2012|
30/07/2012|
30/07/2012|
28/05/2012|
25/05/2012|
24/05/2012|
18/05/2012|
09/05/2012|
20/04/2012|
19/04/2012|
12/04/2012|
07/04/2012|
01/04/2012|
30/03/2012|
26/03/2012|
23/03/2012|
22/03/2012|
18/03/2012|
18/03/2012|
15/03/2012|
15/03/2012|
10/03/2012|
10/03/2012|
09/03/2012|
09/03/2012|
07/03/2012|
07/03/2012|
04/03/2012|
04/03/2012|
01/03/2012|
01/03/2012|
01/03/2012|
19/10/2011|
12/10/2011|
12/10/2011|
14/08/2011|
11/07/2011|
11/07/2011|
28/04/2011|
28/04/2011|
04/01/2011|
07/12/2010|
26/11/2010|
22/11/2010|
02/09/2010|
02/09/2010|
20/08/2010|
20/08/2010|
13/05/2010|
12/05/2010|
11/03/2010|
26/02/2010|
16/01/2010|
26/07/2009|
26/07/2009|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House