Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Inteligencia y Seguridad  
 
26/08/2013 | Tora, la cárcel de ida y vuelta

Francisco Carrión

El último mes ha sido especialmente agitado en el penal de Tora. Hasta el jueves Hosni Mubarak era el rey de la trena más exclusiva de Egipto, un complejo que -al abrigo del nuevo viento- recibe ahora a viejos conocidos.

 

Para desquite del rais excarcelado, los recién llegados son precisamente aquellos que más detesta: los Hermanos Musulmanes y su caterva de jeques barbudos. Los peces gordos de la cofradía y algunos predicadores afines, blanco de las redadas policiales, van dando con sus huesos en Tora.

No es difícil imaginar que la ola de arrestos llegó hace semanas hasta la habitación de la enfermería -reformada y dotada con todas las comodidades- donde residía a regañadientes el viejo caudillo. "Mubarak ha debido recordar las palabras que dijo antes de abandonar la presidencia: Egipto solo puede elegir entre el caos y yo", relata a ELMUNDO.es el pintor Mohsen Shaalan, ex viceministro de Cultura en las postrimerías de la dictadura.

El artista conoce al dedillo las entrañas de Tora, un complejo de cinco cárceles ubicado a 14 kilómetros al sur de El Cairo. Pasó un año confinado entre sus muros tras ser condenado por negligencia en el robo del cuadro "Las Amapolas" de Van Gogh -aún en paradero desconocido- en agosto de 2010. La desgracia permitió a Mohsen codearse e intimar en prisión con el círculo más cercano al presidente: sus dos hijos Alaa y Gamal -que esperan entre rejas el veredicto a varios escándalo de corrupción- y sus ministros.

Y aprovechó la oportunidad para dibujar las rutinas de sus nuevos camaradas, que ahora comparten presidio con barbudos como el guía supremo de la Hermandad Mohamed Badía; su número dos y factótum de la agrupación, Jairat el Shater; el ex líder Mahdi Akef o el vicepresidente del grupo Rashad al Bayumi. "Solía juntarme con Alaa y el ex primer ministro Ahmed Nazif. Son gente muy normal. En la prisión no hay castas. Compartíamos algunas horas juntos al día. A menudo les dibujaba mientras jugaban al dominó o bebían té en la cantina", explica Mohsen.

La humillación de Mubarak

Unos 600 reclusos viven en la grisura de Tora, la madre de las prisiones egipcias. En su entramado, descuellan los lujos de La Granja de Tora. Sus habitaciones disponen de cama, una pequeña nevera y baño. "Hay un aparato de televisión pero no dispone de servicio de satélite", apunta Mohsen. Sus habitantes visten prendas de deporte blancas y disponen de entre tres y cuatro horas al día para salir de la celda. Pueden recibir la comida del exterior y completar el equipamiento de sus células. "Instalar aire acondicionado está prohibido pero te permiten comprar ventiladores que hay que dejar allí al salir de prisión", señala el artista.

"El ambiente de la prisión es amable pero es cierto que los funcionarios controlaban y realizaban más redadas en las habitaciones de los hijos y los ministros de Mubarak", agrega. Según la prensa local, los carceleros han requisado en varias ocasiones teléfonos móviles ocultos en las celdas de los otrora mandamases del país árabe.

La existencia del dictador, liberado del tormento el pasado jueves al agotarse el periodo máximo de detención preventiva, era otra historia. El octogenario, que no ha concedido ninguna entrevista desde su espantada en febrero de 2011, ha aparecido postrado en una camilla y parapetado tras unas gafas de sol en todas las comparecencias del tribunal que le juzga -por segunda vez- por la muerte de manifestantes durante las revueltas.

El año pasado se resistió durante meses a la humillación de ingresar en Tora, su lugar preferido para ahogar toda clase de disidencia. En diciembre una caída en la bañera le hizo escapar del penal en ambulancia y le devolvió al hospital militar donde vivió sus últimos días el Sha de Persia y al que ha vuelto ahora para cumplir el arresto domiciliario. Sus partidarios respiran aliviados: “Mubarak nunca debió ingresar en Tora. Los Hermanos Musulmanes han vuelto adonde merecen estar. Son terroristas”, indicaba ayer Lamia Omar, de 27 años, a las puertas del tribunal que juzga al caudillo.

Los Hermanos regresan al pasado

Los islamistas se reconcilian con décadas de persecución. En el listado de encarcelados también figuran el líder salafista y popular jeque Hazem Abu Ismail; el predicador Safwat Hegazi y el jefe del departamento legal de la Hermandad, Abdelmonein Abdelmaqsud. La historia del letrado es una de las más dramáticas: Acudió al penal para presenciar el interrogatorio de varios gerifaltes de la cofradía y no volvió a salir. Acusado de insultar a la judicatura, Abdelmaqsud padece desde hace más de un mes el mismo calvario que sus superiores.

Es probable que el derrocado Mohamed Mursi, retenido desde el golpe militar del 3 de julio, acabe también en esta prisión. El ministro del Interior Mohamed Ibrahim insinuó tal final después de que la justicia decretara su arresto preventivo por, entre otros cargos, conspirar presuntamente con el grupo palestino Hamas. "Es un escándalo para la justicia egipcia que se libere al presidente malo y se encarcele al bueno", maldecía Mohamed Ibrahim, un abogado de 50 años, en las marchas islamistas del pasado viernes.

"Lo que sucede en Tora, la ida y venida de reprimidos y represores, es una escena que volverá a repetirse", advierte a este diario Ayman Nur, el político liberal que osó disputarle la presidencia a Mubarak en 2005. Y pagó su arrojo con cuatro años en el infierno de Tora. Nur no ha olvidado el disfrute sádico de su carcelero sometiéndole al terror psicológico o a la violencia física y negándole la medicación para tratar la diabetes. "No me gusta recordarlo. Son imágenes muy duras que siguen doliendo. Hay días que no aguanto cargar con esa memoria".

El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
28/09/2019|
27/08/2019|
25/08/2019|
03/01/2019|
29/11/2018|
13/04/2018|
05/04/2018|
30/03/2018|
24/03/2018|
06/01/2018|
06/01/2018|
05/12/2017|
22/10/2017|
24/09/2017|
28/07/2017|
24/07/2017|
17/06/2017|
13/05/2017|
08/04/2017|
06/04/2017|
29/01/2017|
21/12/2016|
18/11/2016|
24/10/2016|
19/10/2016|
20/09/2016|
12/09/2016|
04/09/2016|
28/08/2016|
04/07/2016|
19/06/2016|
31/03/2016|
16/11/2015|
14/08/2015|
12/06/2015|
10/06/2015|
20/04/2015|
05/02/2015|
22/12/2014|
13/12/2014|
29/11/2014|
18/11/2014|
22/10/2014|
06/09/2014|
03/09/2014|
31/08/2014|
30/08/2014|
29/08/2014|
23/08/2014|
29/07/2014|
11/07/2014|
03/07/2014|
30/06/2014|
25/06/2014|
19/06/2014|
29/05/2014|
27/05/2014|
21/04/2014|
14/04/2014|
05/11/2013|
30/07/2013|
29/07/2013|
06/07/2013|
16/06/2013|
23/04/2013|
27/05/2012|
20/05/2012|
14/04/2012|
30/11/1999|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House