Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Inteligencia y Seguridad  
 
18/11/2016 | Los 'daños colaterales' de la batalla de Mosul

Francisco Carrión

Los ataques aéreos se cobran la vida de 180 civiles cuando se cumple un mes del inicio de la ofensiva sobre el bastión iraquí del Estado Islámico.

 

Hay un fogonazo que desde hace días atormenta a Ahmed Qasem: la imagen de los ocho parientes a quienes un ataque aéreo sepultó bajo las ruinas del que fuera su hogar. "La vivienda de mi tío fue el blanco del bombardeo. Quedó reducida a escombros. Sólo pude retirar los cuerpos cuatro días después del ataque. Cuando llegué al lugar donde había estado la casa entré en 'shock'. No sabía lo que tenía que hacer", relata a EL MUNDO Ahmed desde Fadiliya. Su aldea, a 4 kilómetros al norte de Mosul, fue liberada a principios de mes por los 'peshmerga' (tropas del Kurdistán iraquí) con apoyo de los ataques aéreos de la coalición internacional que lidera Estados Unidos. La derrota de la organización yihadista, sin embargo, dejó un reguero de muerte. "No hay duda. Mis familiares fallecieron por una bomba arrojada desde un avión. No sabemos si el aparato pertenecía a la coalición internacional o a Turquía pero lo cierto es que mi tío no tenía relación alguna con el Daesh [acrónimo en árabe del autodenominado Estado Islámico]. Era un simple comerciante", desliza el joven, conmocionado aún por la tragedia.
Durante dos largos años su familia había sobrevivido al yugo del califato con la esperanza de una liberación que terminó segando sus vidas. Bajo el plomo Ahmed perdió también a sus sobrinos de dos y tres años y a su hermana embarazada."Hemos exigido la apertura de una investigación pero, de momento, no hemos recibido contestación", explica mientras le asaltan las preguntas. "Lo único que espero es que el Gobierno sea capaz de decirme quién denunció la casa familiar como objetivo y si el bombardeo fue intencionado o no".

Los seres queridos que Ahmed acaba de enterrar y por los que aún elabora el luto engrosan un listado en auge, el de los civiles liquidados por los ataques aéreos que desde hace un mes agujerean los enclaves del IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés) en el norte de Irak. "Desde el inicio de la ofensiva el 17 de octubre hemos contabilizado 28 ataques de la coalición en los que se habrían registrado bajas civiles. Según nuestros informes habrían provocado la muerte de 180 civiles", indica a este diario Chris Woods, director de Airwars, un proyecto colaborativo integrado por periodistas europeos y árabes que vigila los bombardeos sobre enclaves del IS en Irak desde el comienzo de las operaciones en agosto de 2014. Desde entonces los medios de comunicación afines al grupo yihadista han tratado de explotar los "daños colaterales" de la alianza difundiendo los crudos fotogramas de las víctimas. Su publicación desempolva la memoria de la invasión estadounidense de 2003. "Entre los iraquíes, la responsabilidad por las víctimas civiles fue una cuestión importante desde el inicio de las operaciones militares", recuerda el politólogo Frederik Rosen en un ensayo sobre el asesinato de civiles en conflictos armados.

"El balance es relativamente bajo teniendo en cuenta que se trata de un asalto que se lleva a cabo en múltiples frentes y que involucra a decenas de miles de soldados con decenas de ataques aéreos", arguye Woods, inquieto por las consecuencias de la batalla urbana que las tropas iraquíes inauguraron hace dos semanas al este de la segunda urbe del país. "Estamos muy preocupados. Mosul es una ciudad inmensa con una población que oscila entre el millón y el millón y medio de personas. La gente está atrapada y por desgracia el número de bajas civiles va a aumentar drásticamente. Las primeras fases de la campaña militar se han desarrollado en pueblos que estaban prácticamente vacíos. Ahora el riesgo se dispara. Resulta imposible bombardear áreas pobladas sin causar bajas civiles".

El pasado martes el Gobierno iraquí aseguró haber recuperado un tercio del margen oriental de Mosul, atravesado de norte a sur por el río Tigris. "Más de un tercio del lado oriental ha sido liberado", declaró el portavoz del ministerio del Interior, Saad Maan, desde la base de Al Qayara, al sur de la ciudad. Los uniformados, sin embargo, no han irrumpido aún en la orilla occidental, donde residen alrededor de un millón de almas.

El temor a un baño de sangre ha provocado la alarma del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos. "Recordamos al Gobierno y a sus aliados que todas las operaciones militares deben efectuarse conforme al derecho internacional y deben respetarse estrictamente los principios de humanidad, proporcionalidad, necesidad y preocupación para reducir al mínimo la pérdida de civiles", advirtió la organización desde Ginebra a principios de este mes después de que un bombardeo se cobrara la vida de 22 civiles en el barrio de Al Quds.

El uso de escudos humanos por parte de las huestes del califato, que han ordenado el traslado forzoso de decenas de miles de vecinos desde el comienzo de las escaramuzas, multiplica el riesgo de nuevas víctimas. "Muchas zonas de Mosul son objeto de bombardeos. Los primeros civiles fallecieron en el distrito de Al Karama", narró a este diario un activista que vive en la ciudad cuando las tropas quebraron la línea del IS en el este de la urbe. Hace una semana el comando central estadounidense admitió que durante el último año al menos 64 civiles murieron en 24 ataques aéreos llevados a cabo sobre posiciones del IS en Siria e Irak. Airwars, en cambio, estima que en el periodo comprendido entre agosto de 2014 y el pasado lunes fallecieron entre 1.841 y 2682 civiles en los ataques aéreos de la coalición sobre ambos países.

"Desde el inicio de la ofensiva sobre Mosul la coalición ha bombardeado por error a civiles en varios pueblos", denuncia a este diario Salem Shabak, diputado en el Parlamento iraquí y oriundo de Fadiliya. A las embestidas de la alianza occidental se suma las de la aviación turca. "Rechazamos la participación turca. Es una fuerza invasora", se queja el político. "Realmente la fotografía es muy compleja. No sólo está la coalición sino también la fuerza aérea iraquí y la aviación turca. En algunas ocasiones son ataques aéreos y, en otras, artillería. Es difícil determinar el origen de las muertes", apostilla Woods, que basa sus informes en los datos reunidos por un equipo de investigadores sobre el terreno y las informaciones proporcionadas por la prensa local.

En el fuego cruzado que azotó Fadiliya, también llovieron morteros como el que le arrebató la existencia a Muatasem Walid, un ingeniero de 51 años. "Su casa estaba cerca de un destacamento del 'Daesh'. Le cayó un proyectil y murió en el acto. Le enterraron en el jardín de su vivienda. Cuando el 'Daesh' huyó del pueblo, trasladaron su cadáver al cementerio", detalla su hermano Hatem vía telefónica. Su esposa evoca que el óbito de Muatasem sucedió cuando los 'peshmerga' avanzaban hacia el pueblo desde la cercana Bashiqa. "Estábamos en la casa y nos salvamos de milagro. Me han dejado viuda con dos niñas y un niño. La mayor tiene cuatro años y la menor seis meses", musita.


El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
28/09/2019|
27/08/2019|
25/08/2019|
03/01/2019|
29/11/2018|
13/04/2018|
05/04/2018|
30/03/2018|
24/03/2018|
06/01/2018|
06/01/2018|
05/12/2017|
22/10/2017|
24/09/2017|
28/07/2017|
24/07/2017|
17/06/2017|
13/05/2017|
08/04/2017|
06/04/2017|
29/01/2017|
21/12/2016|
24/10/2016|
19/10/2016|
20/09/2016|
12/09/2016|
04/09/2016|
28/08/2016|
04/07/2016|
19/06/2016|
31/03/2016|
16/11/2015|
14/08/2015|
12/06/2015|
10/06/2015|
20/04/2015|
05/02/2015|
22/12/2014|
13/12/2014|
29/11/2014|
18/11/2014|
22/10/2014|
06/09/2014|
03/09/2014|
31/08/2014|
30/08/2014|
29/08/2014|
23/08/2014|
29/07/2014|
11/07/2014|
03/07/2014|
30/06/2014|
25/06/2014|
19/06/2014|
29/05/2014|
27/05/2014|
21/04/2014|
14/04/2014|
05/11/2013|
26/08/2013|
30/07/2013|
29/07/2013|
06/07/2013|
16/06/2013|
23/04/2013|
27/05/2012|
20/05/2012|
14/04/2012|
30/11/1999|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House