Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Economía y Finanzas  
 
24/11/2016 | El Acuerdo Transpacífico: Un 'muro' frente a Pekín

Rosa Meneses

Estados Unidos empezó a negociar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) durante el mandato del presidente republicano George W. Bush, envolviendo a los principales 12 países de la cuenca del Pacífico en una estrategia para excluir a China de una zona de libre comercio. Veamos cuáles son las claves más importantes de este tratado.

 

¿Qué países lideraron la iniciativa para crear una zona comercial transpacífica?

En junio de 2005, Chile, Brunei, Nueva Zelanda y Singapur, firmaron un pacto -que sería el embrión del TPP- para dar lugar a una futura zona de libre comercio entre ambas orillas del Pacífico. A esta iniciativa se unieron luego EEUU, Perú, Australia, Vietnam, Malasia, Canadá, Japón y México.

¿Cómo se impulsó el embrión del TPP?

Cuando Barack Obama llegó a la Presidencia de EEUU, inició la agenda comercial más agresiva en la Historia norteamericana. El detonante fue una advertencia que le hizo a Obama, poco antes de iniciar su primer viaje a Asia en noviembre de 2009, el fundador de Singapur, Lee Kuan Yew. «Si no tomas iniciativas económicas en Asia, vas a dejar que caiga en manos de China», le dijo quien fuera una de las figuras políticas más influyentes del sudeste asiático hasta su muerte, en 2015. Así fue como el demócrata impulsó el embrión del TPP que había iniciado Bush para convertirlo en el pacto de libre comercio más ambicioso del mundo. Porque en realidad, el objetivo del TPP no sólo es económico sino geopolítico: devolver a Estados Unidos el liderazgo de las reglas del juego de la economía global para evitar que Pekín genere dinámicas en las que imponga sus estándares.

¿Ha entrado en vigor?

Las intrincadas negociaciones culminaron en octubre de 2015. El 4 de febrero de 2016 se escenificó la firma del TPP en Auckland, la capital neozelandesa. Pero para que realmente tenga lugar la creación de una zona común que acaparará el 40% del PIB mundial es necesaria la ratificación de los parlamentos nacionales de los 12 países miembros. Esta tarea se encuentra en pleno proceso, siendo Japón el primer país que lo ha ratificado, el pasado 10 de noviembre.

¿Qué propugna el TPP?

Elimina, por ejemplo, las tarifas arancelarias a la importación de vehículos extranjeros si al menos un 45% está producido en los países firmantes. También supone liberalizar parte de los sectores agrícolas de países como Japón o Canadá, que hasta ahora eran muy proteccionistas. Además borra obstáculos en el acceso a los mercados de los productos lácteos, las leyes de propiedad intelectual o los plazos que tienen que cumplir las patentes farmacéuticas.

¿Qué vínculo tiene el Tratado Transpacífico con las negociaciones para crear una zona de libre comercio entre EEUU y la Unión Europea?

El impulso de Obama al TPP venía, pues, motivado por una estrategia de política exterior: contener la influencia de China. Pronto, el presidente demócrata entendería que una iniciativa transpacífica tiene que ir acompañada de un acercamiento transatlántico. Fue entonces cuando EEUU miró a su tradicional aliado, Europa, y le propuso negociar un tratado de libre comercio. Las negociaciones del Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (conocido como TTIP, por sus siglas en inglés) comenzaron en julio de 2013 y, pese al empeño de la Administración Obama para llegar a su firma antes de que acabara su segundo y último mandato, todavía no ha sido cerrado.

¿Qué consecuencias puede tener la salida de Estados Unidos del TPP en la consecución del TTIP?

Ambos están íntimamente ligados, ya que su propósito común es aislar a China comercial y políticamente. La creación de zonas de libre comercio en el Pacífico y el Atlántico tiene el objetivo último de expandir la influencia mundial de EEUU y la Unión Europea en un momento de decadencia económica y política. China compite ahora cómodamente con EEUU y los europeos, así que macroacuerdos como el TPP y el TTIP crearían una superestructura internacional en la que Pekín no lo tendría tan fácil y se avendría a aceptar las reglas del juego para no quedar aislada. En opinión de expertos, el TTIP sería para Europa un segundo pilar de la OTAN y tendría dimensiones geopolíticas que podrían verse afectadas por la política de aislacionismo que propugna el presidente electo de EEUU Donald Trump.

El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
26/04/2020|
29/12/2018|
24/12/2018|
12/08/2018|
03/08/2018|
06/01/2018|
31/12/2017|
25/12/2017|
21/08/2017|
30/06/2017|
17/06/2017|
04/06/2017|
14/06/2016|
12/03/2016|
18/01/2016|
07/01/2016|
20/12/2015|
17/12/2015|
18/11/2015|
04/11/2015|
11/10/2015|
26/07/2015|
23/05/2015|
26/04/2015|
15/04/2015|
15/01/2015|
08/12/2014|
30/10/2014|
18/06/2014|
24/04/2014|
21/01/2014|
13/01/2014|
04/01/2014|
05/12/2013|
22/10/2013|
15/09/2013|
23/10/2012|
27/08/2011|
27/08/2011|
16/05/2011|
16/05/2011|
26/01/2011|
24/01/2011|
02/09/2010|
02/09/2010|
12/11/2009|
12/11/2009|
02/04/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House