Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Dossier Francisco I  
 
03/10/2015 | Ciudad del Vaticano - La ¨otra¨ agenda del Papa

Eusebio Val

Francisco se reunió en secreto, en Washington, con la funcionaria de Kentucky que boicotea las bodas homosexuales y le dio ánimos: "Manténgase firme".

 

Francisco es un papa complejo, que rompe moldes y de un comportamiento a veces imprevisible. Algunos lo acusan incluso de comunista, por algunas de sus críticas feroces al sistema económico dominante. Otros recuerdan sus posiciones muy ortodoxas, desde su época en Buenos Aires, en temas éticos. Como pontífice, da señales aparentemente contradictorias. Su reciente viaje a Cuba y Estados Unidos ha provocado algunas perplejidades.

El jueves pasado, Jorge Mario Bergoglio tuvo una jornada muy intensa, entre Washington y Nueva York. Comenzó el día con su discurso ante el Congreso. Luego visitó una parroquia que atiende a los sintecho. Por la tarde, ya en Manhattan, celebró las vísperas con el clero en la catedral de San Patricio. Y al Papa aún le quedó tiempo, entre sus compromisos oficiales, para un encuentro, que se mantuvo secreto, con Kim Davis, la funcionaria de un condado de Kentucky, una cristiana evangélica muy conservadora, que pasó cinco días en la cárcel por negarse a otorgar licencias matrimoniales a homosexuales. "Manténgase firme", la animó Francisco.

Ha causado cierto revuelo, en EE.UU. y en Roma, saber que el Papa se había reunido con Davis y con su esposo en la nunciatura de la Santa Sede en la capital federal estadounidense. No se hizo público entonces para evitar un roce diplomático con la Administración Obama, que ha impulsado la legalización de las bodas entre gais y entre lesbianas. Pero saberlo a posteriori, gracias a una filtración periodística, tampoco ha sido inocuo.

Davis reconoció haberse sentido muy emocionada por el encuentro y por las palabras que le dirigió el Papa. Fueron 15 minutos muy intensos. El Pontífice le regaló dos rosarios para que los entregara a su madre y a su suegra, ambas católicas.

El gesto de Francisco hacia Davis se interpreta como una concesión a un sector de los obispos estadounidenses que mantiene un duro pulso con la Administración Obama por algunos aspectos de su política, en concreto la reforma sanitaria, que son problemáticos para las instituciones médicas dependientes de la Iglesia debido a la obligación de proporcionar servicios de planificación familiar. La legalización de las bodas homosexuales también significa cambios en el derecho laboral que algunas organizaciones católicas se resisten a aceptar para sus empleados. Alegan que les están obligando a medidas contrarias con su conciencia. Francisco, en sus discursos y también en la rueda de prensa que ofreció en el avión, de regreso a Roma, insistió en preservar la libertad religiosa y la libertad de conciencia.

Recibir a Davis no fue el único episodio de agenda oculta de Francisco. El Papa también se vio -sin que trascendiera- con representantes de las Pequeñas Hermanas de los Pobres, una congregación muy combativa contra los preceptos de la reforma sanitaria sobre los anticonceptivos.

Resulta algo sorprendente que se solidarizara con una fundamentalista evangélica como Davis justo un papa que se atrevió a preguntarse, pocos meses después de ser elegido, "¿quién soy yo para juzgar a un gay?"

Los encuentros extraoficiales del Papa, sus guiños a los sectores conservadores, pueden inscribirse en los sutiles movimientos ante el sínodo extraordinario sobre la familia que se inaugura este fin de semana en el Vaticano. Obispos de todo el mundo discutirán sobre cómo la Iglesia debe abordar la familia moderna y las nuevas relaciones. Sobre la mesa está el tema de la comunión de los divorciados vueltos a casa. Las posiciones parecen todavía muy enfrentadas. A los sectores conservadores les ha sentado muy mal la reforma decidida por Francisco que simplifica y abrevia las nulidades matrimoniales. El Papa, hábil, podría estar intentando congraciarse con sus críticos para facilitar nuevos cambios. Las sorpresas continuarán.

La Vanguardia (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
10/08/2014|
11/05/2014|
24/07/2013|
14/03/2013|
12/02/2013|
22/12/2012|
26/05/2012|
06/06/2011|
06/06/2011|
28/05/2011|
28/05/2011|
19/05/2011|
19/05/2011|
25/04/2011|
25/04/2011|
19/03/2011|
14/01/2011|
13/12/2010|
18/11/2010|
13/11/2010|
01/11/2010|
06/10/2010|
05/10/2010|
15/07/2010|
15/06/2010|
06/06/2010|
24/04/2010|
13/01/2010|
12/11/2009|
12/11/2009|
08/11/2009|
30/03/2009|
29/03/2009|
27/03/2009|
25/03/2009|
25/03/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
12/10/2008|
12/10/2008|
09/05/2008|
07/10/2007|
18/07/2007|
15/05/2007|
15/05/2007|
30/04/2007|
30/04/2007|
22/04/2007|
22/04/2007|
28/03/2007|
08/03/2007|
23/02/2007|
23/02/2007|
23/02/2007|
12/02/2007|
12/02/2007|
01/02/2007|
01/02/2007|
25/01/2007|
25/01/2007|
24/01/2007|
24/01/2007|
25/12/2006|
25/12/2006|
16/12/2006|
16/12/2006|
17/11/2006|
17/11/2006|
06/11/2006|
26/10/2006|
16/10/2006|
16/05/2006|
28/03/2006|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House