Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
En Parrilla  
 
13/05/2018 | La presa faraónica que sólo puede abrir el Gran Líder Kim Jong-un

Javier Espinosa

El Dique del Mar del Oeste es una de las insignias de la Corea del Norte autárquica

 

La propia extensión de la carretera que une la capital norcoreana, Pyongyang, y la ciudad costera de Nampo, es un reflejo insuperable de la significación casi mística que entraña la figura del líder para este país. Los responsables eligieron una longitud muy concreta: 42 kilómetros y 216 metros.

"Así recordábamos la fecha del nacimiento de nuestro Gran Líder Kim Jong-il (16 de febrero de 1942)", explica Ri Yu Kyuang, la funcionaria gubernamental que acompaña al periodista mientras el vehículo se acerca a la Presa del Mar del Oeste.

Ubicada a 15 kilómetros de Nampo -el principal puerto norcoreano de la costa oeste del país-, la construcción siempre ha sido algo más que una simple obra ingente de ingeniería para esta nación, que la identifica como uno de los proyectos más faraónicos y emblemáticos de la era Kim Il-sung.

La entrada al embalse, que separa el Mar del Oeste y la desembocadura del río Taedong, está dominada por las enormes estatuas, que fueron erigidas para recordar a las decenas de miles de soldados y civiles que participaron en este proyecto entre 1981 y 1986. Junto a ellas se puede visualizar un monolito que alude a "las inmortales hazañas del presidente Kim Il-sung y el Líder Kim Jong-il, que sabiamente dirigieron la construcción" junto a los "heroicos" trabajadores, como recuerda el vídeo que preparó el aparato de propaganda para relatar el desarrollo de este proyecto.

Los visitantes pueden ver la citada grabación frente a una maqueta de la presa de ocho kilómetros, que en su día movilizó gran parte de los recursos del país. Las imágenes constituyen otro reflejo de la aureola casi épica con la que se presenta la historia de esta construcción, y combinan los himnos propios del realismo soviético con un lenguaje repleto de pompa o símiles como aquel que equipara el plan con "una guerra" entre "el mar salvaje" y los "hombres".

La cinta recupera la memoria visual de un esfuerzo que requirió la participación de la marina, el ejército y en general "de toda la nación", como recuerda el locutor, y alude a los "récords mundiales" que establecieron los obreros para llevar a cabo el proyecto, cuyo coste cifra en 4.000 millones de dólares.

"Todo se construyó gracias al trabajo de nuestros técnicos y nuestras propias fuerzas. Por eso el Gran Líder dijo que era un símbolo de nuestra autosuficiencia", puntualiza Kim Hae-yong, la guía oficial del enclave desde el mirador erigido para apreciar la construcción. "Consigamos una nueva victoria en todos los frentes donde se está construyendo un país socialista próspero con un ofensiva general revolucionaria", se lee en una descomunal pancarta ubicada junto a la plataforma.

El flamante Kim Jong-un

La cronología de la Presa del Mar del Oeste constituye todo un signo de cómo funciona este país, donde las prioridades las fija siempre el liderazgo, y toda una alegoría de cómo decidió atrincherarse detrás de diques, que ahora podría comenzar a abrirse -una vez más bajo los designios del nuevo Líder Supremo, Kim Jong-un- al socaire de las negociaciones que mantiene con Corea del Sur y Estados Unidos.

Eclipsado bajo el furor mediático que propició su encuentro con Moon Jae-inCorea del Norte ha asistido en las últimas semanas a toda una campaña de propaganda dirigida a encomiar la decisión de Kim Jong-un de adoptar una nueva política centrada en el desarrollo económico, que se hizo pública el pasado 20 de abril, en términos parecidos a los que se pudieran escuchar respecto a iniciativas como la Presa del Mar del Oeste.

Dos años después de acceder al poder, en marzo de 2013, el joven mandatario norcoreano definió su ideario en un recordado discurso frente a la cúpula del Partido de los Trabajadores, en el que apostó por lo que se llamó la Línea Byongjin, que pretendía promover un desarrollo paralelo de su programa nuclear y del progreso de las finanzas nacionales, marcando ya una diferencia con el "Songun" -"el sector militar lo primero"- que promovió su padre, Kim Jong-il.

Su alocución de abril conlleva un enésimo cambio en las prioridades nacionales y de forma implícita la relegación que se otorgó durante décadas a la parafernalia bélica -al menos en teoría- desde la perspectiva de que "ya ha cumplido" su objetivo: conseguir un arsenal nuclear.

Nada más hacerse oficial la nueva directriz, el principal diario del país, Rodong Sinmun, aseguró que este posible cambio de 360 grados en la política local quedará "grabado para siempre en la historia" del estado. El matutino argumentó que "la nueva línea estratégica para canalizar los esfuerzos en la construcción económica" es un reflejo de "la brillante sabiduría" del Partido y un "plan grandioso".

Bajo esta dinámica, los medios locales comenzaron a publicar entrevistas con dirigentes y ciudadanos norcoreanos en el que todos parecían competir en sus muestras de obediencia a la decisión de Kim Jong-un. "Estamos seguros de que ganaremos mientras avancemos por la ruta que nos indica el Líder Supremo", puntualizó Kim Yong-nam, viceministro de la Industria del Carbón.

Las mismas plataformas ideológicas difundieron supuestas misivas firmadas por educadores, oficiales del ejército o funcionarios municipales en las que se "felicitaba" y "agradecía" al dirigente por su deseo de "construir un paraíso para el pueblo", en expresión de Pae Kyong-nam, el ayuntamiento de Pyongyang. "En nuestra mente las decisiones del Partido son ciencia, victoria y verdad", añadía Kim Myong-chol, director general del Departamento Forestal del Ministerio de Protección Medio Ambiental.

Destino: Vietnam o China

Medios surcoreanos han filtrado el hipotético contenido de la conversación privada que mantuvieron Kim Jong-un y Moon Jae-in en Panmunjon y, según esa versión, el dirigente norcoreano explicó a su contraparte que pretende copiar el modelo aperturista de Vietnam, que dio paso al libre mercado en 1986 manteniendo la primacía del partido comunista, y al mismo tiempo ha protagonizado una significativa aproximación hacia EEUU como medio para frenar la imparable influencia en la región de China.

"Corea del Norte está buscando una vía para reformarse y abrirse al estilo de Vietnam", indica en el mismo sentido el ex ministro de Unificación surcoreano, Chung Dong-young. Otro experto, Andrei Lankov, del 'think tank', Korean Risk Group, opina que las palabras del mandatario norcoreano anticipan "un programa económico a la china" y "reformas" que no llegó a citar.

Kim Jong-un lleva ya varios años adoptando medidas destinadas a flexibilizar la economía local, como permitir a los granjeros que comercien con el excedente de sus cosechas y a las factorías que vendan directamente al público o que fijen los salarios de sus empleados según su productividad. "Gran parte de la economía norcoreana se ha vuelto en gran medida libre del control y la supervisión central, y la gran mayoría de las unidades industriales (ahora) se las deben arreglar para valerse por sí mismas", indica el experto Peter Ward en la publicación especializada NK Pro.

Pero ahora resta por ver si el dirigente es capaz de abrir los diques que establecieron sus antecesores y arrinconar el legado de décadas de aislamiento y apuesta por la autarquía. "Corea del Norte está frente a un cruce entre dos objetivos diferentes: ser un estado nuclear o un país normal", sentencia Kim Tae-Hwan, un profesor de la Academia de Diplomacia Nacional de Corea del Sur en un foro dedicado al nuevo periodo que se vive en la Península, que se celebró en vísperas de la cita entre los dos mandatarios coreanos.

El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
22/04/2018|
09/04/2018|
02/02/2018|
31/12/2017|
19/12/2017|
29/11/2017|
26/10/2017|
21/10/2017|
06/08/2017|
13/04/2017|
07/03/2017|
12/01/2017|
19/10/2016|
19/09/2016|
01/09/2016|
14/06/2016|
08/05/2016|
15/01/2016|
25/11/2015|
11/11/2015|
09/11/2015|
20/10/2015|
19/10/2015|
15/10/2015|
21/08/2015|
18/04/2015|
03/04/2015|
10/12/2014|
05/10/2014|
12/06/2014|
09/05/2014|
03/05/2014|
23/08/2013|
23/06/2013|
17/12/2012|
08/11/2012|
05/11/2012|
28/07/2012|
28/07/2012|
28/07/2012|
28/07/2012|
22/05/2012|
19/02/2012|
19/02/2012|
19/02/2012|
26/07/2011|
16/03/2011|
22/01/2011|
01/01/2011|
02/10/2010|
07/03/2010|
16/02/2010|
02/02/2010|
31/01/2010|
27/01/2010|
17/01/2010|
08/11/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
11/12/2008|
11/12/2008|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House