Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
18/10/2020 | Entrevista - Hikmet Hajiyev, asesor presidencial azerbaiyano: ¨Nunca hemos excluido conceder el autogobierno a Nagorno Karabaj¨

Javier Espinosa

El principal consejero de política exterior del presidente de Azerbaiyán dice que Bakú estaría dispuesta a ofrecer una amplia autonomía a la región de mayoría armenia a cambio de recuperar los territorios ocupados.

 

Experto en Relaciones y Legislación Internacionales, el diplomático azerbaiyano Hikmet Hajiyev se ha convertido en una de las figuras más mediáticas del conflicto que se libra por enésima vez en Nagorno Karabaj.

Hajiyev ejerce como una suerte de ministro de Exteriores "paralelo" gracias a su posición como asesor del jefe de Estado de ese país, Ilham Aliyev, y la jefatura que ejerce sobre el departamento presidencial de Relaciones Exteriores.

El portavoz de Bakú concedió esta entrevista conjunta al diario EL MUNDO y el alemán 'Die Welt' por medio de Skype.

Pregunta.- ¿Cree posible que la tregua pactada en Moscú sobreviva pese a los ataques que se siguen produciendo en el frente casi a diario?

Respuesta.- Azerbaiyán sigue comprometido con el alto el fuego, pero desafortunadamente esa no es la actitud del lado armenio. El pasado día 11 (después de que entrara en vigor el alto el fuego) atacaron con un misil Scud la segunda ciudad de nuestro país. Es un arma muy destructiva. No había ningún objetivo militar en ese lugar [era un bloque de apartamentos]. Murieron 10 civiles y otros 34 resultaron heridos gravemente. Es uno de los primeros casos recientes en el territorio de la OSCE [la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa] en los que se usa un Scud contra una ciudad. Además, las fuerzas armenias intentaron usar la pausa para reagruparse y contraatacar. Esta mañana [por el jueves] nuestro radar detectó que habían desplegado misiles Scud en la frontera de Armenia y la región ocupada de Kalbajar [un distrito azerbaiyano capturado en 1993]. Hemos visto que anteriormente ya habían atacado con este tipo de armas instalaciones e infraestructura civil. Por ello nos vimos obligados a tomar medidas preventivas y neutralizar ese sistema de misiles.

P.- Pero su ejército también ha seguido bombardeando las ciudades de Nagorno Karabaj...

R.- Ellos han seguido bombardeando las ciudades de Azerbaiyán, incluida Tartar a la que ahora llamamos la Stalingrado de Azerbaiyán porque en menos de una hora sufrió el ataque de más de 2.000 proyectiles. Nosotros somos muy selectivos en nuestros bombardeos. Hemos identificado tres bases de artillería y misiles en Khankendi [el nombre que Bakú usa para Stepanakert, la capital de Nagorno Karabaj] y esas instalaciones son un objetivo legítimo. Algunas de ellas están muy cerca de la ciudad y es posible que se registraran daños colaterales, no lo podemos negar. Hemos usado munición muy precisa para evitar en lo posible víctimas civiles. Todo lo contrario de lo que hacen los armenios. Ganja fue atacada también el 4 de octubre con un misil de largo alcance. También bombardearon Mingachevir, que es una zona industrial donde se produce electricidad y donde se encuentra la principal reserva de agua de Azerbaiyán. Todas estas acciones han dejado muchos civiles azerbaiyanos muertos.

P.- Las fuerzas armenias acusan a su país de usar mercenarios sirios en este conflicto, un señalamiento corroborado por diversos observadores independientes. Hemos podido ver incluso vídeos de estos milicianos peleando en el frente. ¿Cuál es su respuesta a esta acusaciones?

R.- Lo rechazamos completamente, es propaganda. No los necesitamos. Tenemos suficientes fuerzas, y un ejército muy profesional. ¿Para qué van a venir los sirios a Azerbaiyán? Esos vídeos son falsos. ¿Tienen alguna prueba real los armenios? Nosotros sí podemos probar que ellos han desplegado [en Nagorno Karabaj] a armenios procedentes de Líbano y Siria. Hemos identificado a un ciudadano canadiense y a representantes del PKK (el movimiento armado kurdo) que han venido a pelear en Nagorno Karabaj. Los armenios están intentando distraer la atención sobre su uso de mercenarios para atacar a Azerbaiyán.

P.- El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ofreció enviar observadores militares a Nagorno Karabaj para ayudar a que se respete el alto el fuego. ¿Cuál es la respuesta de su Gobierno?

R.- Vamos a ser claros. Azerbaiyán no está realizando operaciones en el territorio de otro país sino en el que se encuentra bajo su soberanía y no creemos que sea aplicable ahora mismo el envío de estos militares. No los necesitamos en este momento. Lo más importante es incidir en la ocupación que sufrimos por parte de las fuerzas armenias que ha sido reconocida por las [4] resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Primero, las fuerzas armenias tienen que retirarse y permitir el regreso de los desplazados, y después podemos hablar de fuerzas de interposición. Ahora es muy prematuro. A veces nos dedicamos a tratar los síntomas de este conflicto, pero la raíz del mismo es la ocupación. No podemos transferir este conflicto a las generaciones futuras. Tenemos que aprovechar este instante para adoptar un acuerdo basado en el concepto de tierra por paz.

P.- ¿Aceptarían ustedes iniciar un diálogo real con el lado armenio si este devuelve en primera instancia algunos de los territorios ocupados?

R.- Sí, ese sería un paso adecuado en la dirección correcta para permitirnos recuperar la confianza. Podemos ir paso a paso. El primer paso podría ser la retirada de las tropas de algunos de los territorios ocupados, de cinco de las siete regiones [distritos que no forman parte de Nagorno Karabaj y fueron capturados en la década de los 90] que controlan. Eso podría ser una medida para conseguir una desescalada. Las otras opciones sólo son bombas de tiempo. En 1994 había un plan de paz muy detallado que incluso determinaba el momento en el que los militares armenios debían replegarse pero Armenia siempre ha negado la existencia de ese plan. Tenemos que permitir el regreso de los refugiados. Durante casi 30 años hemos tenido que acoger a un millón de refugiados [azerbaiyanos expulsados de Karabaj y las siete regiones ocupadas por sus adversarios]. Había azerabaiyanos en Shusha, en Khankendi (Stepanakert)...

P.- ¿Qué tipo de asistencia militar están recibiendo de Israel?

R.- El papel de Israel ha sido exagerado por Armenia. El 90% del arsenal que usa nuestro ejército es procedente de Rusia. También tenemos acuerdos de cooperación defensiva con otros países como Bielorrusia, Ucrania, Turquía o Israel.

P.- ¿Cómo explica usted que pueblos que fueron vecinos y convivieron juntos durante tanto tiempo no sean capaces ahora de salir de este círculo vicioso de violencia, guerra y odio?

R.- Sí, es muy desafortunado, pero los que comenzaron no fueron los azerbaiyanos. A finales de los 80 los armenios lanzaron un movimiento separatista y en los 90 hubo masacres de poblaciones azerbaiyanas [no cita las de los armenios] basándose sólo en la discriminación racial. Les asesinaban por ser azerbaiyanos. Algo similar a lo que ocurrió en Srebrenica. Desafortunadamente en aquellos años en Europa se ignoraba lo que pasaba en el Cáucaso comparado con lo que ocurría en los Balcanes pero aquí también se sufrió mucho. Desde el lado azerbaiyano le diré que nosotros no odiamos a los armenios. Hay 30.000 armenios viviendo en Bakú y tenemos una iglesia armenia, una ortodoxa y una amplia comunidad judía. Estamos muy orgullosos de ser una sociedad multicultural. Pensamos que una vez que acabe la ocupación militar, armenios y azerbaiyanos deben vivir de forma conjunta y en paz en Nagorno Karabaj. Creo que podemos conseguir esa reconciliación.

P.- Usted sabe que para encontrar una solución a una pugna tan compleja hay que ofrecer concesiones. Usted exige la retirada de las tropas armenias de los territorios ocupados. A cambio, ¿cuál sería la oferta de su Gobierno?

R.- Durante 30 años los azerbaiyanos han participado en negociaciones para conseguir un acuerdo al que no se pudo llegar. El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, ha hecho todo lo posible por destruir la última esperanza de paz. Dijo: Karabaj es Armenia y punto. Nosotros hemos ejercido una paciencia estratégica. Nadie habría aguantado tanto con un millón de refugiados, con toda una generación que ha crecido siendo refugiados. Este es un problema muy complejo que no se puede resolver de una sola vez. Hay que ir paso a paso. Como le decía, primero que devuelvan cinco regiones, y después las otras dos y el autogobierno de Nagorno Karabaj. Nunca hemos excluido conceder el autogobierno a Nagorno Karabaj dentro de las fronteras de Azerbaiyán. Algo como lo que ocurre en la región de Tirol del Sur (un territorio donde la población habla en su mayoría alemán y que dispone de una amplia autonomía) o en las islas finlandesas de Aland (habitadas por suecos, donde ese es el idioma oficial y no el finlandés, y se usa una 'constitución' local aunque sea bajo la soberanía del país vecino). Pero no se pueden cambiar las fronteras reconocidas internacionalmente por la fuerza.

 

 

El Mundo (España)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
21/08/2019|
26/02/2019|
31/01/2019|
12/12/2018|
13/05/2018|
22/04/2018|
09/04/2018|
02/02/2018|
31/12/2017|
19/12/2017|
29/11/2017|
26/10/2017|
21/10/2017|
06/08/2017|
13/04/2017|
07/03/2017|
12/01/2017|
19/10/2016|
19/09/2016|
01/09/2016|
14/06/2016|
08/05/2016|
15/01/2016|
25/11/2015|
11/11/2015|
09/11/2015|
20/10/2015|
19/10/2015|
15/10/2015|
21/08/2015|
18/04/2015|
03/04/2015|
10/12/2014|
05/10/2014|
12/06/2014|
09/05/2014|
03/05/2014|
23/08/2013|
23/06/2013|
17/12/2012|
08/11/2012|
05/11/2012|
28/07/2012|
28/07/2012|
28/07/2012|
28/07/2012|
22/05/2012|
19/02/2012|
19/02/2012|
19/02/2012|
26/07/2011|
16/03/2011|
22/01/2011|
01/01/2011|
02/10/2010|
07/03/2010|
16/02/2010|
02/02/2010|
31/01/2010|
27/01/2010|
17/01/2010|
08/11/2009|
08/03/2009|
08/03/2009|
11/12/2008|
11/12/2008|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House