Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Inteligencia y Seguridad  
 
22/10/2011 | España - ETA: Ni pactaron ni negociaron

Jorge Fernández Menéndez

La organización terrorista ETA abandonó, después de casi medio siglo, la vía de las armas. Había causado más de 880 muertes.

 

El mundo cambia, aunque en ocasiones tan clavados como estamos en los detalles más ínfimos de nuestra agenda nacional, no podamos verlo ni sacar conclusiones de lo que pasa allá afuera. Ayer, la organización terrorista ETA abandonó después de casi medio siglo, la vía de las armas. Había causado más de 880 muertes y fue un lastre indudable en el proceso de democratización español: si su accionar pudiera haber tenido algún tipo de justificación durante el franquismo, con la llegada de la democracia, a fines de los 70, su accionar perdió toda legitimidad y se convirtió en un desafío a la paz y la estabilidad de los españoles, incluso para obtener mayores márgenes de autonomía del pueblo vasco. La larga lucha de la democracia española contra la ETA ha permitido también comprobar que un Estado, sin someterse, sin aceptar chantajes, sin abandonar sus principios, a pesar de todo tipo de provocaciones, puede y debe acabar con los fenómenos de violencia de todo tipo.

Por una de esas buenas casualidades que la historia en ocasiones nos propicia, casi en el mismo momento en el que se anunciaba que ETA abandonaba las armas, se sabía que el dictador libio Muammar Gadhafi, que gobernó Libia durante 42 años (prácticamente los mismos en los que ETA operó militarmente, con el agregado de que en muchas ocasiones los integrantes de esa organización recibieron ayuda y entrenamiento de ese régimen), el dictador que apoyó todo tipo de organizaciones terroristas, que ordenó detonar aviones de pasajeros e ignoró durante décadas a la comunidad internacional, había finalmente muerto, luego de un ataque de la OTAN al convoy en el que se trasladaba. Excéntrico es lo más suave que se puede decir de Gadhafi, en realidad un hombre enloquecido por el poder que llegó incluso a dejar que su país no tuviera siquiera constitución o un parlamento, aunque fuera un títere legislativo, para concentrar absoluta y discrecionalmente el poder.

Nadie puede saber con exactitud qué sucederá finalmente con la ETA, aunque en su caso resulta evidente que su estructura ya no daba para más, sobre todo desde que Francia y España se pusieron en una misma sintonía de combate común contra esa organización y cuando, luego de los atentados a la terminal 4 del aeropuerto de Barajas, hace ya varios años, se rompieron con ella todos los lazos políticos, incluso de los otros grupos nacionalistas vascos. Ese aislamiento fue clave para la derrota de ETA.

Todas las fuerzas políticas, sin excepción, tuvieron claridad para no confundir al enemigo común y no jugar políticamente ante lo que era el mayor potencial de violencia y desestabilización para el país. Claro que hay enormes diferencias entre el PP y el PSOE, mucho más entre los distintos partidos nacionalistas e incluso entre los gobiernos comunitarios y el central en España. Pero nadie tuvo dudas, sobre todo en los últimos años después del atentado de la T4, de que el enemigo era ETA y que no había más rumbo de negociación que acabar con ella exigiéndole un abandono sin condiciones de las armas.

Es una lección que debemos aprender. Hay desafíos que trascienden los partidos, las ideologías. Ante una lógica de violencia irracional en un Estado democrático, la ETA se convirtió en el sinónimo del terror y de la desestabilización. Incluso de la posibilidad de manipulación de esa organización y sus acciones, como ha ocurrido en el pasado, o como sucedió con los atentados del 15/M en Atocha.

La ETA estuvo a punto de hacer naufragar el primer gobierno de Felipe González, porque realizó, en sus años de mayor expansión, hasta un centenar de atentados y asesinatos anuales, innumerables secuestros, impuso lo que aquí conocemos como el pago de piso y en España se conocía como el impuesto revolucionario, una vil extorsión masiva. En esa vorágine fueron sus víctimas niños, mujeres, civiles y agentes de seguridad, miembros de todos los partidos, funcionarios federales y municipales. Y la convicción de todas las fuerzas políticas fue que la ETA era un adversario que debía ser derrotado.

Hace ya mucho tiempo que nadie hablaba de pactos, de ceses de fuego, de no asumir responsabilidades institucionales o de acusar a los cuerpos de seguridad especializados en esa lucha de represores. Nadie pidió la salida de las fuerzas de seguridad en el País Vasco ni nadie dijo que eso implicaba la militarización de la democracia.

Si eso se pudo lograr ante una organización que enarbolaba como bandera el sentimiento legítimo de autonomía, e incluso de independencia, de una buena parte de la población vasca, ¿por qué resulta tan difícil de entender y procesar para nuestra clase política ante grupos criminales que han asesinado a miles de mexicanos sin más motivación que el dinero ilícito?

Excelsior (México)

 


Otras Notas Relacionadas... ( Records 1 to 10 of 1880 )
fecha titulo
07/02/2014 España -Corrupción: no estamos solos
26/12/2013 España: Unidad de mercado a prueba de triquiñuelas
16/12/2013 España - Asi es el plan de choque anticorrupción
02/11/2013 España - El CNI colaboró con Londres en 'Operaciones Encubiertas de Internet' en 2008
03/08/2013 Al-Qaida: Interpol issues global alert over al-Qaida-linked prison breakouts
24/07/2013 Los tentáculos de Hezbolá en América Latina
03/07/2013 España - Optimismo anticipado
17/06/2013 España - Les toca a los partidos
14/06/2013 El triunfo de Bin Laden
13/06/2013 España - Barcelona: Manel Prat anuncia que los Mossos utilizarán cañones de agua en algunas manifestaciones violentas


Otras Notas del Autor
fecha
Título
09/11/2019|
24/10/2019|
23/10/2019|
21/10/2019|
09/10/2019|
30/09/2019|
20/09/2019|
06/09/2019|
27/07/2019|
24/07/2019|
06/07/2019|
06/11/2018|
18/10/2018|
09/10/2018|
22/08/2018|
24/03/2018|
09/12/2016|
17/07/2013|
12/07/2013|
10/07/2013|
15/06/2013|
02/05/2013|
27/02/2013|
15/12/2012|
30/11/2012|
06/11/2012|
11/09/2012|
29/08/2012|
17/08/2012|
29/06/2012|
26/06/2012|
16/06/2012|
22/04/2012|
01/09/2011|
01/09/2011|
25/05/2011|
26/02/2011|
14/01/2011|
15/12/2010|
13/11/2010|
26/10/2010|
02/10/2010|
14/09/2010|
10/09/2010|
10/09/2010|
17/08/2010|
17/08/2010|
11/08/2010|
30/07/2010|
09/07/2010|
24/06/2010|
19/06/2010|
08/06/2010|
27/05/2010|
22/05/2010|
13/04/2010|
08/04/2010|
23/03/2010|
16/03/2010|
04/02/2010|
15/01/2010|
07/01/2010|
18/12/2009|
03/12/2009|
03/12/2009|
07/11/2009|
27/10/2009|
17/09/2009|
09/09/2009|
09/09/2009|
03/09/2009|
24/08/2009|
14/08/2009|
14/08/2009|
05/08/2009|
05/08/2009|
30/07/2009|
30/07/2009|
11/03/2009|
11/03/2009|
04/03/2009|
04/03/2009|
19/02/2009|
25/02/2008|
19/02/2008|
10/11/2007|
13/06/2007|
13/06/2007|
23/02/2007|
23/02/2007|
23/02/2007|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House