Inteligencia y Seguridad Frente Externo En Profundidad Economia y Finanzas Transparencia
  En Parrilla Medio Ambiente Sociedad High Tech Contacto
Frente Externo  
 
14/07/2017 | Acero: otra metida de pata de Trump

América Economía Staff

El fin de semana pasado, Rence Priebus, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, dijo que el presidente Donald Trump probablemente impondrá aranceles a las importaciones de acero porque “prometió que lo haría”.

 

La promesa la hizo en la campaña presidencial y sacó aplausos de la ineficiente industria siderúrgica estadounidense, que comenzó a declinar sostenidamente a fines de los años 60 y que hoy produce la mitad del acero que producía hace 50 años. En abril, Trump firmó una orden ejecutiva para iniciar un estudio del tema que recomendaría establecer un arancel parejo de hasta 20% a todas las importaciones de acero, amparándose en una ley de 1962 que permite hacerlo si el país depende de la producción extranjera de una materia prima clave para la seguridad nacional en caso de guerra.

El estudio debe dar su recomendación por estos días, pero ni los más fanáticos partidarios de Trump pueden creer que el presidente quiera aumentar la producción de acero estadounidense por razones de seguridad nacional. El hecho puro y simple es que, tal como lo ha hecho con el carbón, Trump quiere proteger a una industria local que hace mucho tiempo dejó de ser competitiva a nivel global.

La comisión encargada del estudio es encabezada además por el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, quien hizo su fortuna de US$ 2.500 millones gracias a la compra apalancada de empresas de acero y carbón en problemas y que es visto  por la industria acerera como un amigo.  El otro cargo importante en comercio, el de US Trade Representative, Trump se lo dio al abogado Bob Lighthizer, quien ha estado vinculado a las acerías estadounidenses desde hace décadas y defendido a empresas estadounidenses contra la supuesta competencia desleal de empresas extranjeras. En los años 1980, como segundo del entonces US Trade Representative, convenció a México, Corea del Sur, Japón y el Reino Unido de que aceptaran restricciones voluntarias a los volúmenes de acero que exportan a Estados Unidos.

Es difícil pensar que a estas alturas Trump crea que poner trabas al acero importado vaya a generar empleo. Quizá en las acerías, pero encarecer el acero importado encarecerá todo aquello que use el acero como materia prima -los autos por ejemplo-, y causará desempleo en esas industrias. Eso es mala noticia para Ford, Chrysler y General Motors, que ya han comenzado a preocuparse de que las ventas de automóviles nuevos en Estados Unidos han pegado un frenazo tras varios años de alta velocidad.

Trump ha tratado también de vender los aranceles al acero como una movida contra los chinos, que efectivamente subsidian su industria siderúrgica y son los principales causantes del exceso de acero que hay en el mundo hoy. Pero sus palabras tampoco son creíbles: un aumento de aranceles no castigaría a los chinos porque los chinos ya han sido castigados. Los gobiernos de Bush (2000-2008) y de Obama (2008-2016) impusieron trabas no arancelarias y aranceles específicos al acero chino dentro de los marcos de la Organización Mundial del Comercio. Como resultado, China, el mayor productor de acero del mundo, ni siquiera está entre los diez mayores exportadores de esa materia prima a Estados Unidos.

Canadá es el mayor exportador siderúrgico hacia EEUU, con un 19% del total que compra el país. Lo siguen Brasil (13%), Corea del Sur (12%) y México (9%). Si se suman los países de la Unión Europea, ellos están en primer lugar con un 23%. Y como la ley que se usaría para imponer aranceles por seguridad nacional exige un impuesto parejo y general para todos los países, los castigados serían principalmente los vecinos y amigos de EEUU. Entre ellos, las dos mayores economías latinoamericanas, que necesitan impulso y no trabas de este clave socio comercial.

Muy pocos en el gobierno están de acuerdo con los aranceles que ha prometido Trump. En la cumbre del G20 de la semana pasada en Hamburgo, en medio del teatro del absurdo que fue el encuentro Trump-Putin y las andanadas de declaraciones y ciberdeclaraciones que siguieron, no fueron muchos los que percibieron que Europa amenazó a EEUU con aranceles a los productos agrícolas, al tiempo que anunciaba conversaciones de un acuerdo de libre comercio con Japón.

Con cualquier otro presidente, demócrata o republicano, la imposición de un arancel a las importaciones de acero sería casi imposible. Es tan claro que se trata de un gigantesco error político y económico para el propio EEUU, que nadie habría contemplado una idea así y menos la habría convertido en promesa de campaña. Pero EEUU eligió presidente a un analfabeto económico que piensa que el déficit comercial con otro país es malo por definición y que la forma de arreglar la situación es encareciendo los productos importados.

Todavía hay esperanza de que algún ministro o asesor lo haga entender lo que está haciendo. Pero incluso si lo entiende, hay que recordar las palabras de su jefe de gabinete: probablemente impondrá los aranceles porque se lo prometió a sus bases. Otra más de Trump a la cuenta de EEUU.

América Economía (Chile)

 



Otras Notas del Autor
fecha
Título
27/10/2017|
22/10/2017|
16/09/2017|
10/09/2017|
26/08/2017|
25/06/2017|
10/06/2017|
07/06/2017|
01/06/2017|
31/05/2017|
20/05/2017|
09/04/2017|
01/04/2017|
27/03/2017|
12/01/2017|
08/12/2016|
04/12/2016|
01/11/2016|
11/07/2016|
08/06/2016|
27/04/2016|
30/03/2016|
17/03/2016|
17/03/2016|
17/03/2016|
01/12/2015|
17/10/2015|
18/09/2015|
24/08/2015|
26/07/2015|
25/06/2015|
04/06/2015|
21/05/2015|
03/05/2015|
20/04/2015|
02/04/2015|
16/03/2015|
01/03/2015|
21/02/2015|
13/02/2015|
29/01/2015|
24/01/2015|
19/01/2015|
03/01/2015|
21/12/2014|
06/12/2014|
25/11/2014|
19/11/2014|
06/11/2014|
29/10/2014|
22/10/2014|
18/10/2014|
06/10/2014|
27/09/2014|
13/09/2014|
06/09/2014|
26/07/2014|
08/07/2014|
25/05/2014|
09/05/2014|
05/05/2014|
20/04/2014|
14/04/2014|
31/03/2014|
20/03/2014|
10/03/2014|
14/02/2014|
17/01/2014|
02/01/2014|
26/12/2013|
13/12/2013|
08/12/2013|
29/11/2013|
20/11/2013|
18/11/2013|
09/11/2013|
09/11/2013|
15/10/2013|
16/09/2013|
23/08/2013|
25/07/2013|
05/06/2013|
29/04/2013|
29/04/2013|
27/04/2013|
30/03/2013|
02/02/2013|
25/01/2013|
22/01/2013|
04/01/2013|
04/01/2013|
04/01/2013|
02/12/2012|
02/12/2012|
13/11/2012|
13/11/2012|
22/10/2012|
22/10/2012|
12/07/2012|
28/05/2012|
12/04/2012|
04/04/2012|
31/03/2012|
16/02/2012|
27/10/2011|
09/10/2011|
12/09/2011|
12/09/2011|
27/08/2011|
27/08/2011|
23/08/2011|
23/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
22/08/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
16/07/2011|
09/07/2011|
09/07/2011|
13/06/2011|
13/06/2011|
30/01/2011|
13/11/2010|
13/11/2010|
08/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
07/11/2010|
25/10/2010|
06/09/2010|
30/08/2010|
30/08/2010|
29/08/2010|
29/08/2010|
30/07/2010|
12/07/2010|
26/06/2010|
13/04/2010|
05/03/2010|
15/02/2010|
20/12/2009|
20/12/2009|
05/12/2009|
05/12/2009|
23/07/2009|
23/07/2009|
20/03/2009|
25/01/2009|
26/06/2008|
26/06/2008|
03/05/2008|

ver + notas
 
Center for the Study of the Presidency
Freedom House